Tag Archives: Manuel Martorell

[Prensa] La represión de boina roja

Artículo de Manuel Martorell publicado en Diariode Navarra 07/02/2017

Puedes leerlo en este enlace de nuestra web.


Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

[Prensa] Carlismo y Franquismo, por Manuel Martorell

 También puedes leer el artículo de Manuel Martorell publicado en Diario de Navarra el 05/01/2017 en este enlace de nuestra web.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

La Unión Nacional Española, un partido clave para la ‘Operación Reconquista’

Manuel Martorell

www.cuartopoder.com

montejurra-ultraderechistas

La columna ultraderechista procedente del hotel Irache se dirige hacia Montejurra el 9 de mayo de 1976

La Unión Nacional Española (UNE), una organización surgida para aglutinar a los sectores disidentes del tradicionalismo, jugó también un papel central en la “Operación Reconquista” para arrebatar, de forma violenta, al Partido Carlista el control de la concentración anual de Montejurra, en las proximidades de Estella (Navarra). Los graves sucesos ocurridos ese día, el domingo 9 de mayo de 1976, hace 40 años, provocaron dos muertos, decenas de heridos y una grave crisis que puso fin al Gobierno de Arias Navarro. Varios actos, entre ellos una exposición fotográfica, la presentación de un documental Montejurra 76. Claveles rojos para un adiós– el viernes 6 de mayo, un homenaje a las dos víctimas mortales el sábado y una conferencia sobre la política represiva de Manuel Fraga en el Ministerio del Interior, recordarán en Estella aquellos hechos durante este fin de semana.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

#Montejurra 76, una operación para allanar al rey Juan Carlos el camino hacia el trono

Manuel Martorell

www.cuartopoder.com

El próximo 9 de mayo se cumplen 40 años de los “sucesos de Montejurra”, unos graves hechos que, además de dos muertos por disparos de bala y decenas de heridos, pusieron en evidencia la colaboración de los servicios secretos españoles con el terrorismo ultraderechista internacional y acabaron definitivamente con la ya escasa credibilidad del Gobierno “aperturista” de Arias Navarro, que no tardaría en ser sustituido por Adolfo Suárez, iniciándose así la transición a la democracia.

Esta montaña próxima a la localidad navarra de Estella se había convertido, debido a su valor histórico, en la principal concentración anual del carlismo, el movimiento político más antiguo de España, entonces liderado por Javier de Borbón-Parma y su hijo Carlos Hugo, que impulsaron una evolución progresista hasta el punto de que el Partido Carlista resultó ser uno de los fundadores de la Junta Democrática junto al Partido Comunista.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Un libro desvela conspiraciones carlistas para derrocar a Franco en la posguerra

La investigación del historiador Manolo Martorell sobre la oposición carlista al régimen en los primeros años de la dictadura acaba de publicarse en forma de libro. «Retorno a la lealtad. Desafío carlista al franquismo» arroja luz sobre el grado de discrepancia entre los carlistas de Fal Conde y el dictador, que se puso de manifiesto en el enfrentamiento armado de Iruñea en 1945. El autor apuntala sus afirmaciones en documentos de los servicios de inteligencia.

GARA (Euskal Herria) 22/12/2010

Aritz INTXUSTA | IRUÑEA

Los historiadores del carlismo han centrado sus estudios en el papel del requeté en la guerra que desató el golpe de estado de 1936 y en los movimientos de disidencia carlista de la etapa final del franquismo. Poco se sabe sobre qué ocurrió dentro del tradicionalismo inmediatamente después de la guerra, más allá de la versión oficial elaborada por la maquinaria propagandística del régimen. El historiador y periodista Manuel Martorell acaba de publicar un libro en el que intenta rescatar cuál fue la actitud política de las bases carlistas en esa etapa oscura de la historia que va desde el final de la guerra hasta 1953, cuando EEUU y Reino Unido deciden respaldar al Estado español como bastión anticomunista.

«Se afirmó que el carlismo se unificó con Falange en FET y de las JONS y que formó parte del entramado ideológico y político del franquismo. Esta es la versión del NoDo», dice Martorell, quien en “El retorno a la lealtad. El desafío carlista al franquismo” intenta probar todo lo contrario. «La unificación no se produce porque no se puede producir. El fascismo y el tradicionalismo son sistemas opuestos. El fascismo quiere un estado fuerte, que lo controle todo, y el tradicionalismo un estado débil, porque lo que prima son las tradiciones y fueros de cada nacionalidad», asegura.

La comunión tradicionalista no se articulaba como un partido de corte clásico. A juicio de Martorell se trataba más bien de un movimiento con unas ideas fijas fuertes, principios muy sólidos, pero de los cuáles nacían una serie de interpretaciones muy diferentes. Dos de estas corrientes, la falcondista y los favorables a la unificación con Falange, se irán distanciando poco después del alzamiento.

Según la investigación de este historiador, la unificación con Falange en 1937 se hizo de espaldas a los líderes carlistas (Manuel Fal Conde y Javier de Borbón Parma) y sin consultar a las bases. De hecho, un mes antes, la asamblea de los carlistas había decidido en Portugal que rechazarían la propuesta.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail