Tag Archives: Opinión

[Editorial] A vueltas con la desinformación y con la manipulación

Ya llevamos varios años con el tema de los migrantes, personas que salen de los países en los que nacieron, obligados porque su vida corre peligro ya sea por guerras o enfrentamientos políticos, o rivalidades de cualquier tipo, o catástrofes naturales, por la mala suerte del lugar de nacimiento, por la pretensión de realización de sueños imposibles, por altruismo y filantropía, ya sea por aventura, curiosidad, ganas de cambiar de estilo de vida, de mejorar, de prosperar….

Siempre ha sido así; el ser humano se ha movido siempre, que sepamos, ya sea siguiendo los ritmos de las cosechas y de la recogida de los frutos silvestres, ya sea siguiendo a los animales que le servían de alimento, y que también migran, siguiendo los ritmos naturales de los pastos. Ocurre que en tiempos de “vacas gordas” cuando venían traídos por los propios empresarios, los medios de comunicación, sumisos, no lo aireaban porque esa migración no era noticia de portada, sino las nuevas urbanizaciones, los campos de golf, la inauguración de edificios “singulares”…., pero en tiempos de “vacas flacas” hay quien busca aprovecharse miserablemente, mediante mentiras, medias verdades, o sea falsedades, del descontento social porque la negativa situación afecta  a la satisfacción de las necesidades básicas, por envidia malsana…, y porque los que vienen son pobres, más que nosotros, y todo incita,  a la mayoría de pobres estables existentes (en España 13 millones), a verlos como rivales, en lugar de verlos como posibles aliados en la lucha por la justicia social, aunque necesitados de nuestra ayuda en este preciso momento. No se puede pretender prohibir esta posibilidad humana de migrar; hay que regularla, teniendo como guía la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

[Economía] La sentencia del Supremo favorece a la banca

Artículo de Manuel Fernández de Sevilla*

La Justicia queda en evidencia ante los ciudadanos. El fallo de la sentencia del Supremo que en un principio pareció darle la razón a los clientes por las abusivas comisiones hipotecarias establecidas por la Banca, se ha traducido finalmente en una sentencia absolutoria favorable a las entidades financieras, dejando a los clientes completamente desprotegidos a merced de los designios capitalistas.

En el sistema capitalista, desde el maestro, pasando por el médico y el juez, todo el mundo está a merced del poder del dinero. En mi anterior artículo, hablé de la fuerza de la usura, y cómo el poder del dinero es capaz de doblegar al Estado. Ese poder, también es capaz de doblegar e imponer sus designios al poder judicial, por muy supuestamente democrático que se nos presente el Estado y el sistema en el cual vivimos. Cuando el poder del dinero campa a sus anchas, no existe la democracia, y menos todavía la justicia.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

[Opinión] O ley de la selva, o Carlismo

Artículo de Jesús María Aragón Samanes*

Carlismo

Uno cualquiera del Partido Carlista daría por bueno el significado de las palabras que escribe Guillermo Del Valle Alcalá el 18 de octubre pasado en Diario 16, aunque al llegar a la segunda parte del escrito se le encendería la luz roja y se daría cuenta de que ese discurso es falso, por incoherente. Habla el autor, negativamente, de paraísos fiscales, del modelo productivo, de la reforma laboral, de nuevas fronteras….

En todo esto, el Carlismo no ha tenido nada que ver. Todo eso se ha gestado en el interior del sistema liberal y capitalista que nos constriñe y ahoga a una gran mayoría de la sociedad.

Dice que es capaz de entender a Podemos y su propuesta de fragmentación del Estado para que las grandes fortunas y empresas se deslocalicen y no paguen impuestos en España, aunque debiera saber que ya lo hacen, y que las leyes que se lo posibilitan han partido del Gobierno central español.

Asimismo, dice que también es capaz de entender a Daniel Lacalle, un liberal de libro, y su defensa del “Cupo vasco”.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

[Opinión] El Terç de Montserrat. Ignorancia o malicia

Artículo de Matías Palau

Jo era molt jove ,amb els meus germans vam anar a Montserrat ,portava el cotxe en Lluis Josa (q.e.p.d), conegut cambrer aleshores del  famós  Bar Gol del carrer Mendez Nuñez de  Tarragona. Va ploure a bots i barrals, em sembla que va fer alguna desgràcia i greus llavassades a l’explanada prop del Monestir , no recordo si hi va haver-hi víctimes, però mai hi tornat a viure i sentir tanta por per la pluja, com aquella vegada. Teníem por de marxar cap casa, però les seves obligacions del treball el van fer atrevir a seguir,  anàvem amb un R-10 (el famós cotxe de les vídues, per la seva escassa estabilitat) i a prop d’Igualada vam haver d’aturar-nos, car es feia molt perillós  continuar.

 Gràcies a Deu a mitjanit vam arribar a Montblanc sans i estalvis.

Vaig preguntar a que havíem anat a fer Montserrat, no entenia res, vaig sentir uns discursos contra Franco i el seu règim, vam assistir a una Missa i es va cantar l’Oriamendi.(tot això fora del Monestir en el monolit dels carlistes).

 No se pas a quin cantó esteu

I que es el que no entens?

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

[Opinión] El conflicto de España-Catalunya

Artículo de Manuel Fernández de Sevilla*

Nadie puede negar la realidad histórica de la existencia de los Condes de Barcelona, al margen del origen de la cuatribarrada, existieron. De hecho Ramón Berenguer IV Conde de Barcelona contrajo matrimonio con Petronila de Aragón, última heredera del Reino de Aragón. Ambos contrayentes se unieron en matrimonio formando la Corona de Aragón, la cual significó la Unión personal y dinástica de Aragón con Catalunya y Catalunya con Aragón, una unión entre iguales que mantenía la independencia de ambos Estados a pesar de tener el mismo monarca.

Esa unión de ambos Estados que tenían el mismo monarca permitía que Catalunya desarrollase su ritmo político, sus leyes propias y Hacienda,… de manera independiente al Estado de Aragón, el cual a su vez tenía sus Fueros, Cortes, Hacienda, Tribunales de Justicia, de manera independiente y separada de Catalunya. Es decir, Catalunya no mandaba nada en Aragón, ni Aragón mandaba nada en Catalunya. Eso si, Ramón Berenguer IV Conde de Barcelona se convirtió en Rey de Aragón consorte, y Petronila se convirtió en Condesa consorte de Barcelona.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

[Opinión] Reflexiones e inquietudes sobre Montejurra 76

Artículo de Javier Cubero publicado en en la página web de E.K.A.

Durante estos dos últimos años la Historia del Carlismo ha venido motivando la aparición de todo tipo de artículos y noticias en relación tanto al 40º aniversario de Montejurra 76 como al Museo del Carlismo. Ambos asuntos fueron debatidos incluso en el Parlamento de Navarra. Sin embargo no se ha avanzado mucho ni en la clarificación de los crímenes de 1976 ni en la representación del carlismo popular e insurgente en la exposición permanente del Museo. Ante esta situación creo pertinente repasar críticamente una serie de hechos. Seguir leyendo en la web de E.K.A.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

[Opinión] La II República y el carlismo

Artículo de Manuel Fernández de Sevilla*

La II República fue el resultado del plebiscito democrático desarrollado el día 12 de abril de 1931. Aunque la mayor parte de los votos apoyaban las candidaturas conservadoras, que ganaron en el mundo rural, en la mayoría de las capitales triunfaron las candidaturas republicanas. Equiparar los votos emitidos en el campo a los de las ciudades, y darle la misma validez democrática es un grave error que algunos cometen.

Un sistema caciquil de más de 40 años que había logrado instaurarse tras la derrota del carlismo en 1876, que tenía por costumbre el pucherazo electoral, donde votaban los difuntos, y donde se amedrentaba a los braceros y trabajadores con la exclusión laboral si no votaban a los caciques monárquicos alfonsinos, perduró hasta el día 14 de abril de 1931, día que oficialmente se proclamó la República. Lo que acontecía en el campo, en el mundo rural controlado por los caciques conservadores, no puede traducirse su representación como libre y democrática, sino como un elemento de involución coactiva y coercitiva que imponía el voto a los jornaleros, braceros y campesinos sin tierras, para que votasen por los caciques conservadores, que iban de monárquicos y que les daba igual la justicia social.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

[Opinión] Bajo las paladas de olvido

Artículo de Lázaro Ibáñez publicado en la página web de E.K.A.

Aun estando de acuerdo prácticamente en todo con el artículo Ley de víctimas de violencia policial, publicado en DIARIO DE NOTICIAS el pasado 1 de agosto por Joseba Eceolaza, resulta incomprensible que, como tal “redactor” de la citada ley, no recuerde o se olvide de la mayor operación organizada desde las cloacas del Estado español -la Operación Reconquista de Montejurra en 1976-, con la incuestionable implicación de los servicios secretos creados por el almirante Carrero Blanco, la dirección de la Guardia Civil, aparte de ministros del Gobierno, consejeros del Reino, gobernadores civiles, militares, así como de los grupos más activos de la extrema derecha internacional. Solamente cita los casos de Gladis, Germán, José Luis Cano, Arregui, Naparra y Mikel Zabalza, dejando de lado a Ricardo García Pellejero y Aniano Jiménez Santos, los dos compañeros asesinados en aquella luctuosa jornada que ahora, “bajo paladas de olvido”, como él mismo dice en el artículo, son colocados en el limbo de la Historia.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

[Editorial] Se ha abierto una ventana

Tal vez sea sólo un resquicio en una ventana, pero es el que nos da la oportunidad de respirar y diluir el ambiente enrarecido, el que puede ayudar a disipar el olor a cerrado, a podredumbre, que ha traído consigo el Partido Popular a las instituciones públicas.

¿Cómo hemos podido ser capaces de soportar a semejante gente altanera con los débiles, que hablaba de sacrificios de los españoles cuando lo que han hecho ha sido imponer recortes a traición y no consensuados, que han hecho más grande la brecha entre ricos y pobres, que han producido precariedad laboral y de derechos de expresión, pobreza infantil, y mucho sufrimiento y dolor con esos inhumanos desahucios causantes de suicidios?.

Con sus políticas económicas y laborales han generado un desequilibrio en el reparto de la riqueza nacional producida en favor de las rentas del capital y en perjuicio de las rentas salariales que han retrocedido al 45%? No es preferible una sociedad en la que más del 50% pueda con soltura “llegar a fin de mes”, y con la ambición de progresar en ese porcentaje, a otra en la que sólo se pueda decir eso del 30%, que es a lo que nos ha conducido el sectarismo político, económico y social del Partido Popular?

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

[Opinión] La tradición federalista del carlismo catalán

Artículo de Javier Cubero  publicado en www.naiz.eus 05/07/2018

No es un debate nuevo el de la participación del carlismo en la génesis del catalanismo. La novedad es el nivel de visibilidad que ha adquirido este asunto al saltar de la torre de marfil de la comunidad historiográfica a las tribunas de los medios de comunicación de masas. Rebuscando en la hemeroteca solamente encontraremos un caso semejante, la polémica desarrollada en las páginas de La Vanguardia a partir de la publicación, el 15 de julio de 1999, del artículo «¿Hubo 11.000 carlistas?» de Ernest Lluch.

Al igual que entonces, entre los escritores y periodistas que durante estos meses han tratado la materia tropezamos con planteamientos extremadamente diferentes. Mientras la mayoría esboza una filiación directa y automática entre el carlismo de ayer y el independentismo de hoy; una minoría, en cambio, niega la existencia de cualquier tipo de vinculación histórica entre carlismo y catalanismo. Arrastrados por intereses ideológicos de muy diverso tipo, algunos autores pretenden atribuir unas raíces exclusivamente republicanas, laicas, urbanas, europeas, e incluso masónicas y esperantistas, al conjunto del movimiento catalanista. Por lo visto deben de ignorar que el primer nacionalismo catalán, el que aprobó en 1892 las Bases de Manresa, y más tarde constituirá la Lliga Regionalista, no solamente exaltaba la casa pairal sino que proclamaría que «Catalunya serà cristiana o no serà». O que los carlistas que en 1931 fundaron Unió Democràtica de Catalunya no descubrieron el catalanismo de la noche a la mañana.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

[Opinión] Luces y sombras en el Aquarius -El restablecimientos de los derechos humanos-

Artículo de Javier Arellano Gómez publicado en El Federal Nº 66

 Estos días, y en las últimas horas, una noble esperanza en el ser humano y en la legalidad humanitaria internacional se cierne sobre nuestras conciencias y mentes.

Cierto es que una embarcación  en alta mar de una ONG , con finalidad de rescate de seres humanos emigrantes que de otra manera morirían ahogados, cumple con las leyes internacionales de salvamento  marítimo humanitario y cuya labor, por más que se ponga en duda por mentalidades xenófobas , nunca debiera ser criminalizada ; criminales sí que son aquellos que , sin escrúpulos , negocian con la vida humana, le ponen precio, y abandonan a su suerte a personas cuyo único bagaje es la esperanza en el , en ocasiones, mal  llamado primer mundo.

El que ni Italia ni Malta quieran acoger a estos más de 600 migrantes del Aquarius  tampoco es tan de extrañar, en una Europa  mezquina y donde cada país mira de reojo al otro según cuáles sean sus intereses geopolíticos y económicos en juego ; de hecho la reacción del Gobierno italiano obedece más a hartazgo con las políticas insolidarias de la propia Comisión Europea, en materia de ayuda a la inmigración , que a un simple rechazo injustificado a recibir en sus puertos  a esta embarcación de Médicos Sin Fronteras. Los incumplimientos de las promesas de ayudas económicas y compromisos europeos  adquiridos en su día por el desastre humanitario  de Lampedussa  pesan, y mucho aún, en la reacción que subyace en los gobernantes italianos.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

[Opinión] La democracia y el origen del carlismo socialista

Artículo de Manuel Fernández de Sevilla* publicado en www.elcomunista.net

El problema de la democracia es su cortoplacismo en la toma de decisiones y soluciones al deberse a un mercadillo de votos. Por otro lado es una pantomima al hacer creer a la gente que sus decisiones serán tenidas en cuenta, cuando resulta que gobiernan en realidad los poderes financieros que no se presentan a las elecciones. Los partidos afines a los poderes financieros que representan los intereses del IBEX35 y otros grupos multinacionales son en realidad quienes gobiernan este país.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

[Opinión] Esquivando el mate

Artículo de Jesús María Aragón publicado en www.naiz.eus

Nosotros los carlistas, hablamos y hacemos desde la legitimidad y la responsabilidad en nuestro actuar personal y comunitario. A la hora de vestir esto, a lo largo de nuestra vida histórica, hemos podido equivocarnos en la elección de la decisión a tomar, en la decisión sobre la acción concreta, hemos podido cometer errores y no haber sabido medir nuestras fuerzas en un determinado momento, incluido el sabotaje interno a nuestro propio ser.

Señor Berdié, le agradezco sus palabras, así como el tono de su escrito.

Me alegraré mucho si GARA publica el mío, como ha hecho con otros, y cuya actitud abierta le honra en estos tiempos de concentración de todo, incluidos los medios de comunicación, cada vez en menos manos, y por eso mismo cada vez menos plurales.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

[Opinión] Museo del Carlismo: una reforma contra la historia

Artículo de Manuel Martorell publicado en Diario de Navarra 29/05/2018

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

[Opinión] Carlismofobia y recentralización

Artículo de Javier Cubero publicado en www.naiz.eus 29/05/2018

Cuando en el pasado verano dos organizaciones juveniles de izquierda independentista, Ernai en Donostia y Arran en Barcelona, desarrollaron diversas protestas no contra el turismo, sino contra un modelo concreto de turismo masificado y sus nefastos efectos, algunos periodistas empezaron nuevamente a acordarse del Carlismo decimonónico.

Posiblemente el primero de ellos fue Víctor Lapuente Giné (“El País”, “Carlistas contra turistas”, 15/08/2017), quien estableció un paralelismo dos siglos después en base al común objetivo de «frenar el capitalismo liberal y quitar poder al Estado central para devolvérselo a una comunidad local supuestamente más auténtica», pero también a la misma localización geográfica en determinadas comarcas como el Berguedà. Si bien reconocía importantes divergencias respecto a la letra de los himnos, concluía afirmando que «el tono de su música es parecido: la épica de un pueblo que se rebela contra el mundo».

Es innegable la realidad histórica de un mundo rural pirenaico que en el pasado reivindicaba el foralismo carlista pero en el presente apoya al nacionalismo revolucionario. El caso de Berga podría ser considerado como paradigmático, si actualmente es el municipio más importante que gobierna la CUP, en tiempos de la Primera Guerra Carlista era la capital de la junta de gobierno del carlismo catalán.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail