Tag Archives: Carlismo catalán

[Opinión] Requetés antifranquistas en Montserrat

Artículo publicado por Josep Miralles en www.naiz.eus 06/09/2018

El pasado 19 de agosto el historiador y benedictino Hilari Raguer escribió en La Vanguardia un importante artículo titulado “Requetés en Montserrat”, con el cual me identifico completamente.

El Monumento al Tercio de Requetés de Montserrat no puede ser considerado como “franquista”, como ha afirmado el PSC para reclamar su retirada, ni ser homologado al Valle de los Caídos, como han pretendido últimamente algunos comentaristas.

Hilari Raguer menciona que en el Tercio de Montserrat se inscribieron “fejocistas” (de la Federación de Jóvenes Cristianos de Cataluña) que huyendo de la represión pasaron a Francia y después al País Vasco, donde se formó este Tercio por iniciativa de carlistas catalanes igualmente exiliados. Dice también que Franco los utilizó como carne de cañón en Codo y en la Batalla del Ebro. Termina recordando que las autoridades eclesiásticas prohibieron la Federación de Jóvenes Cristianos de Cataluña.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

[Opinión] La tradición federalista del carlismo catalán

Artículo de Javier Cubero  publicado en www.naiz.eus 05/07/2018

No es un debate nuevo el de la participación del carlismo en la génesis del catalanismo. La novedad es el nivel de visibilidad que ha adquirido este asunto al saltar de la torre de marfil de la comunidad historiográfica a las tribunas de los medios de comunicación de masas. Rebuscando en la hemeroteca solamente encontraremos un caso semejante, la polémica desarrollada en las páginas de La Vanguardia a partir de la publicación, el 15 de julio de 1999, del artículo «¿Hubo 11.000 carlistas?» de Ernest Lluch.

Al igual que entonces, entre los escritores y periodistas que durante estos meses han tratado la materia tropezamos con planteamientos extremadamente diferentes. Mientras la mayoría esboza una filiación directa y automática entre el carlismo de ayer y el independentismo de hoy; una minoría, en cambio, niega la existencia de cualquier tipo de vinculación histórica entre carlismo y catalanismo. Arrastrados por intereses ideológicos de muy diverso tipo, algunos autores pretenden atribuir unas raíces exclusivamente republicanas, laicas, urbanas, europeas, e incluso masónicas y esperantistas, al conjunto del movimiento catalanista. Por lo visto deben de ignorar que el primer nacionalismo catalán, el que aprobó en 1892 las Bases de Manresa, y más tarde constituirá la Lliga Regionalista, no solamente exaltaba la casa pairal sino que proclamaría que «Catalunya serà cristiana o no serà». O que los carlistas que en 1931 fundaron Unió Democràtica de Catalunya no descubrieron el catalanismo de la noche a la mañana.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail