Tag Archives: Editorial

[Editorial] A vueltas con la desinformación y con la manipulación

Ya llevamos varios años con el tema de los migrantes, personas que salen de los países en los que nacieron, obligados porque su vida corre peligro ya sea por guerras o enfrentamientos políticos, o rivalidades de cualquier tipo, o catástrofes naturales, por la mala suerte del lugar de nacimiento, por la pretensión de realización de sueños imposibles, por altruismo y filantropía, ya sea por aventura, curiosidad, ganas de cambiar de estilo de vida, de mejorar, de prosperar….

Siempre ha sido así; el ser humano se ha movido siempre, que sepamos, ya sea siguiendo los ritmos de las cosechas y de la recogida de los frutos silvestres, ya sea siguiendo a los animales que le servían de alimento, y que también migran, siguiendo los ritmos naturales de los pastos. Ocurre que en tiempos de “vacas gordas” cuando venían traídos por los propios empresarios, los medios de comunicación, sumisos, no lo aireaban porque esa migración no era noticia de portada, sino las nuevas urbanizaciones, los campos de golf, la inauguración de edificios “singulares”…., pero en tiempos de “vacas flacas” hay quien busca aprovecharse miserablemente, mediante mentiras, medias verdades, o sea falsedades, del descontento social porque la negativa situación afecta  a la satisfacción de las necesidades básicas, por envidia malsana…, y porque los que vienen son pobres, más que nosotros, y todo incita,  a la mayoría de pobres estables existentes (en España 13 millones), a verlos como rivales, en lugar de verlos como posibles aliados en la lucha por la justicia social, aunque necesitados de nuestra ayuda en este preciso momento. No se puede pretender prohibir esta posibilidad humana de migrar; hay que regularla, teniendo como guía la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

[Editorial] Se ha abierto una ventana

Tal vez sea sólo un resquicio en una ventana, pero es el que nos da la oportunidad de respirar y diluir el ambiente enrarecido, el que puede ayudar a disipar el olor a cerrado, a podredumbre, que ha traído consigo el Partido Popular a las instituciones públicas.

¿Cómo hemos podido ser capaces de soportar a semejante gente altanera con los débiles, que hablaba de sacrificios de los españoles cuando lo que han hecho ha sido imponer recortes a traición y no consensuados, que han hecho más grande la brecha entre ricos y pobres, que han producido precariedad laboral y de derechos de expresión, pobreza infantil, y mucho sufrimiento y dolor con esos inhumanos desahucios causantes de suicidios?.

Con sus políticas económicas y laborales han generado un desequilibrio en el reparto de la riqueza nacional producida en favor de las rentas del capital y en perjuicio de las rentas salariales que han retrocedido al 45%? No es preferible una sociedad en la que más del 50% pueda con soltura “llegar a fin de mes”, y con la ambición de progresar en ese porcentaje, a otra en la que sólo se pueda decir eso del 30%, que es a lo que nos ha conducido el sectarismo político, económico y social del Partido Popular?

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail