Tag Archives: carlos hugo

El rei ha mort, visca el rei

JAUME CAMPÀS I FORNOLS

AVUI (Catalunya) 29/08/2010

Així acomiadaven els carlins el seu príncep, Carles Hug de Borbó, considerat pretendent legítim a la Corona de les Espanyes. Conegut com a defensor dels drets legítims dels pobles, de les seves llibertats, sobiranies, de l’autodeterminació, tot plegat versió moderna dels furs. Príncep autogestionari, com l’anomenaven d’altres, per la seva evolució social que va aportar al carlisme.

Avui els nostres països se sentiran més pobres per la mort d’aquest valedor dels drets històrics, de les antigues nacions sense estat i de la seva personalitat política, que ell avalava. Hauria pogut regir els destins dels pobles basant-se en el reconeixement del que és propi de cada poble, la seva identitat. Hauria pogut ser el garant de les llibertats.

L’estat no és font jurídica de poder, és tan sols instrument executiu de la voluntat popular. Per tant, el poder jurídic és el poble. El dret és anterior a tot estat. Així defensava ell la personalitat dels pobles.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Carta al Cielo

MANUEL REGO NIETO

LA REGIÓN (Galicia) 24/08/2010

Señor: 1959. Mayo. Montejurra. Franco había dado orden de que V.A. no pisara territorio español. De que no estuviera presente en el Monte Santo de Tradición. Había declarado en estado de sitio el país Vasco por los atentados de ETA.

Las carreteras generales que conducen al Viejo Reino de Navarra estaban cortadas por la Guardia Civil. Pero cientos de carlistas de toda España burlaban los controles por carreteras secundarias. Los ourensanos habíamos llegado a Estella, que fuera Corte carlina, habíamos llegado por ferrocarril sin hacer ostentación alguna ni ponernos la boina bermeja. Era la víspera del Montejurra, el segundo al que acudiría V.A., luego de haberlo hecho en 1957 y haberse presentado al pueblo carlista que lo había aclamado como hijo del ‘viejo rey’ don Javier.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Carlos Hugo, el príncipe intrépido

FERNANDO GARCÍA-ROMANILLOS

EL PAÍS 20/08/2010

Con el fallecimiento del príncipe Carlos Hugo de Borbón, el 18 de agosto, espero que no se repita la fea costumbre de llenar de ditirambos a quien en vida se le quiso rodear de silencio. Que los estudiosos coloquen en el lugar histórico que se merece al príncipe de los carlistas, que junto a sus defectos portaba reconocidas cualidades de sabio, inteligente, intrépido y, por encima de todo, honesto.

Le vi hace dos meses, en el rincón de la costa catalana donde vivió estos dos últimos años. Disimulando las huellas de su penosa enfermedad con la vitalidad que conservaba a los 80 años y olvidando recomendaciones dietéticas, hablamos más de lo humano que de lo divino alrededor de una fritura de pescado y unas cervezas, sabiendo que posiblemente sería nuestra última tertulia. Se explayó sobre lo que ahora estaba investigando y escribiendo: el gobierno de las finanzas globales, las políticas monetarias y el desarrollo de los pueblos.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Fragmento de la Declaración de Carlos Hugo de Borbón Parma del 24 de abril de 1976: La Unidad del Carlismo

.

El Carlismo, por mucho que algunos se empeñen, siempre ha formado un solo cuerpo. En torno a los valores permanentes que se han ido expresando y plasmando según las épocas, los tiempos y las circunstancias se ha mantenido unido el Carlismo. Estos principios que son las esencias espirituales, la libertad de la persona, las libertades de los pueblos, nuestra Patria como federación de los pueblos que componen el Estado Español, los principios socialistas de igualdad y libertad en lo económico y en lo social, la unidad en torno a la dinastía como institución eje para garantizar nuestra continuidad, son los conceptos revolucionarios y democráticos que el Carlismo ha mantenido en el transcurso de toda su existencia y por los que tantos han dado su vida y sus bienes.

Ésta es la unidad del Carlismo. No puede haber otro Carlismo. Fuera de esta línea ideológica ya no se puede llamar carlista. Es el Pueblo quien en su dinámica política a través del pacto con la Dinastía ha determinado esta línea y la mantiene viva día a día. Los esfuerzos para mantener esta unidad en la lucha por la libertad y la democracia representan el plebiscito cotidiano que hace el Carlismo de su propia ideología. Esta es la unidad del Carlismo, por mucho que intente la clase dominante presentarlo dividido con torpes maniobras.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Carlos Hugo de Borbón Parma, in memoriam

CARLOS CARNICERO

Hace tres días falleció en Barcelona Su Alteza Real el príncipe Carlos Hugo de Borbón Parma. Mi amigo y compañero, el periodista Fernando García Romanillos, escribió un obituario intimista, brillante y riguroso en el diario El País, cuya lectura recomiendo encarecidamente. Yo por mi parte he recuperado la memoria de aquellos años en las líneas que he escrito y que transcribo a continuación.

Conocí al príncipe Carlos Hugo de Borbón Parma en los Sanfermines de 1.968, en casa de Miguel San Cristóbal. Era entonces el príncipe un joven bien parecido, formado en las mejores universidades europeas y cargaba con la responsabilidad -y probablemente con el estigma- de ser descendiente directo de los reyes carlistas y heredero legítimo de esa causa. Casado con la princesa Irene de Holanda, formaba un coctel explosivo para un régimen que daba sus primeras y definitivas muestras de agotamiento. Su presencia clandestina, picando carbón, durante tres meses en el fondo de la mina asturiana de El Sotón le hizo tomar contacto con una de las manifestaciones más duras de la clase trabajadora.

Quedé fascinado por la frescura de su pensamiento y por el atractivo intelectual de unas ideas sobre la democracia y la España moderna que tenían en primer lugar el objetivo ambicioso de convertir el carlismo -una fuerza política contradictoria con un pasado difícil de remontar por su participación en el bando nacional de la guerra civil y con sus tradiciones forales ancladas sólidamente en las comunidades históricas y precursoras de los nacionalismos periféricos- en un partido moderno, democrático y socialista.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Casi 300 personas asisten al funeral de Carlos Hugo de Borbón en Barcelona

BARCELONA, 19 (EUROPA PRESS)

El funeral del histórico dirigente carlista Carlos Hugo de Borbón-Parma se ha celebrado esta tarde en el tanatorio de Sant Gervasi con 290 asistentes, entre familiares y simpatizantes procedentes de toda España, según ha informado el portavoz de la familia Xavier Carbonell.

La ceremonia religiosa ha sido oficiada por cinco sacerdotes, uno de ellos amigo de la familia, y a ella han asistido las hermanas del Duque de Parma y Piacenza –María Teresa, Cecilia y María de las Nieves de Borbón Parma– y sus hijos –Carlos Javier, Jaime, Margarita y María Carolina–. También ha asistido la prometida de Carlos Javier, Gualthérie Van Weezel.

Durante la ceremonia se han podido escuchar las palabras de un carlista gallego que ha recitado un poema de Ramón María del Valle-Inclán y lo ha acabado exclamando “el rey ha muerto, viva el rey”. También ha querido decir unas palabras de despedida y agradecimiento el primogénito del histórico dirigente carlista, Carlos Javier.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Apuntes biográficos de don Carlos Hugo de Borbón Parma

Don Carlos Hugo de Borbón Parma nació en Paris el 8 de Abril de 1930, siendo el segundo hijo, de un total de seis, fruto del matrimonio contraído el 12 de Noviembre de 1927 entre don Javier de Borbón Parma y Braganza, descendiente directo de Felipe V, Infante de España y Duque de Parma, titular legítimo de los derechos al trono de Las Españas, y de doña Magdalena de Borbón Busset. La infancia de don Carlos Hugo en Francia coincide con los últimos y turbulentos años de la III República Francesa y con la ocupación alemana, durante la II Guerra Mundial, contra la cuál lucharía su padre desde la Resistencia antifascista hasta su apresamiento por los nazis y posterior internamiento en el campo de concentración de Dachau.

Al finalizar la II Guerra Mundial, don Carlos Hugo cursó en Canadá estudios de Derecho, que completó tras su regreso al continente europeo, donde se doctoró por la universidad de la Sorbona (Francia) y en Ciencias Económicas por Oxford (Reino Unido), siendo el primer príncipe español en adquirir una formación completamente universitaria en la que predominarían los conocimientos filosóficos y humanistas sobre los puramente militares lo que posteriormente le sirve para iniciarse en el mundo laboral trabajando en el Deutsche Bank donde se le permite conocer de primera mano la política económica que llevaría al llamado “Milagro Alemán”.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail