Tag Archives: ETA

[Opinión] Con ETA esto pasaba, pero no trascendia

Artículo de Patxi Ventura publicado en www.noticiasdenavarra.com 07/05/2017

Y la defensa de la fortaleza del Estado frente al terrorismo se imponía a cualquier denuncia contra la corrupción generalizada que pudiera debilitarlo, por muy flagrante que fuera; parece que algunos no lo han olvidado y ése podría ser el motivo por el que aún no se ha dado el mínimo paso para consolidar definitivamente el cese de la violencia decretado unilateral e incondicionalmente por parte de la organización terrorista ETA. (Se asegura que por debilidad, pero si no obtuvo ninguna retribución demostraría una voluntad real y desinteresada al hacerlo sin que nadie se lo exigiera).

Todos sabemos que siguen quedando demasiados (por distintos motivos), que en una parte y otra siguen interesados en que la paz no se consolide y adoptan posturas retadoras y soberbias para zaherir a sus oponentes y que se mantenga la tensión y el odio que impidan la solución y conciliación democrática, y no están dispuestos a que ante el consistente cambio de situación se cambie también la aplicación de la legislación y los tribunales excepcionales creados para aquellas situaciones terroristas, como indica el sentido común y como se ha venido haciendo en todas las situaciones similares que se han venido dando a nivel internacional.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Comunicado del Partido Carlista por la Paz en Euskal Herria

DIARIO DE NOTICIAS (Navarra)

El Partido Carlista-EKA de Navarra se alegra de que el comunicado de ETA sea el que ha sido, porque considera que va en la dirección correcta. Es positivo para la sociedad, para la interrelación ciudadana, un clima de tranquilidad y seguridad, una sensación de confianza en que los problemas de relación y convivencia se pueden solucionar a través del diálogo, generoso y abierto a la comprensión, como los carlistas no nos hemos cansado de decir, por ejemplo, en un Manifiesto por la Paz de 1996.

Es positivo el progreso del sentido común en la construcción de una sociedad más justa y pacífica en la que el respeto al conciudadano es la base. Es un paso que esperamos que ni se tuerza ni se detenga sino que venga acompañado de otro en el que se reconozca que la sociedad no necesita de vanguardias y de que los objetivos democráticos se pueden, y se ha de intentar, conseguir en un proceso democrático que es el que garantiza los derechos humanos, civiles y políticos de los ciudadanos, y en el que la violencia sobra porque es la que reprime e impide el desarrollo de esos derechos ciudadanos.

No es tiempo de colgarse medallas, sino de asumir la responsabilidad que a cada uno le corresponde por el alargamiento estéril del sufrimiento causado por la violencia empleada, y de reconocer que en la sociedad conviven distintas sensibilidades y que todas tienen que poder expresarse y organizarse como cada una de ellas decida.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail