Tag Archives: Carlismo

[Opinión] La tradición federalista del carlismo catalán

Artículo de Javier Cubero  publicado en www.naiz.eus 05/07/2018

No es un debate nuevo el de la participación del carlismo en la génesis del catalanismo. La novedad es el nivel de visibilidad que ha adquirido este asunto al saltar de la torre de marfil de la comunidad historiográfica a las tribunas de los medios de comunicación de masas. Rebuscando en la hemeroteca solamente encontraremos un caso semejante, la polémica desarrollada en las páginas de La Vanguardia a partir de la publicación, el 15 de julio de 1999, del artículo «¿Hubo 11.000 carlistas?» de Ernest Lluch.

Al igual que entonces, entre los escritores y periodistas que durante estos meses han tratado la materia tropezamos con planteamientos extremadamente diferentes. Mientras la mayoría esboza una filiación directa y automática entre el carlismo de ayer y el independentismo de hoy; una minoría, en cambio, niega la existencia de cualquier tipo de vinculación histórica entre carlismo y catalanismo. Arrastrados por intereses ideológicos de muy diverso tipo, algunos autores pretenden atribuir unas raíces exclusivamente republicanas, laicas, urbanas, europeas, e incluso masónicas y esperantistas, al conjunto del movimiento catalanista. Por lo visto deben de ignorar que el primer nacionalismo catalán, el que aprobó en 1892 las Bases de Manresa, y más tarde constituirá la Lliga Regionalista, no solamente exaltaba la casa pairal sino que proclamaría que «Catalunya serà cristiana o no serà». O que los carlistas que en 1931 fundaron Unió Democràtica de Catalunya no descubrieron el catalanismo de la noche a la mañana.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

[Publicaciones] El Federal Nº 66

Desde estas líneas, os animamos a partici­par en la confección y elaboración del contenido, así como a su sostenimiento económico para que su continuidad en so­porte papel sea posible porque sigue siendo el único medio accesible para muchos de nuestros militantes y porque nos da la posibilidad también de que otra gen­te, cercana, o no tanto, conozca nuestras propuestas de convivencia para caminar hacia una Sociedad más Cooperati­va, Justa, Solidaria y en Paz.

Por sólo 30€ al año, podrás recibir puntualmente cuatro números de El Federal en tu domicilio.

Para más información te puedes poner en contacto a través de nuestro correo electrónico:

partidocarlista@partidocarlista.com

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

[Opinión] La democracia y el origen del carlismo socialista

Artículo de Manuel Fernández de Sevilla* publicado en www.elcomunista.net

El problema de la democracia es su cortoplacismo en la toma de decisiones y soluciones al deberse a un mercadillo de votos. Por otro lado es una pantomima al hacer creer a la gente que sus decisiones serán tenidas en cuenta, cuando resulta que gobiernan en realidad los poderes financieros que no se presentan a las elecciones. Los partidos afines a los poderes financieros que representan los intereses del IBEX35 y otros grupos multinacionales son en realidad quienes gobiernan este país.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

[Opinión] Museo del Carlismo: una reforma contra la historia

Artículo de Manuel Martorell publicado en Diario de Navarra 29/05/2018

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

[Opinión] Carlismofobia y recentralización

Artículo de Javier Cubero publicado en www.naiz.eus 29/05/2018

Cuando en el pasado verano dos organizaciones juveniles de izquierda independentista, Ernai en Donostia y Arran en Barcelona, desarrollaron diversas protestas no contra el turismo, sino contra un modelo concreto de turismo masificado y sus nefastos efectos, algunos periodistas empezaron nuevamente a acordarse del Carlismo decimonónico.

Posiblemente el primero de ellos fue Víctor Lapuente Giné (“El País”, “Carlistas contra turistas”, 15/08/2017), quien estableció un paralelismo dos siglos después en base al común objetivo de «frenar el capitalismo liberal y quitar poder al Estado central para devolvérselo a una comunidad local supuestamente más auténtica», pero también a la misma localización geográfica en determinadas comarcas como el Berguedà. Si bien reconocía importantes divergencias respecto a la letra de los himnos, concluía afirmando que «el tono de su música es parecido: la épica de un pueblo que se rebela contra el mundo».

Es innegable la realidad histórica de un mundo rural pirenaico que en el pasado reivindicaba el foralismo carlista pero en el presente apoya al nacionalismo revolucionario. El caso de Berga podría ser considerado como paradigmático, si actualmente es el municipio más importante que gobierna la CUP, en tiempos de la Primera Guerra Carlista era la capital de la junta de gobierno del carlismo catalán.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

[Historia] ¿Por qué se levantaron en nombre del rey? La incomodidad de la izquierda ante el Dos de Mayo

A contiuación reproducimos este interesante artículo de Álvaro París Martín publicado en la web www.somosmalasaña.com

El Dos de Mayo de 1808 ha sido extensamente atendido en este periódico. No en vano, el devenir actual de sus calles sigue marcado por aquellos sucesos por la toponimia, sus fiestas, los turistas o la historia. En esta ocasión, damos tribuna a Alvaro París, especialista en el periodo, que acompaña el relato de los hechos con su visión desde el pensamiento político contemporáneo.

                                                                                                                                    Francisco de Goya

El Dos de Mayo de 1808 ocupa un lugar privilegiado en la construcción del relato nacionalista español. En la actualidad, esta conmemoración despierta lo más rancio del discurso “casticista”, en el que unas clases populares de cartón piedra se ponen al servicio de la construcción de una idea tradicional de España. Del otro lado del espectro político, el levantamiento del 2 de mayo siempre ha sido incómodo para la izquierda, que no se explica que la primera irrupción moderna de las clases populares en la política se hiciese en nombre de un Borbón y en contra de la herencia de la Revolución francesa. En los últimos tiempos, Podemos ha intentado sin demasiado éxito disputar la idea de Patria, buscando la matriz popular de la nación española. En un mitin celebrado en la Puerta del Sol en 2015, Pablo Iglesias exclamó que fueron “los de abajo” quienes se opusieron a la invasión francesa, frente a la pasividad de “unos gobernantes que sólo defendían sus privilegios”. Intentando conectar los acontecimientos de 1808 con la proclamación de la II República y el 15-M, el líder de Podemos integraba el Dos de Mayo en un relato alternativo sobre el surgimiento de una Patria popular y progresista1.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

[Prensa] El Partido Carlista reivindica una regeneración desde las minorías

MONTEJURRA 2018

Noticia publicada en www.noticiasdenavarra.com 07/05/2018

Califica los casos de Altsasu y ‘La Manada’ como “una vergüenza, síntoma de un sistema enfermo”

Ayegui– Bajo el lema Federalismo para convivir, las faldas de Montejurra recibieron ayer, un año más, el tradicional encuentro del Partido Carlista, que cada primer domingo de mayo reúne a decenas de militantes y simpatizantes. Tras una misa pública en el monasterio de Irache y un homenaje en el monolito de Ricardo García Pellejero y Aniano Jiménez Santos -ambos asesinados en 1976-, se celebró el acto político ante cerca de 200 personas de diferentes puntos del Estado.

El primero en tomar la palabra fue el secretario general de Navarra, Lázaro Ibáñez, que destacó la “necesidad” de la existencia del Partido Carlista. “Los cambios en la sociedad a lo largo de la historia siempre han sido promovidos por los grupos minoritarios”, aseguró. Ibáñez arremetió contra la “continua manipulación de la llamada izquierda democrática”, recordando que “durante el Franquismo nos detenían por centenares, nos torturaban, nos cerraban los círculos y desterraban a nuestros dirigentes”.

El secretario realizó una radiografía de la sociedad actual, que calificó como “enferma”, un adjetivo que aplicó también a su propia agrupación. “Debemos hacer un esfuerzo como partido para avanzar hacia una sociedad con otros valores y que respete nuestra historia de casi 200 años”.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

[Publicaciones] El Federal Nº 65

Desde estas líneas, os animamos a partici­par en la confección y elaboración del contenido, así como a su sostenimiento económico para que su continuidad en so­porte papel sea posible porque sigue siendo el único medio accesible para muchos de nuestros militantes y porque nos da la posibilidad también de que otra gen­te, cercana, o no tanto, conozca nuestras propuestas de convivencia para caminar hacia una Sociedad más Cooperati­va, Justa, Solidaria y en Paz.

Por sólo 30€ al año, podrás recibir puntualmente cuatro números de El Federal en tu domicilio.

Para más información te puedes poner en contacto a través de nuestro correo electrónico:

partidocarlista@partidocarlista.com

 

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

[Publicaciones] Presentación del libro: La rebeldía carlista, memoria de una represión silenciada

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

[Opinión] Sobre Carlismo e independentismo en Catalunya

Artículo de Josep Miralles Climent publicado en www.naiz.eus 22/03/2018

Desde el verano pasado, a cuenta del movimiento independentista catalán, algunos articulistas, políticos, escritores, y hasta un conocido filósofo –todos ellos muy progresistas y liberales– vienen repitiendo que todo viene del carlismo. Lo hacen con un cierto desprecio, sin duda tratando de desprestigiar al independentismo catalán. Y el caso es que, en cierto modo, no les falta razón, pues, tal como escribió hace un tiempo el historiador Robert Vallverdú, la geografía independentista de Cataluña tiene ciertas similitudes con la geografía de las revueltas carlistas del siglo XIX y las bases sociales del viejo carlismo. Y Jaume Campàs, otro historiador catalán, declaró en una entrevista que, en el pasado, los primeros independentistas fueron los carlistas, porque defendían la tierra que los había visto crecer.

¿Cuál es la explicación de esa coincidencia de la que hablan Vallverdú i Campàs? Sencillamente que los carlistas eran –aparte de otras muchas cosas–, tradicionales defensores de las libertades forales, es decir, un tipo de constituciones anteriores a la centralista Constitución de 1812 que significaban, de hecho, una soberanía mucho mayor que la que hoy se tiene con el sistema autonómico. En aquellas constituciones tradicionales, existía lo que se denominaba el «pase foral», es decir, los poderes del Estado central no podían interferir en los acuerdos adoptados por la comunidad foral correspondiente. Ello acuñó otra expresión que dice así: «se obedece, pero no se cumple».

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

[Opinión] Carlismo/Catalanismo

Artículo de Evaristo Olcina Jiménez publicado en Diario de Noticias 22/01/2018

En ocasión del procés y especialmente en los últimos meses ha sido argumento recurrente para explicar como se ha llegado a la situación reivindicativa actual el acudir a los “antecedentes carlistas” del nacionalismo especialmente entre los catalanes y, extensivamente, entre los vascos.

No es nueva la argumentación, como tampoco la controversia respecto a si el catalanismo vertebrado en el siglo XIX realmente tuvo en sus inicios convicción liberal . De esta segunda teoría dejemos que la expongan quienes –pocos- posiblemente aún la pretenden mantener. Aquí vamos a examinar la mas extendida (en muchas ocasiones para predisponer a la condena del nacionalismo) respecto a la genética carlista del catalanismo.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

[Opinión] En respuesta a Pedro Trapiello, por Delia Tejedor

Sr. Director.
Diario de León Con fecha 13 de Diciembre el Diario que Vd. dirige ha publicado un artículo firmado por Pedro Trapiello bajo el título Pordióssss.

No soy partidaria del dicho “que hablen aunque sea mal”, y por ello me veo en la obligación de rectificar al autor, mas que nada por aquello de enseñar al que no sabe.

El Carlismo que Vd. reduce a una boina y a un clericalismo rancio, fue y sigue siendo mucho más, el problema es que el desconocimiento de la historia real, no la de los vencedores, ha malformado a los “historiadores” de turno. La raíz carlista esta en la defensa del comunal, de los fueros, en la defensa del pueblo ante el ataque de un liberalismo aplastante que intentaba hacer cuenta rasa con los libertades y tradiciones de los pueblos, y atendiendo a su artículo, de boinas y barratinas libres símbolo de gentes orgullosas de su tradición.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

[Opinión] En respuesta a Enric Juliana: El Carlismo es hermoso

Artículo de Jesús María Aragón

En La Vanguardia del 11-XII-2017, el Sr. Enric Juliana dice que nombra el Carlismo con afán de provocar, reduciéndolo a las andanzas del, en funciones, President de la Generalitat, Sr. Puigdemont, añadiendo que “las dos referencias más caricaturizadas de la historia política española” han sido el Federalismo y el Carlismo; como resulta que el Carlismo propugna el Federalismo como forma de organización social, política y territorial, aprovecha para caer, de nuevo, en otro reduccionismo, de la Estética, esta vez, con lo cual podrían sentirse ofendidos los votantes nacionalistas, o los independentistas; pero su intención no es ofender, ¿no es así?.

El Carlismo es bonito, Sr. Juliana. El Carlismo es hermoso para quien no se queda en las caricaturas, y va más allá de la imagen deformada que del mismo promueve su más acérrimo enemigo, el liberalismo. Porque también aquí viene bien decirlo, la belleza está en el interior.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

[Ideología] El Partido Carlista al servicio de las personas

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

[Opinión] El referente y futuro de la izquierda

Artículo de Manuel Fernández de Sevilla*

Dicen los expertos que se mueve de nuevo la economía… Los bajos tipos de interés en la zona euro, motivan el impulso económico pese a la negativa de las premisas políticas restrictivas de los liberales. Por otro lado, la temporalidad del empleo estacional nos crea un falso espejismo de recuperación económica que salta en los medios de comunicación al servicio del sistema, al hacer aparecer a un gobierno corrupto y apático en el mejor gestor político-económico.

La izquierda, las izquierdas, asisten atónitas sin saber muy bien qué hacer y qué decir al respecto. Las odas a la transición, el hipotético referéndum catalán, las referencias a Venezuela junto a la actitud conformista generalizada del electorado español, propician un caldo de cultivo de escepticismo generalizado. Parece no existir más alternativa que la marcada por el yugo que imponen los mercaderes, la derecha.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail