Tag Archives: Comunitarismo

[Opinión] Carlismo, populismo y comunitarismo

Artículo de Javier Cubero publicado en www.naiz.eus 23/03/2017

Fernando Mikelarena, Víctor Moreno, Carlos Martínez, José Ramón Urtasun, Clemente Bernad y Txema Aranaz, todos ellos miembros del Ateneo Basilio Lacort, siguen empeñados en su campaña anticarlista. Como aparentemente desconocen todos los avances que durante los últimos 40 años se han producido en la ciencia histórica en relación al Carlismo, les quiero recomendar como primera lectura “La ideología carlista” (1868-1876) (Diputación Foral de Gipuzkoa, 1984) del profesor Vicente Garmendia (Université de Bordeaux). A ver si así empiezan a ampliar sus horizontes intelectuales en lo que se refiere a esta materia más allá de los tópicos de la franquista «Formación del Espíritu Nacional».

Por lo que se ve les ha resultado especialmente molesto que les recuerden que durante el siglo XIX el legitimismo carlista, inicialmente en solitario y posteriormente acompañado por el republicanismo piimargalliano, fue el vehículo de las reivindicaciones forales y sociales de «los de abajo». La realidad histórica, encaje o no con sus limitados esquemas ideológicos, es que los conflictos etnoterritoriales y socioeconómicos no son consecuencia de los «modernos» movimientos nacionalistas y/o obreristas del siglo XX, sino al revés, tales movimientos son expresión de una problemática estructural previamente existente que tuvo y tiene diversas expresiones a lo largo del tiempo.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Filosofía humanista y comunitarista del Partido Carlista

partido-carlista

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Carlismo, una fuerza ecologista

El origen del Carlismo radica, como es sabido, en la sublevación, en 1833, del campesinado de los pueblos hispanos, (entonces sector mayoritario de la población, contra la imposición del liberalismo que, de un plumazo, aniquilaba la organización socio­económica de aquellas comunidades, sus expresiones ideológicas y culturales, de las que la religión era columna vertebral, y sus libertades forales, allá donde hubieran podido ser conservadas.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail