[Economía] El IPC, su manipulación y efectos

Carlismo, carlistaEl Índice de Precios de Consumo (IPC) de noviembre se ha situado a niviel estatal en el 1,7%, seis décimas por debajo del registrado en el mes de octubre según el INE (organismo público dependiente del Ministerio de Economía y Hacienda).  La «bajada» de precios de los carburantes, la electricidad, la fruta, aceites y los paquetes turísticos han sido los bienes que han incidido en este descenso del IPC.

Es importante recordar que venimos de años de devaluación salarial y recortes que han mermado la capacidad adquisitiva de los trabajadores y trabajadoras. La recuperación económica que se empeñan en vendernos no se aprecia en nuestros bolsillos que llevan sufriendo en los seis últimos meses tasas de inflación por encima del 2% con los salarios congelados o con incrementos poco menos que simbólicos.

Además, la variación salarial media pactada en convenio hasta noviembre ha sido del 1,7%, con lo que el escaso incremento salarial se ha quedado en nada al igualarse con los precios de consumo. De esta forma vamos por mal camino si los salarios no pueden hacer frente a la subida de los precios, porque continuaremos incrementando la precariedad de los trabajadores y las familias en general.

La situación es especialmente crítica para ese 13% de trabajadores pobres, personas desempleadas, especialmente las que no tienen ningún tipo de cobertura o pensionistas con bajos ingresos, cuya situación es cada vez más insostenible y se agrava con la llegada del frío y la incidencia de la pobreza energética.

Teniendo en cuenta que la Seguridad Social utilizará el IPC de diciembre para compensar la desviación del déficit y no el de noviembre como era tradicional en los últimos años,  le va a salir muy bien la jugada al Gobierno de Sánchez que se ahorrará un buen pico con este movimiento, (una décima de diferencia supone 128,6 millones de euros de ahorro), ya que casualmente se prevé un descenso de la inflación todavía mayor para este último mes del año. Y decimos casual, debido a que durante todo el año los precios de la cesta de la compra, esos que realmente afectan a las familias, no han dejado de subir y precisamente el mes de diciembre, como todo el mundo sabe, con todo el consumo que conlleva por el periodo navideño, no es que sea un mes en el que los precios de los productos se abaraten, si no todo lo contrario.

 

Yoar Mendia

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Subscribe  
Notify of