Tag Archives: Opinión

[Opinión] La democracia y el origen del carlismo socialista

Artículo de Manuel Fernández de Sevilla* publicado en www.elcomunista.net

El problema de la democracia es su cortoplacismo en la toma de decisiones y soluciones al deberse a un mercadillo de votos. Por otro lado es una pantomima al hacer creer a la gente que sus decisiones serán tenidas en cuenta, cuando resulta que gobiernan en realidad los poderes financieros que no se presentan a las elecciones. Los partidos afines a los poderes financieros que representan los intereses del IBEX35 y otros grupos multinacionales son en realidad quienes gobiernan este país.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

[Opinión] Esquivando el mate

Artículo de Jesús María Aragón publicado en www.naiz.eus

Nosotros los carlistas, hablamos y hacemos desde la legitimidad y la responsabilidad en nuestro actuar personal y comunitario. A la hora de vestir esto, a lo largo de nuestra vida histórica, hemos podido equivocarnos en la elección de la decisión a tomar, en la decisión sobre la acción concreta, hemos podido cometer errores y no haber sabido medir nuestras fuerzas en un determinado momento, incluido el sabotaje interno a nuestro propio ser.

Señor Berdié, le agradezco sus palabras, así como el tono de su escrito.

Me alegraré mucho si GARA publica el mío, como ha hecho con otros, y cuya actitud abierta le honra en estos tiempos de concentración de todo, incluidos los medios de comunicación, cada vez en menos manos, y por eso mismo cada vez menos plurales.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

[Opinión] Museo del Carlismo: una reforma contra la historia

Artículo de Manuel Martorell publicado en Diario de Navarra 29/05/2018

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

[Opinión] Carlismofobia y recentralización

Artículo de Javier Cubero publicado en www.naiz.eus 29/05/2018

Estamos en una grave encrucijada, con una fuerza emergente que además de exigir más mano dura respecto a Catalunya quiere abrir otro frente anulando la autonomía fiscal de Euskal Herria.

Cuando en el pasado verano dos organizaciones juveniles de izquierda independentista, Ernai en Donostia y Arran en Barcelona, desarrollaron diversas protestas no contra el turismo, sino contra un modelo concreto de turismo masivo y sus nefastos efectos, algunos periodistas empezaron nuevamente a acordarse del Carlismo decimonónico.

Posiblemente el primero de ellos fue Víctor Lapuente Giné (“El País”, “Carlistas contra turistas”, 15/08/2017), quien estableció un paralelismo dos siglos después en base al común objetivo de «frenar el capitalismo liberal y quitar poder al Estado central para devolvérselo a una comunidad local supuestamente más auténtica», pero también a la misma localización geográfica en determinadas comarcas como el Berguedà. Si bien reconocía importantes divergencias respecto a la letra de los himnos, concluía afirmando que «el tono de su música es parecido: la épica de un pueblo que se rebela contra el mundo».

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

[Opinión] Por la regeneración política

Artículo de J.L. Ibáñez publicado en www.naiz.eus 28/05/2018.

La lucha por el cambio tiene muchos frentes que exigen firmeza y sacrificio. Es fundamental resistir los ataques del Estado contra la Educación, la Sanidad, la Dependencia, los Derechos adquiridos; esta debe ser nuestra hoja de ruta.

Otro mundo, otra sociedad, es posible, si lo trabajamos.

Puedes leer el artículo completo en la web del Partido Carlista de Euskal Herria-E.K.A.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

[Opinión] El final de una pesadilla

Artículo de Jesús María Aragón publicado en www.naiz.eus 11/05/2018

ETA dice que se acabó, que se va, que ya se ha ido. Un poco tarde, pero bueno…; demasiado tarde en algunos casos para que la reparación a sus víctimas sea efectiva.

Una amenaza menos en nuestro horizonte vital.

ETA, un grupo de personas que se organizaron para conseguir unos objetivos políticos y que eligió la violencia como medio para lograrlos. No lo han conseguido, y a la vista de que no lo iban a conseguir han tomado la decisión de disolver la organización. ¡Bienvenida sea, bazen garaia, ya era hora!

Ante la falta de avalistas con peso específico en la opinión pública entre la que causaron sus víctimas, han recurrido a instancias internacionales como garantía de veracidad de que la decisión de disolución es firme, definitiva, y creíble.
Han reconocido el daño causado, y han pedido perdón por el mismo. Lo más correcto sería que todas las energías que emplearon al servicio de la violencia las pusieran ahora al servicio de la reparación posible de todas las víctimas, directas, indirectas, «colaterales»…, al servicio de la convivencia social; el tiempo ayudará, pero lo hará a su manera, que no es siempre, ni necesariamente, la más efectiva ni la más fructífera.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

[Opinión] Educación pública inclusiva

Artículo de Javier Arellano

Muchas cuestiones de debate podrían ser abordadas para esta aportación ya que, como sabemos, la brecha social provocada por políticas neoliberales y agravadas por la crisis económica, las reivindicaciones por unas pensiones más equitativas y de revalorización más equilibrada y justa, la lucha feminista y de género ante una sociedad aun mayoritariamente  machista y patriarcal , la reclamación legítima por el derecho humano a una vivienda digna ó a una sanidad pública sin recortes presupuestarios , el rescate escandaloso por el Gobierno tanto  a la banca como a las autopistas de gestión privadas,  o   la vertebración verdaderamente federal de las Españas ante las reclamaciones nacionales  de Catalunya ó Euskadi y el resto de las nacionalidades históricas, olas decisiones vergonzantes del Juez Llarena del Tribunal Supremo de encarcelar preventivamente a políticos y activistas de movimientos sociales  por cuestiones que más tienen que ver con las creencias ideológicas y de libertad de expresión que con la sanción punitiva de conductas en un sistema democrático de calidad  y que,  a mi entender,  se ajustan a  una  resolución de tipo estrictamente político  y que ni  el partido del PP en el poder ni el Tribunal Constitucional desde el año 2.010  han sabido gestionar de forma oportuna y adecuada …….. pues  bien éstas y otras  son algunas, de entre otras, materia de debate y análisis que merecen  atención por parte de ciudadanos  responsables y comprometidos con su país y sus gentes y que,  sin duda , en otras aportaciones ya tendremos ocasión de reflexionar y abordar.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

[Opinión] Sobre Carlismo e independentismo en Catalunya

Artículo de Josep Miralles Climent publicado en www.naiz.eus 22/03/2018

Desde el verano pasado, a cuenta del movimiento independentista catalán, algunos articulistas, políticos, escritores, y hasta un conocido filósofo –todos ellos muy progresistas y liberales– vienen repitiendo que todo viene del carlismo. Lo hacen con un cierto desprecio, sin duda tratando de desprestigiar al independentismo catalán. Y el caso es que, en cierto modo, no les falta razón, pues, tal como escribió hace un tiempo el historiador Robert Vallverdú, la geografía independentista de Cataluña tiene ciertas similitudes con la geografía de las revueltas carlistas del siglo XIX y las bases sociales del viejo carlismo. Y Jaume Campàs, otro historiador catalán, declaró en una entrevista que, en el pasado, los primeros independentistas fueron los carlistas, porque defendían la tierra que los había visto crecer.

¿Cuál es la explicación de esa coincidencia de la que hablan Vallverdú i Campàs? Sencillamente que los carlistas eran –aparte de otras muchas cosas–, tradicionales defensores de las libertades forales, es decir, un tipo de constituciones anteriores a la centralista Constitución de 1812 que significaban, de hecho, una soberanía mucho mayor que la que hoy se tiene con el sistema autonómico. En aquellas constituciones tradicionales, existía lo que se denominaba el «pase foral», es decir, los poderes del Estado central no podían interferir en los acuerdos adoptados por la comunidad foral correspondiente. Ello acuñó otra expresión que dice así: «se obedece, pero no se cumple».

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

[Opinión] Un pasayo por la independencia de Tabarnia

Artículo de Josep Miralles Climent

Hay que tomarse la vida con humor, como le gusta a Boadella. No veo que los independentistas catalanes deban enfadarse porque ese payaso -como él mismo se autodefine- esté dispuesto a proclamar la independencia de Tabarnia en caso de que Cataluña se independice de España.

A mí me parecen perfectas todas las independencias y autodeterminaciones: la independencia es un fin no sólo legítimo, sino conveniente y admirable (justo y necesario como dicen en misa no sólo los curas indepes). Se dice que España ganó una guerra de independencia (aunque fueron las Españas -que no España- que, por fortuna, todavía seguía bastante disgregada); las colonias se independizaron; los imperios se desmembraron y todo se volvía a ir atomizando hasta que la maldita globalización liberal-capitalista reinició el proceso de aglutinación del mundo mundial donde los capitales fluyen pero a ciertas personas no se las deja fluir. Boadella no tuvo ese problema: fluyó, fluyó y fluyó… de Cataluña a una España, que es más “Grande”, “Libre” y “Una”, como la España franquista, la de aquel enano de otro circo.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

[Opinión] Los derechos de la mujer son los derechos de todos

Artículo de Manuel Fernández de Sevilla*

El día 8 de marzo se convocan diversas movilizaciones sociales para reivindicar los derechos de la mujer frente a lo que ha sido el dominio de la sociedad machista y patriarcal. Todos los grupos políticos se sienten defensores de los derechos de las mujeres sin atender a la realidad de la brecha salarial, la maternidad, el reconocimiento de su trabajo dentro del mercado laboral y en el hogar. Por ello reivindicamos los derechos de la mujer como nuestros derechos, porque nos afectan a todos.

Lucha de clases:

No podemos perder de vista este principio, ya que en origen, la oligarquía capitalista declaró la guerra al pueblo, mediante el proceso de robo, expropiación y expoliación de los recursos y medios de producción que eran públicos y comunales, y por tanto no eran privados. El endeudamiento financiero en el que está basado el sistema capitalista, somete a los pueblos y les roba sus bienes, recursos y medios de produción comunitarios.

Socialismo frente al Capitalismo:

Así nace el socialismo como idea económica y social que se contrapone al egoísmo burgués capitalista, el cual trata de concentrar los recursos, bienes y medios de producción comunales en pocas manos atendiendo a la privatización de lo público, de la res-pública o cosa pública.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

[Opinión] La derecha neoliberal capitalista carga contra los pensionistas

Artículo de Manuel Fernández de Sevilla*

Casi tres millones cuatrocientas mil pensionistas en España son votantes del Partido Popular. Al parecer, se corresponden con el 40% de los pensionistas españoles. Su insolidaridad desde el comienzo de la crisis, se ha mantenido porque avalaron las políticas neoliberales capitalistas con su voto. Ahora son víctimas de las mismas.

Desde el comienzo de la crisis capitalista en el año 2008, una parte de la sociedad española respondió mediante el movimiento 15M. De una parte del mismo surgió Podemos como fuerza política, erosionando con ello a los partidos de la izquierda oficial representada en el arco parlamentario. Los carlistas venimos denunciando la regresión social en la que venimos estando inmersos  desde los años 70, por no decir de antes.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

[Opinión] Carlismo/Catalanismo

Artículo de Evaristo Olcina Jiménez publicado en Diario de Noticias 22/01/2018

En ocasión del procés y especialmente en los últimos meses ha sido argumento recurrente para explicar como se ha llegado a la situación reivindicativa actual el acudir a los “antecedentes carlistas” del nacionalismo especialmente entre los catalanes y, extensivamente, entre los vascos.

No es nueva la argumentación, como tampoco la controversia respecto a si el catalanismo vertebrado en el siglo XIX realmente tuvo en sus inicios convicción liberal . De esta segunda teoría dejemos que la expongan quienes –pocos- posiblemente aún la pretenden mantener. Aquí vamos a examinar la mas extendida (en muchas ocasiones para predisponer a la condena del nacionalismo) respecto a la genética carlista del catalanismo.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

[Opinión] En respuesta a Enric Juliana, por Víctor Cervera

El passat dilluns, dia 11, i el divendres, dia 15, el sr. Enric Juliana va publicar a La Vanguardia uns articles sobre el Carlisme, només voldria fer unes observacions:

1r. El Carlisme sempre ha reivindicat la seva legitimitat histórica en front d’uns règims totalments liberals-capitalistes.

2n. El Carlisme no te res a veure ni amb el sr. Puigdemont ni amb Junts per Catalunya. No existeix cap carlisme del sr. Puigdemont.

3r. Si el sr. Puigdemont sabés quelcom sobre el Carlisme mai s’hagués sumat al procés independentista que no ha portat a cap lloc.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

[Opinión] En respuesta a Pedro Trapiello, por Delia Tejedor

Sr. Director.
Diario de León Con fecha 13 de Diciembre el Diario que Vd. dirige ha publicado un artículo firmado por Pedro Trapiello bajo el título Pordióssss.

No soy partidaria del dicho “que hablen aunque sea mal”, y por ello me veo en la obligación de rectificar al autor, mas que nada por aquello de enseñar al que no sabe.

El Carlismo que Vd. reduce a una boina y a un clericalismo rancio, fue y sigue siendo mucho más, el problema es que el desconocimiento de la historia real, no la de los vencedores, ha malformado a los “historiadores” de turno. La raíz carlista esta en la defensa del comunal, de los fueros, en la defensa del pueblo ante el ataque de un liberalismo aplastante que intentaba hacer cuenta rasa con los libertades y tradiciones de los pueblos, y atendiendo a su artículo, de boinas y barratinas libres símbolo de gentes orgullosas de su tradición.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

[Opinión] En respuesta a Enric Juliana: El Carlismo es hermoso

Artículo de Jesús María Aragón

En La Vanguardia del 11-XII-2017, el Sr. Enric Juliana dice que nombra el Carlismo con afán de provocar, reduciéndolo a las andanzas del, en funciones, President de la Generalitat, Sr. Puigdemont, añadiendo que “las dos referencias más caricaturizadas de la historia política española” han sido el Federalismo y el Carlismo; como resulta que el Carlismo propugna el Federalismo como forma de organización social, política y territorial, aprovecha para caer, de nuevo, en otro reduccionismo, de la Estética, esta vez, con lo cual podrían sentirse ofendidos los votantes nacionalistas, o los independentistas; pero su intención no es ofender, ¿no es así?.

El Carlismo es bonito, Sr. Juliana. El Carlismo es hermoso para quien no se queda en las caricaturas, y va más allá de la imagen deformada que del mismo promueve su más acérrimo enemigo, el liberalismo. Porque también aquí viene bien decirlo, la belleza está en el interior.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail