10 de marzo, ¿Qué ha cambiado?

Artículo publicado en la página web del Partido Carlista de Madrid.

Día de la Lucha Carlista o Dia de los Mártires. Ambas denominaciones son correctas. La antigua no por referencias dinásticas en defensa de privilegios de una familia sino por el propio sufrimiento del pueblo, sacrificado y estafado permanentemente por un enemigo mas criminal si cabe que el de trinchera o de la lucha partidista, un enemigo interno que traicionó la noble -única- Causa que movió a miles de voluntarios a entregarse al sacrificio, incluso al supremo de sus vidas por salvar su dignidad tanto personal como de la tierra, de su nación, de la nación vasca, catalana, castellana, aragonesa, gallega…  al que como el árbol por sus raíces siguen estando vivos y erguidos en su dignidad nacional de Patria.

Por ello también Día de la Lucha Carlista, tanto hacia el enemigo externo, claro e identificable, sino contra el interno de la traición y la manipulación ideológica para lograr sus propios beneficios personales, de clase o dinásticos utilizando hasta el supremo sacrificio de las vidas de los voluntarios.

Sí, Día de la Lucha del Pueblo Carlista sacrificado, estafado pero siempre erguido en defensa de su propia Dignidad, que es la defensa del Pueblo, solo del Pueblo al que pertenece.