[Opinión] Respondiendo a Almudena Grandes

La Transición ha sido – así se pretendió- el definitivo punto y aparte para la centenaria trágica historia de este país, y por la que ningún partido histórico puede sentirse satisfecho de su propia trayectoria tanto ideológica como actuante, por lo que recordarla nunca puede favorecer la convivencia a la que todos aspiramos y que se pretendió consolidar a partir de 1975.

Es por ello extraña la exposición que Almudena Grandes, la excepcional novelista, hace en su colaboración -“El lugar del accidente”- del último número de El País Semanal al referirse a un veterano movimiento político, el carlismo, respecto al que incide tan solo en su ya superado dinastismo olvidando su ideología actual que partiendo de la primigenia y continuada defensa del comunal y de los derechos de los pueblos llegó a ser cofundador de Izquierda Unida y, en lo territorial, proponente de un sistema confederal .

Un partido que por ser fiel a sus raíces fue objeto de la represión franquista mediante el TOP y la jurisdicción militar, así como víctima del terrorismo fascista -Montejurra 76- .

Todo partido anterior a la Transición tiene su historia. No es justo ni conveniente que con ligereza se haga negativa discriminación tan solo respecto a uno.

Evaristo Olcina.

FacebooktwitterredditpinterestlinkedinmailFacebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

1

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Subscribe  
newest oldest most voted
Notify of

[…] a ese artículo con otro mío titulado “Los conocimientos de Almudena Grandes sobre el carlismo”, que se publicó en El obrero. Defensor de los trabajadores. En aquél artículo la señora […]