Salvemos Montejurra-Salba dezagun

Salvemos Montejurra-Salba dezagun

Boletín Carlista de Madrid leer más

El Federal

El Federal

El Federal leer más

Montejurra 76

Montejurra 76

Montejurra 76 leer más

Conferencia de Javier Cubero. Montejurra 76

Conferencia de Javier Cubero. Montejurra 76

Conferencia de Javier Cubero. Montejurra 76 leer más

Ricardo, Aniano vuestra sangre es semilla de libertad

Ricardo, Aniano vuestra sangre es semilla de libertad

Ricardo, Aniano vuestra sangre es semilla de libertad leer más

40 años de los asesinatos de Montejurra

40 años de los asesinatos de Montejurra

40 años de los asesinatos de Montejurra leer más

Nueva web de nuestros compañeros catalanes

Nueva web de nuestros compañeros catalanes

Nueva web de nuestros compañeros catalanes leer más

8 de Mayo Montejurra. 1976-2016 40 años de los asesinatos. 40 años de impunidad

8 de Mayo Montejurra. 1976-2016 40 años de los asesinatos. 40 años de impunidad

8 de Mayo Montejurra. 1976-2016 40 años de los asesinatos. 40 años de impunidad leer más

 

Carlos Hugo, el príncipe intrépido

FERNANDO GARCÍA-ROMANILLOS

EL PAÍS 20/08/2010

Con el fallecimiento del príncipe Carlos Hugo de Borbón, el 18 de agosto, espero que no se repita la fea costumbre de llenar de ditirambos a quien en vida se le quiso rodear de silencio. Que los estudiosos coloquen en el lugar histórico que se merece al príncipe de los carlistas, que junto a sus defectos portaba reconocidas cualidades de sabio, inteligente, intrépido y, por encima de todo, honesto.

Le vi hace dos meses, en el rincón de la costa catalana donde vivió estos dos últimos años. Disimulando las huellas de su penosa enfermedad con la vitalidad que conservaba a los 80 años y olvidando recomendaciones dietéticas, hablamos más de lo humano que de lo divino alrededor de una fritura de pescado y unas cervezas, sabiendo que posiblemente sería nuestra última tertulia. Se explayó sobre lo que ahora estaba investigando y escribiendo: el gobierno de las finanzas globales, las políticas monetarias y el desarrollo de los pueblos.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

La sinceridad hay que agradecerla siempre

DIARIO DE NOTICIAS (Navarra)

23/08/2010

Es el caso de las declaraciones de nuestro presidente, don Miguel Sanz, y de su sucesora en UPN, la señora Yolanda Barcina, a cuento del ofrecido y de momento negado acuerdo, pacto o coalición con UPyD de cara a las próximas elecciones.

Ha dicho don Miguel o así ha sido recogido por la prensa que “existe una gran coincidencia de objetivos ideológicos y políticos (de UPyD) con UPN”. “Yo lo que les he dicho es que lo que tenían que hacer es integrarse en UPN”, mientras su ex socio, el señor Cervera, ahora ya en la nómina del PP, con toda la retranca, le hacía ver que “UPyD es un partido antiforalista, de izquierdas y centralista”, sabiendo como sabe el diputado que sus correligionarios y ex compañeros, el señor Sanz y la señora Barcina, son, por lo menos, tan centralistas como él mismo, y que aun perteneciendo a una derecha radical, llegado el caso, prefieren un Estado rosado que la reintegración foral plena y la autodeterminación democrática. La muestra la tenemos en el actual gobierno.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

De banderas e imposiciones

DIARIO DE NOTICIAS (Navarra)

19/08/2010

.

Cada vez que contemplo la obra de Sorolla Tipos del Concejo del Roncal me produce una sensación de doble asombro, una por la obra en sí, y otra por la presencia de auténticos magistrados del pueblo, los seis o siete navarros que aparecen, que con sus trajes negros y sus cuellos blancos, me hacen permanecer absorto en su admiración. Pero aún hay algo más: la soberana majestad del alcalde mayor y el abanderado que enarbola el pendón del concejo, un estandarte con la cruz de San Andrés a los cuatro ángulos sobre formas geométricas de diversos colores al modo de tantas otras de Euskal Herria.

Es la bandera, la verdadera y única bandera -una más de la de entre tantos concejos y valles vascos- de un pueblo que se manifiesta como entidad soberana, un símbolo único creado por él y venerado de generación en generación. Una enseña, entre otras muchas, con las que los euskaldunes todos se alzaron en 1833 en defensa de sus libertades en una guerra que ya casi nadie discute que fue una auténtica sublevación para preservar la soberanía vasca amenazada mediante la imposición del unitarismo constitucional español.

Las banderas de los varios pueblos peninsulares…, las banderas de las naciones que hasta 1714 mantuvieron una normal convivencia confederal, las banderas que movían a sus naturales a morir por su soberanía en peligro cierto de destrucción. Banderas, pendones, estandartes…, verdaderos lábaros que serían sañuda y conscientemente destruidos por los vencedores -como sucedió con las catalanas al concluir la guerra de Sucesión, mandadas quemar por el primer Borbón hasta el extremo de no conservarse ni una sola-, y ello al exclusivo objeto de aniquilar la conciencia popular colectiva de las comunidades que las tenían por su santo y seña identificador.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Fragmento de la Declaración de Carlos Hugo de Borbón Parma del 24 de abril de 1976: La Unidad del Carlismo

.

El Carlismo, por mucho que algunos se empeñen, siempre ha formado un solo cuerpo. En torno a los valores permanentes que se han ido expresando y plasmando según las épocas, los tiempos y las circunstancias se ha mantenido unido el Carlismo. Estos principios que son las esencias espirituales, la libertad de la persona, las libertades de los pueblos, nuestra Patria como federación de los pueblos que componen el Estado Español, los principios socialistas de igualdad y libertad en lo económico y en lo social, la unidad en torno a la dinastía como institución eje para garantizar nuestra continuidad, son los conceptos revolucionarios y democráticos que el Carlismo ha mantenido en el transcurso de toda su existencia y por los que tantos han dado su vida y sus bienes.

Ésta es la unidad del Carlismo. No puede haber otro Carlismo. Fuera de esta línea ideológica ya no se puede llamar carlista. Es el Pueblo quien en su dinámica política a través del pacto con la Dinastía ha determinado esta línea y la mantiene viva día a día. Los esfuerzos para mantener esta unidad en la lucha por la libertad y la democracia representan el plebiscito cotidiano que hace el Carlismo de su propia ideología. Esta es la unidad del Carlismo, por mucho que intente la clase dominante presentarlo dividido con torpes maniobras.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Carlos Hugo de Borbón Parma, in memoriam

CARLOS CARNICERO

Hace tres días falleció en Barcelona Su Alteza Real el príncipe Carlos Hugo de Borbón Parma. Mi amigo y compañero, el periodista Fernando García Romanillos, escribió un obituario intimista, brillante y riguroso en el diario El País, cuya lectura recomiendo encarecidamente. Yo por mi parte he recuperado la memoria de aquellos años en las líneas que he escrito y que transcribo a continuación.

Conocí al príncipe Carlos Hugo de Borbón Parma en los Sanfermines de 1.968, en casa de Miguel San Cristóbal. Era entonces el príncipe un joven bien parecido, formado en las mejores universidades europeas y cargaba con la responsabilidad -y probablemente con el estigma- de ser descendiente directo de los reyes carlistas y heredero legítimo de esa causa. Casado con la princesa Irene de Holanda, formaba un coctel explosivo para un régimen que daba sus primeras y definitivas muestras de agotamiento. Su presencia clandestina, picando carbón, durante tres meses en el fondo de la mina asturiana de El Sotón le hizo tomar contacto con una de las manifestaciones más duras de la clase trabajadora.

Quedé fascinado por la frescura de su pensamiento y por el atractivo intelectual de unas ideas sobre la democracia y la España moderna que tenían en primer lugar el objetivo ambicioso de convertir el carlismo -una fuerza política contradictoria con un pasado difícil de remontar por su participación en el bando nacional de la guerra civil y con sus tradiciones forales ancladas sólidamente en las comunidades históricas y precursoras de los nacionalismos periféricos- en un partido moderno, democrático y socialista.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Comuniones Tradicionalistas e integrismo seudocarlista

Me veo en la necesidad de escribir un articulo clarificador ante la gran confusión existente sobre el Carlismo actual, pues existen dos grupos que discuten al PC su carácter de continuador del movimiento carlista, son el partido CTC (Comunión Tradicionalista Carlista) y el grupúsculo adicto a Sixto de Borbón que usurpa el nombre de “Comunión Tradicionalista”.

Sin meternos en debates ideológicos veamos de donde procedemos nosotros y de donde vienen estos “tradicionalistas”.

Desde el siglo XIX el Carlismo siempre contó con una estructura organizativa permanente a pesar de mil y un persecuciones y de la ilegalidad sufrida durante los periodos dictatoriales. Esta organización fue cambiando de nombre a lo largo de la Historia; primero fue Partido Carlista; después de 1909, cuando D. Jaime III sucede a su padre D. Carlos VII al frente del Carlismo, paso a denominarse Partido Jaimista; y cuando en 1932, muerto ya D. Jaime III, las derechas integrista y praderista (mal llamada mellista) se integran en el Carlismo, paso a denominarse Comunión Tradicionalista (CT). Esta organización (salvo un grupo de caciques traidores que en la década de 1950 acabarían reconociendo a Don Juan de Borbón como Rey) rechazo frontalmente en 1937 el Decreto de Unificación del general Franco, y desde ese mismo momento paso a la ilegalidad (perdiendo todas sus propiedades que fueron expropiadas por el partido único franquista), siendo duramente perseguido por la dictadura franquista. Esta organización (que entre 1936 y 1975 estuvo lidera por Don Javier de Borbón Parma) durante las décadas siguientes mantuvo en la clandestinidad sus estructuras y tras una renovación ideológica que duro toda la década de 1960, en el Congreso de 1971 cambio su nombre oficial, abandonando “Comunión Tradicionalista” y volviendo al original de “Partido Carlista”. Y esta organización es el actual Partido Carlista, continuador directo del Partido Carlista del siglo XIX.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Casi 300 personas asisten al funeral de Carlos Hugo de Borbón en Barcelona

BARCELONA, 19 (EUROPA PRESS)

El funeral del histórico dirigente carlista Carlos Hugo de Borbón-Parma se ha celebrado esta tarde en el tanatorio de Sant Gervasi con 290 asistentes, entre familiares y simpatizantes procedentes de toda España, según ha informado el portavoz de la familia Xavier Carbonell.

La ceremonia religiosa ha sido oficiada por cinco sacerdotes, uno de ellos amigo de la familia, y a ella han asistido las hermanas del Duque de Parma y Piacenza –María Teresa, Cecilia y María de las Nieves de Borbón Parma– y sus hijos –Carlos Javier, Jaime, Margarita y María Carolina–. También ha asistido la prometida de Carlos Javier, Gualthérie Van Weezel.

Durante la ceremonia se han podido escuchar las palabras de un carlista gallego que ha recitado un poema de Ramón María del Valle-Inclán y lo ha acabado exclamando “el rey ha muerto, viva el rey”. También ha querido decir unas palabras de despedida y agradecimiento el primogénito del histórico dirigente carlista, Carlos Javier.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

La hermana de Carlos Hugo de Borbón dice que el Partido Carlista “está vivo” (Agencia EFE)

Barcelona, 19 ago (EFE).- María Teresa de Borbón-Parma, hermana del histórico dirigente Carlos Hugo de Borbón Parma, fallecido ayer en Barcelona a los 80 años de edad, ha afirmado hoy que “el Partido Carlista ha renacido muchas veces de sus cenizas y que veremos como a lo largo y ancho de España, y en Cataluña que es un núcleo muy carlista, está vivo”.

En declaraciones a Efe, la hermana del que fue cabeza dinástica de la Casa Borbón-Parma, la rama carlista que quiso poner a los Borbón Parma en el Trono de España, ha remarcado que el carlismo está vivo pero “no como fuerza beligerante en contra del régimen actual, sino como una esperanza de futuro hacia otra democracia más cercana a la sociedad que salga de las entrañas de la sociedad”.

María Teresa de Borbón-Parma insiste en que “la idea carlista no es llevar la boina roja y gritar sino lograr una democracia más progresista, más cercana a la sociedad, lo que hemos llamado autogestión colectiva”.

Carlos Javier de Borbón-Parma, hijo del fallecido, ha recordado cómo su padre llegó en los años 50 a España para ayudar a cambiar el país hacia una democracia moderna y europea, y que “su gran lucha fue ayudar en la transición democrática porque veía una responsabilidad en esto”. Toda su vida, ha puntualizado, estuvo luchando por la democracia y las libertades españolas.

Tras asegurar que después de la muerte de su padre seguirá con los derechos dinásticos que Carlos Hugo defendía y que nadie les puede quitar porque los ostentan desde Hugo Capeto, ha explicado que su padre pasó los últimos años de su vida en Barcelona y que hasta el final se dedicó a escribir sobre economía, la crisis, la globalización, el problema del desarrollo y los derechos humanos que siempre defendió.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Apuntes biográficos de don Carlos Hugo de Borbón Parma

Don Carlos Hugo de Borbón Parma nació en Paris el 8 de Abril de 1930, siendo el segundo hijo, de un total de seis, fruto del matrimonio contraído el 12 de Noviembre de 1927 entre don Javier de Borbón Parma y Braganza, descendiente directo de Felipe V, Infante de España y Duque de Parma, titular legítimo de los derechos al trono de Las Españas, y de doña Magdalena de Borbón Busset. La infancia de don Carlos Hugo en Francia coincide con los últimos y turbulentos años de la III República Francesa y con la ocupación alemana, durante la II Guerra Mundial, contra la cuál lucharía su padre desde la Resistencia antifascista hasta su apresamiento por los nazis y posterior internamiento en el campo de concentración de Dachau.

Al finalizar la II Guerra Mundial, don Carlos Hugo cursó en Canadá estudios de Derecho, que completó tras su regreso al continente europeo, donde se doctoró por la universidad de la Sorbona (Francia) y en Ciencias Económicas por Oxford (Reino Unido), siendo el primer príncipe español en adquirir una formación completamente universitaria en la que predominarían los conocimientos filosóficos y humanistas sobre los puramente militares lo que posteriormente le sirve para iniciarse en el mundo laboral trabajando en el Deutsche Bank donde se le permite conocer de primera mano la política económica que llevaría al llamado “Milagro Alemán”.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Ha fallecido D. Carlos Hugo de Borbón Parma

Lamentamos comunicar el fallecimiento de S.A.R. Don Carlos Hugo de Borbón-Parma, expresidente del Partido Carlista, que ha estado acompañado de sus hijos y hermanas que permanecían junto a él en la ciudad de Barcelona.

Don Carlos Hugo, tras una larga enfermedad, y con mente clara, tuvo ayer un día tranquilo para enviar a todos los carlistas su abrazo final.

El funeral se realizará el jueves, día 19 de agosto, a las 18,00 horas, en el Tanatorio de Sant Gervasi (c/Carles Riba, 10-12 08035 Barcelona. Tel.: 934 841 800, por Ronda de Dalt, salida 7).

La Casa Real de Holanda prevé realizar un funeral oficial privado por Carlos Hugo de Borbón-Parma, al que asistirán todos sus hijos (Carlos Javier, Jaime, Margarita y María Carolina) y tres de sus hermanas (María Teresa, Cecilia y María de las Nieves). Los restos mortales de S.A.R Don Carlos Hugo serán trasladados de Barcelona al Palacio Noordeinde de La Haya, donde el cuerpo será velado por sus familiares en la llamada Cúpula de Fagel, una de las estancias del edificio.

Posteriormente, sus restos serán trasladados a Piacenza y, finalmente, a Parma, donde serán enterrados en la cripta familiar de la Iglesia de Santa María de la Stecatta.

En septiembre, probablemente, se oficiará otro funeral en Madrid.

La Familia Borbón-Parma en la persona de sus hijos, Don Carlos Javier, Doña Margarita, Don Jaime y Doña Carolina, y de sus hermanas, Doña María Teresa, Doña Cecilia y Doña María de las Nieves, agradece todas las muestras de afecto y condolencias que están recibiendo en estos momentos.

Para comunicar a la Familia Borbón-Parma vuestro pésame por el fallecimiento de D. Carlos Hugo de Borbón-Parma podéis utilizar el siguiente correo electrónico:

carloshugo1833@yahoo.com

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Carta al periódico La Rioja

VIVE, DEJA VIVIR Y, LLEGADO EL CASO, AYUDA A VIVIR

Pío García está “loco por incordiar”; así se lo pasa bien, parece. En una columna que firma en el periódico La Rioja, de la semana pasada, dice que los Fueros son una “cosa medieval y absurda”, unos “privilegios locales y extemporáneos”; también dice que no sabe “en qué pactos centenarios e hidalguías universales de sus tatarabuelos” se basan los Fueros. Desde el Partido Carlista le animamos a que se esfuerce  en salir de esa ignorancia para que sus palabras no suenen a eso, precisamente: a ignorancia y mala baba; y a que si tan bien se lo pasa incordiando, que incordie al PP, que gobierna en La Rioja, y ahí sostiene un criterio, y en Euskadi el contrario, en relación con el Concierto Económico. Seguro que en La Rioja sus ciudadanos tienen problemas, como los tenemos en Navarra, y aquí no nos metemos con La Rioja para distraer la atención de los ciudadanos de sus problemas diarios, como hacía el franquismo azuzando rivalidades entre los pueblos vecinos, y favoreciendo el aldeanismo, para que no se viese el problema principal.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Carta al diario Deia

Señor director:

En el diario de su dirección se ha publicado una noticia de la que se puede desprender una grave confusión y perjuicio para el Partido Carlista.

Me refiero a la que da cuenta de la condenable sustracción de una placa de la fachada de la Diputación Foral de Gipuzkoa por dos individuos que al ser detenidos han manifestado que eran “carlistas de Madrid”.

Como Secretario General del Partido Carlista de Madrid he de manifestar, junto a mi repulsa por tan despreciable hecho, que tales individuos no son carlistas y no militan en el Partido Carlista.

Bajo ningún concepto un carlista, ya de sea de Madrid, de EKA, o de cualquier otra agrupación del Estado, siempre respetuoso con cuanto se refiera a la soberana libertad de Euskal Herria, realizaría un hecho tan execrable.

Ruego que, en base a lo anterior tenga la amabilidad de publicar la presente aclaración/puntualización.

Agradeciéndole su atención, reciba mi atto. Saludo

José María Tercero

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Los separadores se apropian también del diccionario

Nos informa la prensa de que la RAE cambiará en su diccionario, a partir de su próxima edición, la actual voz aberzale, por su grafía navarra/euskara de abertzale a la que dan el siguiente significado: (Del vasco abertzale, patriota). Dicho de un movimiento político y social vasco y de sus seguidores. Partidario del nacionalismo radical.

Todos los que defendemos el Pueblo Vasco, Navarra/Euskal Herria, la nación, la patria vasca, somos abertzales, pero de ninguna forma ello significa radicalidad ni tendencia, pues existe la derecha abertzale, la izquierda abertzale, los soberanistas, los independentistas, etc. en todas sus gradaciones, del mismo modo que en Castilla, León, los Països Catalans, Canarias, Galiza, Andalucía, Aragón, etc. lo hacen quienes defienden sus propios derechos, cultura, tradiciones y autodeterminación, sin que ello implique necesariamente ni extremismo, ni violencia ni tan siquiera separatismo o voluntad de negar la convivencia, siempre que ésta fuere voluntaria y respetuosa.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Partidos y democracia

La teoría dice que los partidos políticos existen para ser una herramienta de la democracia, pero cuando degeneran y pasan a ser un instrumento en manos del sistema y de los políticos para burlar lo que los ciudadanos quieren o eligen en la forma oficialmente establecida, pierden su sentido y el derecho a la existencia.

Es muy grave y muy dura esa afirmación, pues está claro que sin partidos políticos se impone la siempre indeseable dictadura que tanto sufrimos y odiamos los de mi generación y tantos otros, pero no es menos cierto que cuando los partidos se constituyen en rentables y opacas empresas económicas y magníficos centros de colocación para sus dirigentes y afiliados a costa del tesoro público, y además, hacen trampas a sus electores con el fin de mantenerse en el poder y retener esos privilegios, están imponiendo una dictadura aún mucho más indigna y oprobiosa. Pues si a la militar estamos obligados por la amenaza de las armas, la de los partidos se enseñorea y abusa de nuestra libertad y dignidad gracias a la dejación que por activa y por pasiva hacemos los electores permitiendo o no sabiendo impedir que con nuestros votos se haga lo contrario a lo que se nos ofreció, y a lo que elegimos cuando votamos.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

DECLARACIÓN UNIVERSAL DE LOS DERECHOS DE LOS PUEBLOS. Argel, 4 de julio de 1976

Preámbulo

Vivimos tiempos de grandes esperanzas, pero también de profundas inquietudes,

– tiempos llenos de conflictos y de contradicciones,

– tiempos en que las luchas de liberación han alzado a los pueblos del mundo contra las estructuras nacionales e internacionales del imperialismo, y han conseguido derribar sistemas coloniales,

– tiempos de luchas y de victorias en que las naciones se dan, entre ellas o en su interior, nuevos ideales de justicia,

– tiempos en que las resoluciones de la Asamblea General de las Naciones Unidas desde la Declaración Universal de los Derechos del Hombre hasta la Carta de los Derechos y Deberes Económicos de los Estados, han expresado la búsqueda de un nuevo orden político y económico internacional.

Pero son también tiempos de frustraciones y derrotas, en que aparecen nuevas formas de imperialismo para oprimir y explotar a los pueblos.

El imperialismo, con procedimientos pérfidos y brutales, con la complicidad de gobiernos que a menudo se han autodesignado, sigue dominando una parte del mundo. Interviniendo directa e indirectamente, por intermedio de las empresas multinacionales, utilizando a políticos locales corrompidos, ayudando a regímenes militares que se basan en la represión policial, la tortura y la exterminación física de los opositores; por un conjunto de prácticas a las que se les llama neo-colonialismo, el imperialismo extiende su dominación a numerosos pueblos.

Conscientes de interpretar las aspiraciones de nuestra época, nos hemos reunido en Argel para proclamar que todos los pueblos del mundo tienen el mismo derecho a la libertad, el derecho de liberarse de toda traba extranjera, y de darse el gobierno que elijan; el derecho, si están sojuzgados, de luchar por su liberación, y el derecho de contar en su lucha con el apoyo de otros pueblos.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail