Nueva web de nuestros compañeros del Partido Carlista de Euskal Herria-E.K.A.

Nueva web de nuestros compañeros del Partido Carlista de Euskal Herria-E.K.A.

Nueva web de nuestros compañeros del Partido Carlista de Euskal Herria-E.K.A. leer más

Boletín Carlista de Madrid 71

Boletín Carlista de Madrid 71

Boletín Carlista de Madrid 71 leer más

STOP uranio

STOP uranio

STOP uranio leer más

Ricardo, Aniano vuestra sangre es semilla de libertad

Ricardo, Aniano vuestra sangre es semilla de libertad

Ricardo, Aniano vuestra sangre es semilla de libertad leer más

40 años de los asesinatos de Montejurra

40 años de los asesinatos de Montejurra

40 años de los asesinatos de Montejurra leer más

No a la violencia contra las mujeres

No a la violencia contra las mujeres

No a la violencia contra las mujeres leer más

8 de Mayo Montejurra. 1976-2016 40 años de los asesinatos. 40 años de impunidad

8 de Mayo Montejurra. 1976-2016 40 años de los asesinatos. 40 años de impunidad

8 de Mayo Montejurra. 1976-2016 40 años de los asesinatos. 40 años de impunidad leer más

NO AL TTIP

NO AL TTIP

NO AL TTIP leer más

Salvemos Montejurra-Salba dezagun

Salvemos Montejurra-Salba dezagun

Salvemos Montejurra-Salba dezagun leer más

Conferencia de Javier Cubero. Montejurra 76

Conferencia de Javier Cubero. Montejurra 76

Conferencia de Javier Cubero. Montejurra 76 leer más

 

Política

EL FEDERAL Nº 47

Nº47 portada.jpg


Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Punto de partida para salir de la “crisis”

 

¿Es necesaria la reforma fiscal?

por EDMUNDO FAYANAS ESCUER – Martes, 3 de Septiembre de 2013

SÍ, necesaria e imprescindible. Si tuviéramos un gobierno mínimamente serio y con sensibilidad social, su primera medida hubiera sido la reforma fiscal, con la finalidad de aumentar los ingresos y evitar los recortes. ¿Por qué la reforma fiscal? En España ha caído la recaudación fiscal como en ningún otro país europeo. Esta caída ha sido achacada a la crisis económica.

Como dice el conocido economista John Maynard Keynes: “Evitar los impuestos es una de las pocas actividades intelectuales que produce beneficios económicos”.

La realidad es bien distinta, de cada cuatro euros que ha caído la recaudación impositiva, sólo un euro es consecuencia de la crisis, los tres restantes son consecuencia de las reformas fiscales llevadas a cabo por el PP y el PSOE, que han conseguido un sistema aberrante, injusto e insolidario, y que si hubiera una justicia seria, sería declarado inconstitucional.

Aproximadamente el 22% del PIB es economía sumergida, que ha sido aceptada y fomentada desde los distintos gobiernos del PP y PSOE. El nivel de defraudación es escandaloso, cuando el mundo del trabajo representa el 47% del PIB su aportación impositiva es nada menos que del 90%, mientras que el otro 53% (mundo empresarial, plusvalías…) solo aporta el 19% ¿Cabe mayor descaro y escándalo? La defraudación fiscal ronda los 75.000 millones de euros anuales según la Unión Europea.

Hoy sabemos que el 95% de las 35 empresas que forman el IBEX actúan de forma habitual en paraísos fiscales y su nivel de defraudación roza el 50% de los 75.000 millones de defraudación al Estado. ¿Qué han hecho los gobiernos del PP y del PSOE para atajar este escándalo? Evidentemente nada, es decir mirar hacia otro lado. Como dice Adam Smith: “No es muy ilógico que los ricos contribuyan al gasto público, no solo en proporción a sus ingresos, sino en algo más que esa proporción”.

Actualmente, la prensa escrita de este país demanda una baja de impuestos para salir de la crisis. Sin embargo, la situación es mucho más compleja que subir o bajar impuestos. Analicemos.

La presión fiscal en nuestro país está ocho puntos por debajo de la europea, el 32,4% en España por el 40,1% en la UE. Sin embargo, como hemos visto las rentas salariales están muy castigadas, mientras que las del capital apenas pagan. La cuestión hoy no es bajar o subir impuestos, sino quién debe pagar, cuánto se paga y qué se hace con el dinero recaudado.

En resumen, podemos afirmar que España no tiene un problema de gasto público excesivo, sino de insuficientes ingresos impositivos, por eso una reforma fiscal es necesaria e imprescindible. Es falso que las pensiones o el Estado del bienestar sean insostenibles por falta de medios. Es obvio que si las clases ricas y las multinacionales pagaran los impuestos que les corresponden, no harían falta recortes.

Las medidas tributarias a adoptar deben ser muy selectivas, guiadas tanto por el criterio de eficacia recaudatoria como por el de su equidad. Debemos saber que España invierte menos de la mitad que los países europeos en su lucha contra el fraude. En consecuencia, es preciso perseguir el fraude fiscal, para que paguen los que no pagan.

Como dice Pedro Saura: “La eficacia y los retornos que un euro gastado en la lucha contra el fraude tiene para la Hacienda Pública española es uno de los costes más bajos de la Unión Europea, ya que el coste de gestión de nuestra Agencia Tributaria es de 0,78 euros por cada cien euros líquidos obtenidos. La disyuntiva en el presupuesto no es entre inspectores y profesores, sino que la existencia de más inspectores financiaría la presencia de más profesores en las aulas”.

La primera cuestión fiscal es que los impuestos deben estar bien diseñados técnicamente, para que se impidan escapatorias como las actuales, donde por ejemplo el impuesto de sociedades con un gravamen del 30%, realmente se está pagando el 10%.

La primera medida a tomar de forma responsable es volver al IVA existente antes de la subida de Rajoy. La segunda es mantener de forma indefinida el gravamen complementario del IRPF y añadiendo tres impuestos, uno sobre bienes suntuarios, otro sobre transacciones financieras y riqueza y el tercero un impuesto sobre depósitos bancarios con un gravamen del 0,2%.

Modificación de la actual estructura de las SICAV, modificando su escandaloso 1% y llegando al 5%. El Impuesto de Sociedades debería seguir en sus actuales gravámenes del 30-35%,  sí, pero con una desaparición de muchas de sus exenciones actuales y que en ningún caso pagarán menos del 25% real.

Eliminar la deducción de la vivienda con carácter retroactivo y eliminación de forma progresiva en alrededor de cinco años de esta deducción por vivienda. Eliminación de las deducciones por aportaciones a planes de pensiones privados.

Se debería trabajar en los llamados impuestos verdes, donde se incluyen temas como la contaminación, carburantes, tema del agua etc. Por ejemplo se debería implantar un impuesto sobre el uso de aguas públicas por las empresas eléctricas, que en España es prácticamente de coste cero, y ponerse uno parecido al de Alemania que por ejemplo produciría una recaudación de 1.200 millones de euros anuales.

El gobierno del PP decidió subir los impuestos a las clases medias y no ha hecho nada frente al fraude fiscal, y sí ha concedido amnistías fiscales que legalizan conductas defraudadoras. Rajoy se debía haber centrado en aumentar los ingresos, tocando a los poderosos, pero como son los que le apoyan prefirió recortar para explotar a los más débiles. Debemos recordar la frase: “Tu evasión es mi desempleo y tu paraíso es mi infierno”.

La reforma fiscal es una necesidad prioritaria, pero no haciendo lo que hasta ahora han hecho PP y PSOE, que es bajar impuestos a los ricos, sino que se deben reequilibrar y que cada uno pague en función de sus ingresos como marca la Constitución. Es de justicia una reforma fiscal distinta, pues seguir con más de lo mismo incendiará las calles por injusto. Estemos atentos.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

¿PRIVILEGIOS, QUE PRIVILEGIOS?

 

 

Sus privilegios

Miembro de la Ejecutiva del sindicato ELA, por xabi anza – Jueves, 22 de Agosto de 2013

El presidente de la patronal española CEOE ha propuesto que se suspendan los privilegios de los que siguen gozando quienes tienen contratos de trabajo indefinidos, como forma de acabar con la que llaman dualidad del mercado laboral, es decir, la existencia de contratados fijos y temporales.

Algunos se han apresurado a decir que el presidente se ha ido al monte (CCOO) o que lo que se plantea es una nueva vuelta de tuerca a la reforma laboral (UGT), diciendo que lo que pretende es generalizar la precariedad.

Siendo esto cierto, creo, sin embargo, que conviene recordar el porqué de la existencia de eso que él llama privilegios, es decir, el carácter indefinido del contrato (o sea, una cierta seguridad de permanencia) o el derecho a una indemnización en caso de despido (cada vez menor por cierto). Conviene recordarlo porque junto a las políticas de ajuste estructural no estamos sólo perdiendo derechos, sino también posición política, tensión ideológica y memoria histórica en relación con nuestros derechos laborales y sociales.

En primer lugar, y desde un punto de vista histórico, esos privilegios son consecuencia de décadas de lucha que acaban por fructificar al término de la Segunda Guerra Mundial, en un contexto político y económico singular marcado por una enorme fortaleza del movimiento obrero, una gran oportunidad de enriquecimiento para el capital con la reconstrucción de Europa y la consolidación de un bloque socialista. En ese escenario, el capital entiende que si no humaniza mínimamente y embrida su natural totalitario, las relaciones laborales la clase trabajadora europea acabará provocando la transición al socialismo de los países del bloque capitalista, hipótesis en la cual se le vendría abajo el negocio.

Pero me interesa, en segundo lugar, subrayar la dimensión más ideológica o política que está en la base de esos llamados privilegios. Merece la pena recordar que la empresa capitalista constituye un estado de excepción al propio ideal político liberal que predica la igualdad de todas las personas. En el mundo productivo capitalista, como bien sabemos, es una parte (la propietaria) la que decide qué se produce, cómo se produce, a qué ritmo se produce, cuándo se produce, para quién se produce, a cambio de qué se produce, dónde se produce, en qué condiciones se produce… Mientras que la otra parte, el mundo del trabajo, debe aceptar una relación de sumisión y subordinación, a partir de su situación de necesidad de sustento y supervivencia. La empresa capitalista es, en definitiva, un espacio opaco a la democracia, toda vez que las llamadas democracias liberales se asientan en el principio indiscutible de la propiedad privada.

La relación laboral, por tanto, no es una relación entre iguales como la que (presunta e idealmente) se da en la sociedad política: en ella no se cumple, por definición, el principio de sufragio universal una mujer u hombre, un voto. La empresa es una excepción a la democracia, un espacio donde los principios de igualdad no tienen lugar. Es, por decirlo de otra manera, la piedra de toque de todo el aparato ideológico liberal, toda vez que esa ideología se tuvo por revolucionaria (así se lo reconoció Marx) al predicar la igualdad para arrebatar los privilegios de las clases nobiliarias.

Inmanuel Wallerstein explicó magistralmente en su muy recomendable opúsculo (“El capitalismo histórico”, editorial Siglo XXI) de qué manera el aumento de la tasa de salarización (porcentaje de personas asalariadas en relación con la población) es una constante en el capitalismo, más allá de los períodos de destrucción de empleo. Esta salarización creciente no es primordialmente, yo creo, una necesidad económica (porque hay otros sistemas productivos posibles) sino ante todo una opción política de mantenimiento de los privilegios de clase, y no precisamente de los de la clase trabajadora, para el control social, económico y cultural. Los privilegios de los que ahora el presidente de la patronal Rosell habla, no son tales, sino que son en su origen la contrapartida a asumir una relación laboral contraria precisamente a la propia idea de democracia. Esta es la razón, y no otra, por la cual el derecho del trabajo que ahora están demoliendo, era un derecho protector: el legislador daba por supuesto que la relación laboral no era entre iguales, sino que una parte (la empresa) podía convertir esa relación laboral de dependencia en una relación de efectiva esclavitud. Por ello la vocación del este derecho laboral, a diferencia del mercantil, era proteger a la parte débil del contrato salarial, el trabajo.

Rosell evidentemente, habla desde la actual correlación de fuerzas, sabedor de la sumisión a sus dictados de que hacen gala los partidos con opción de gobernar, dictados que llenan las cuentas B de los partidos para acabar ahora de un plumazo con todos nuestros derechos.

Por todo ello, puestos a hablar de privilegios, el único que yo realmente veo, es aquel del que disponen las empresas, a saber, el de poder disponer, a golpe de ley, de autoridad laboral y policial, de un ejército de desempleados y precarios en situación de necesidad, y ello sin la obligación de respetar los más elementales principios democráticos de igualdad. Ese es el único y fundamental privilegio: el de determinar la producción, la reproducción, las condiciones de vida y de muerte de la inmensa mayoría de las personas del planeta y ello bajo la aureola de ser emprendedores, osados aventureros de empresa que “crean empleos cuando el mercado los destruye,

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Resistir e innovar resistencias

Ni resignación ni desesperanza: constancia y aprendizaje

Miembro de ATTAC Navarra-Nafarroa, por javier echeverría zabalza – Martes, 13 de Agosto de 2013

ÚLTIMAMENTE se percibe en la sociedad, a la vez que hartazgo, cada vez más cansancio, frustración y quizás también, sobre todo en los sectores sociales más conscientes y comprometidos, algo parecido a la desesperanza. El sí se puede de la PAH parece que se está transformando en es demasiado difícil. Las movilizaciones, a pesar de ser numerosas, no hacen participar a la gente en la medida que nos gustaría y necesitamos. Parece clara la necesidad de reflexionar.

La situación objetiva no ha variado; en todo caso, sigue empeorando. Se auguran más recortes en salarios, pensiones y servicios públicos, más privatizaciones. Se ha hecho evidente que la corrupción no afecta a unos pocos, sino que es general y sistémica. Tenemos una democracia cada día más limitada, y se practica la mentira, la manipulación y la exigencia de sumisión de la ciudadanía por las buenas o por las malas. Sabemos que tenemos que respetar límites ecológicos ineludibles y parecemos dispuestos a sobrepasarlos en una dinámica que amenaza las posibilidades de vida digna sobre todo de las generaciones futuras. Cada vez es más clara la necesidad de cambiar este régimen o sistema y esta forma de vida insolidaria e injusta. Sin embargo, parece muy difícil conseguir que la ciudadanía se implique activamente para hacer frente, como se merece, a una situación como esta.

Tras muchas movilizaciones en los últimos años, nos preguntamos si sirven para algo cuando vemos que no consiguen frenar las políticas antisociales que nos están empobreciendo y que están llevando a situaciones límites a sectores sociales cada vez más amplios. Incluso en movimientos tan combativos y solidarios como las PAH hay personas decepcionadas ante las maniobras del poder para evitar que la gente siga luchando por sus objetivos originales inalcanzados. Y es que este es otro factor que tiende a paralizarnos: nos hacemos conscientes del inmenso poder que tienen quienes nos están expoliando todo tipo de derechos y de sus innumerables posibilidades de maniobra para desmovilizarnos. En los sectores más conscientes corremos el riesgo de que se extienda la decepción y el desconcierto, y en la sociedad en general puede cundir la resignación y el fatalismo.

Es más que evidente que debemos tratar de evitar a toda costa caer en esta especie de depresión social. No es la primera vez que pasa. Este tipo de sensaciones se han experimentado en otros momentos claves de la historia y se logró superarlas. ¿Qué hacer para ello? En primer lugar, creo que es imprescindible reflexionar, debatir y aprender, y desde luego resistirnos a tirar la toalla. Sé que hay quien piensa que hay que cambiar cuestiones que algunas personas hemos considerado básicas hasta ahora. Yo voy a proponer insistir en la perseverancia en ellas y en aprender de la experiencia entre todas y todos para que su aplicación sea lo más adecuada posible.

Parto de la base de que necesitamos un profundo cambio sociopolítico, que apuntar solo hacia unas pocas reformas supondría encaminarnos hacia un colapso social cada vez más probable y doloroso. Seguramente aparecerá en algún momento algún claro en el horizonte pero, si no cambiamos esta dinámica, estos claros serán cada vez más raros y breves. Y también doy por sentado que conseguir esa gran transformación que necesitamos es muy difícil y que habrá muchas veces fracasos y retrocesos. Pero no tenemos más remedio: o lo intentamos o dejamos, sumisos, que la rueda del sistema nos arrolle.

De nuevo, ¿qué hacer? Aun sabiendo que es una simplificación, mi propuesta sigue siendo: unidad, organización y movilización; y persistencia en el empeño. Unidad, porque cada vez es más evidente que es la única manera de lograrlo. Unidad que tiene que ser desde abajo (no solo ni principalmente desde arriba) y con la participación de sectores cada vez más amplios de la ciudadanía. Para eso hay que ver cuáles son las formas más adecuadas de hacer frente al lastre de valores como la pasividad, el individualismo, el consumismo… que nos han inoculado. Pero, fundamental en mi opinión, unidad sobre todo entre las personas y organizaciones de diferentes sensibilidades que queremos construir una sociedad muy diferente y mucho más justa que la actual.

Sobre este tipo de unidad se puede tratar de conseguir otros niveles de unidad de acción más amplia con objetivos más limitados.

Cuando hablo de organización, me refiero fundamentalmente a la necesidad de estructurar y orientar poco a poco la sociedad hacia la participación política. Organización social que pasa también por fomentar el empoderamiento de la ciudadanía y seguramente por el surgimiento de nuevas organizaciones sociales y políticas, entre otras cosas porque el poder institucional es también clave y debe ejercerse de manera muy diferente a como se ha hecho hasta ahora.

Y por último, movilización. Ningún cambio social importante se produce sin conflicto, sin enfrentamiento entre quienes propugnan nuevos proyectos sociales y quienes se aferran a los viejos. Y creo que es claro que, en las circunstancias históricas actuales, ese conflicto se debe expresar democráticamente por medio de la ciudadanía movilizada. Para eso es imprescindible una labor de reflexión y concienciación constante con el fin de hacer frente a las enormes fuerzas de manipulación y represión que tenemos enfrente. Otra cosa será acertar con las formas de movilización.

La tarea es muy difícil: enemigos poderosos, valores y formas de vida en contra, enorme tendencia al sectarismo… Pero ningún cambio de esta naturaleza ha caído nunca del cielo. Si trabajamos con constancia, sin desánimo y aprendiendo en cada paso que damos, seguro que habrá ocasiones en que, a pesar de los fracasos, tengamos la oportunidad de avanzar en la dirección correcta.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

MONTEJURRA´13:Palabras del Secretario General del Partido Carlista-EKA de Navarra

 

 

MONTEJURRA 2013

 

Carlistas, compañeros/as, amigos/as, bienvenidos todos, ongi etorri.

Un año más damos la bienvenida a carlistas y simpatizantes a este acto en montejurra 2013.

Desde  que hace un año saltara por los aires la coalición UPN-PSN, la política navarra está bloqueada; y digo bloqueada como lo vimos los días pasados con la moción de censura al Gobierno de Navarra. LLegadas  las votaciones ya se sabía que no se ganaríano ya  que el PSN dijo que se iba a abstener.

Se quedaron con sus 18 votos: los 13 de Bildu, los 2 de Geroa Bai, más 3 de Izquierda-Ezquerra.  UPN con los 19, y el apoyo de los 4 del PP, ¡cómo no!. Y el PSOE con sus 9 votos,de abstención, pues decidiendo y aguantando el chaparrón.  Mientras tanto la economía hundiéndose y derrumbándose con el aumento del paro y cierre de empresas; lógicamente siguen mandando los ingresos de la Hacienda de Navarra y sin embargo las necesidades sociales van aumentando. Ante todo esto y en el ecuador ya de la legislatura, el ejecutivo sigue mostrándose inoperante y bloqueado, falto de iniciativas y de empuje.

    La posición de los grupos en la Cámara, una vez más, inmersos en sus peleas políticas.

    El PSN, después de la moción de censura, rechaza de plano adelantar los comicios, pero ha llegado a afirmar y a decir su secretario general, que si la Presidenta dimitiera sería posible que Navarra tuviera un gobierno estable. Y yo me pregunto:  ¿Qué nos quiere decir el PSN; que se la tiene jurada a la Sra. Barcina?.

¿Cómo, o quién, sería ese gobierno estable?. Y claro, como a perro flaco todo son pulgas, se complica todo esto con la investigación judicial de las famosas dietas que recibieron los políticos en Caja Navarra; y si hubiera algún tipo de implicación por parte de la Sra. Presidenta, esta posibilidad tiene en jaque a ella y a unos pesos pesados tanto de UPN como de PSN.

    Y en todo este último año, en estas idas y venidas, lo que a nosotros nos atañe, a la ciudadanía, nos hemos ido de los 50.000 parados que denunciamos, aquí en esta misma mesa, el año pasado en Montejurra,  a 58.000 parados en Navarra.

    Y de 14.000 hogares sin ningún ingreso, sin ningún trabajo, hemos pasado a 21.000; con todos sus miembros sin trabajo y casi pendientes de Cáritas.

    Nuestro compañero José Joaquín Urra, me ha comentado cuando los bocadillos, él es un activo cooperante del Banco de Alimentos, que están ya bajo mínimos, estamos empezando Mayo y no tienen, a futuro, posibilidades de ir avanzando a finales de Mayo principios de Junio. Desde aquí hago un llamamiento de cooperación al Banco de Alimentos, tanto de Navarra como a nivel de España, puesto que aquí nos congregamos gentes de todas las autonomías de las tierras de España.

    Dicho esto, han estado diciéndonos que, con las fusiones de Caja Navarra, vuelvo a la política por muestra, con Caja Burgos, etc, y la Fundación, o planteamiento, de Banca  Cívica, se reforzaba la entidad; pero ha resultado todo lo contrario, ha resultado igual que las agencias de calificación, que le tenían a Leman Brother’s en una panacea, en un púlpito, justo hasta la víspera de la hecatombe. Pues aquí ha pasado igual; ahora eso sí, los chorizos, los malos directivos, se van con unos bonos millonarios, eso sí, cotizando a la haciendo con la mitad de esos bonos; pero, claro, son tan millonarios que los quisiera yo para mí.

    Y yo opino y digo y declaro que esto es un crimen ético y moral; mientras los currelas acaban en el paro, luego los 450 € y después en Cáritas y a la intemperie.

    Consiguiendo con todas estas políticas, o no políticas, un distanciamiento mayor cada vez entre la clase política y la ciudadanía, que al fin y al cabo es la que les vota; que se convierten en una clase privilegiada y no se cansan de decir: “hay que…  hay que… hay que…”  Pero esa medicina no se la aplican para ellos, cometiendo con ello, descaradamente, lo primero, un fraude electoral, porque ni uno solo de ellos cumple con los programas electorales.  Y todo esto que estoy diciendo, alguien puede pensar que es demagogia, pero no; la demagogia se plantea, se ejecuta, en tertulias radiofónicas y otros foros; aquí no es demagogia, todo esto es cuando se considera ya un hecho real el que la clase política se brinde unos privilegios, llámese vía dietas, llámese asistencias a consejos, consejicos…, que al final son prebendas, viajes, coches oficiales, etc;, esto no es demagogia; esto es llamar la verdad con su nombre, exponer hechos, denunciar conductas, que contribuyen a crear un caldo de cultivo que algunos utilizan para tener un discurso populista y al final…, pues son medradores, y anti-demócratas y salva-patrias, de los que estamos bien servidos..

    La ciudadanía en general y la Navarra en particular, nos sentimos engañados, decepcionados e impotentes y a la vez muy cansados, de ver cómo nuestros dirigentes reman en la barca, cada uno en la dirección que le viene en gana. ¿Qué conseguimos con esto? Que la barca en vez de ir hacia allá o hacia aquí, uno rema para allá y el otro para aquí y la barca hace dar vueltas, girar sobre su eje, mirarse el ombligo  porque “tú eres más” , porque y porque “yo soy menos”…, y la barca gira sobre su eje y no hacemos nada. ¿Qué hacemos?. Consiguen que la sociedad esté mareada, esté harta y esté como  he dicho, cansada.               

 Tocaría unos puntos y unos temas;  no quiero hablar de Navarra, pero sí quiero hacer un toque y preguntar al Gobierno de Navarra, a los políticos navarros, qué pasa con el sector, por ejemplo de las energías renovables, hasta ayer un foco y un sector dinamizador, y puntero en la economía navarra, con muchas inversiones en investigación y desarrollo, a nivel de Navarra, a nivel de Europa y a nivel de España, lógicamente.

    Pues pasa,  que en el sector de las renovables existe una incertidumbre y una inestabilidad regulatoria, atizado todo ello por los sucesivos recortes en las primas que ha producido un efecto devastador con un descenso de un 68% en las inversiones en el sector, eso en el 2012. Lo que  conlleva un descenso en el tejido industrial autóctono, en el que muchos de nuestros jóvenes y bien preparados ingenieros y gente muy preparada estos últimos años, con un conocimiento adquirido y una madurez tecnológica en renovables envidiable y puntera, pues está yéndose a la puñeta; haría falta recordar que hoy, las renovables cubren el 24% de nuestras necesidades energéticas; ha superado por varios puntos a la energía nuclear, que sería un 20%, las hidroeléctricas un 14%. Y no es solo el porcentaje, sino también el conseguir la bajada de una forma muy considerable de las emisiones de CO2; y no quemando nuestra tierra, no quemando nuestra atmósfera, haciendo un doble y triple benéfico efecto.

    ¿Qué ha pasado con el Ministro Soria?. Que de repente pega un cambio de timón y ahora parece que nos va a derivar a hacer prospecciones de gas en toda la zona de Cantabria, Euskadi y Navarra, incluso hasta en su tierra, en Canarias. Y por la fórmula del fracking; por cierto nuestros compañeros de Madrid en el último número dedicaban dos páginas muy jugosas y muy explicativas del sistema del fracking. Así que a los que os llegue el Madrid Carlista en el último número un artículo muy sabroso y muy jugoso.

    Y no sé qué más deciro; al final, lo que estamos analizando, lo que estamos diciendo es simplemente una foto; como os he dicho no quiero que sea demagogia ni cosas raras. Porque, claro, no me quiero meter con a ver qué pasa con la central hidroeléctrica de Itoiz que no se hace, o la de Yesa. Sólo se trata de recrecer el pantano a costa de lo que sea. Por cierto, hablando de pantano, habría que darle un tirón de orejas o habría que preguntarle a la Confederación Hidrográfica del Ebro qué es lo que nos va a hacer o qué actuaciones va a llevar a cabo en nuestro gran río del sur, el  Ebro, con sus desbordamientos y destrozos que ha causado con las lluvias de los últimos temporales.

    Y qué pasa con nuestra red viaria que ha sufrido enormes deterioros, el último ha sido el derrumbe del túnel de Velate, que eso afecta ya incluso al tráfico  internacional de mercancías. ¿Ya vamos a tener dinero para apechugar con todo ello? ¿No nos tenemos que acordar de los dineros gastados, alegremente en los circuitos, en el circuito de Los Arcos, en el majestuoso palacio El Reino Arena, que aún está sin estrenar y no sé qué día se podrá estrenar, porque sólo para la inauguración y para abrir las puertas hará falta un pastón considerable?

    En fin, diría que toda esta indignación no quisiera que pareciera que es de odio ni de violencia; es simple y llanamente bajo mi punto de vista, la reacción que surge ante la injusticia y la inoperancia de los dirigentes que nos gobiernan. Les diremos  también que seguimos en el NO al campo de tiro de las Bardenas. Y ¡cómo no!, finalmente, voy a dedicar unas palabras, y voy a denunciar a los intransigentes y los fascistas que una vez más han atentado contra nuestros símbolos e historia guardados a los pies de éste monte sagrado para los Carlistas; la placa de Don Javier, incluso con pintadas de símbolos que todos tenemos en la memoria e innombrables, y yo les diría, si me permitís, con palabras de nuestro último gran mentor y líder, que todos lo tenemos en la memoria y no es necesario nombrarlo, y les diría a estos señores con palabras de nuestro líder: “SEGUIREMOS ADELANTE CON NUESTRO PROYECTO DE LIBERTADES, EXPRESIÓN MODERNA DE NUESTROS ANTIGUOS FUEROS.”

    Una Navarra sin clases dominantes y sí con dirigentes con clase. A ver si ésta iniciativa que ha salido en los últimos días, de crear una mesa para el empleo en el Parlamento de Navarra se sustancia en algo definitivo y se frena esa política de recortes y austeridad que ha apoyado UPN en Madrid y que aquí la ha convertido en espartana para los trabajadores, no para ellos.

     Y pasamos de una vez por todas de la palabrería a los hechos. Si no se actúa con altura de miras puede que sea ya la última oportunidad y los próximos comicios den paso a una nueva gente y un nuevo tiempo. Porque la Declaración de los Derechos Humanos de 1948 exige que todo ser humano tiene derecho a un trabajo digno y el trabajo hoy resulta que se ha convertido en promesas electorales ilusorias y que hablan de él como un regalo y no como un derecho sagrado.

    Muchas gracias y buenas tardes.

Juan Luis Aldaya

Secretario General del Partido Carlista-EKA de Navarra.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

EL FEDERAL Nº 46

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

ILP en la que participa el Partido Carlista

PROPOSICION DE LEY DE REGULACION DEL ACCESO DE LOS PARTIDOS POLITICOS A LOS MEDIOS DE COMUNICACION PUBLICOS

A partir de 1978 se implanta en España un sistema democrático con graves defectos, que en vez de subsanarse fueron aumentando debido a las leyes antidemocráticas que apoyaron PSOE, PP, CiU, y PNV, de la forma en que la JUSTICIA interpretó las leyes, y del consentimiento de la Sociedad civil. Bastantes ciudadanas y ciudadanos consideramos que ha llegado el momento de llevar a cabo una regeneración democrática, y como ésta no llega desde el Poder Político, intentamos que llegue desde la iniciativa popular.

Condición fundamental en una verdadera democracia es que los medios de participación en política de que disponen los partidos, sean similares. Y ahora no lo son. No vale alegar resultados electorales del pasado, para desposeer a la mayoría de los partidos de los medios a los que tienen derecho, porque la Democracia es presente, no pasado. Los medios de comunicación públicos son pagados por todas/os los españoles, y por tanto, todas y todos, tenemos derecho a usarlos. Y como los partidos representan a la población, el derecho de acceso a los medios, se debe canalizar a través de éstos.

 Por otra parte, la participación de los partidos políticos en los medios de comunicación, en la mayoría de los casos, abaratará los gastos a los entes públicos.

                                                                                           TEXTO ARTICULADO

Art. 1: Se consideran medios de comunicación públicos , las publicaciones en papel (revistas y periódicos), páginas web y emisoras de radio y televisión, que sean pagadas, en todo o en parte, de forma directa o con subvenciones, por el Estado, una comunidad autónoma, una diputación, o un ayuntamiento.

Art. 2: Podrá solicitar el acceso a los medios de comunicación, cualquier partido que esté inscrito en el Registro de Partidos. Las solicitudes se presentarán por escrito en la sede del órgano al que pertenece el medio de comunicación, y éste tendrá que dar acuse de recibo. La primera solicitud tendrá carácter sucesivo, es decir, servirá para siguientes actuaciones, hasta que el partido político se dé de baja. En revistas y periódicos, los partidos entregarán al ente público, un documento (en papel o informatizado).

Art. 3: La puesta en antena o publicación, se harán de forma correlativa a la fecha de presentación de la solicitud. La hora de puesta en antena será también correlativa. En el caso de prensa el partido entregará un documento (en papel o informatizado). En radio y televisión, las emisiones se harán en directo o mediante soporte técnico. Los entes públicos no cobrarán cantidad alguna, ni tasas, por estas emisiones o publicaciones.

Art. 4: En las ediciones, en papel o por internet, hechas p0r entes semipúblicos o públicos, cada partido político tendrá derecho a una parte de la página, y en las emisoras públicas o semipúblicas, de radio y televisión, cada partido tendrá derecho a media hora de antena, y en cada mes. En las empresas privadas subvencionadas con dinero público el tiempo en antena lo decidirá la Junta Electoral Central.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Iniciativa legislativa popular

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

INICIATIVA LEGISLATIVA POPULAR

El Partido Carlista apoya esta Iniciativa Legislativa Popular.

 

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Palabras para Montejurra 2013

Queridos amigos: Feliz Fiesta de Montejurra en Libertad-Socialismo-Federalismo/Confederación, Autogestión

Voy a hablar del Partido Carlista. De cómo somos y, por qué no, de lo que ofrecemos a nuestros compatriotas como opción política.

Los carlistas amamos la Libertad y las Libertades ya sean estas colectivas, de los Pueblos, como las individuales. Además, nuestra pedagogía es el diálogo permanente. Y nos encontramos con que se machacan las libertades y se asfixia el diálogo.

-El Partido Carlista no es un partido antisistema. O sea, que rechazamos la violencia como rechazamos el entramado del PP más PSOE, porque el entramado PP más PSOE es antisistema desde el momento en que socava las bases democráticas, engaña y roba. La crispación social se produce por la sensación de estafa, por la constatación de la estafa de los gobiernos del PP y PSOE. Los delitos socioeconómicos del PP y PSOE arman a los violentos, y esto que digo es grave pero espero que haga reflexionar a los votantes de esos partidos.

A la crisis se la gana también barriendo la corrupción y resistiendo a las presiones de los lobbies. Para la regeneración democrática, para las libertades, se necesita gente nueva, gente brava, gente sin sobres. Nosotros nos tenemos por buena gente pero no hemos caido del cielo. Aunque tengamos un código de conducta exigente, nosotros también podemos corrompernos. Por eso, no estamos aquí para hacer moralina ni demagogia ni para poner la mano en el fuego por nadie. Nuestro mensaje, nuestro programa electoral y nuestro compromiso es:

el Partido Carlista ofrece y ofrecerá mecanismos sencillos y ágiles, fórmulas, webs, iniciativas populares, libros blancos, datos abiertos, transparencia en las cuentas, para que el Pueblo pueda gobernar más y mejor. En esto nuestro compromiso es objetivo y neto, sin moralinas y sin retórica.

Ni del PP, ni del PSOE, ni del PNV, ni de CiU, pueden venir la regeneración democrática o las libertades. Apostar por algún político de estas grandes organizaciones es un mal experimento. Y ya sabéis lo que se dice: los experimentos con gaseosa. Cuidado con los versos sueltos y con el juego de reparto de papeles en estas grandes organizaciones. Todos éstos ya han tenido demasiadas oportunidades y nosotros no tenemos la venda en los ojos.

Quién se decida por el Partido Carlista encontrará actuaciones sensatas. Queremos más sociedad civil y menos estatalismo. Pero sólo llegaremos a más sociedad civil asumiendo más responsabilidad de democracia directa y poniendo más soluciones de arbitraje, de negociación social, civil y mercantil.

-El Partido Carlista cree en las elecciones, en las iniciativas legislativas populares, en los referéndums. Creemos en la democracia de abajo arriba. Por eso denunciamos la injusticia de unas reglas del juego hechas por y para los poderosos, reglas complicadas, reglas blindadas. Queremos lo mejor de esta democracia corta y más, y estas reglas de juego no sirven.

Quién se decida por el Partido Carlista encontrará que la meta es cambiar lo que ya no sirve y lo que nos metieron de matute y nunca sirvió. Queremos más democracia, más libertad y más riqueza, y estaremos encantados de compartir esta lucha frente a los podertenientes y oligarcas con todas aquellas personas y organizaciones que también lo vean así.

-El Partido Carlista identifica problemas, demanda y propone cambios. Estamos por los cambios. Ya sea mediante reformas claras y contundentes, ya sea mediante un proceso constituyente, la constitución política de este país tiene que cambiar. (La regulación del sistema financiero, los impuestos, la reforma de la Educación, la Administración de Justicia, el plan estratégico de las infraestructuras de transportes, la política del agua, el plan estratégico de las energías, el proyecto de la Unión Europea…)

 Si lo sientes así, no puedes estar del lado del bipartidismo: ni con el PP, ni con el PSOE, ni con PNV ni con CiU.

Vamos a salir de esta crisis económica. Con esfuerzo, todos juntos, con otro gobierno y con otra política vamos a salir.

A estas alturas, ya sabes lo que te pido: participa, colabora, vota, afíliate, toma alguna responsabilidad en el Partido Carlista. Todos somos necesarios.

Alfonso Ruiz Cagigal

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

MONTEJURRA 2013: Se hace camino al andar

SE HACE CAMINO AL ANDAR

 

Eguerdi on lagunok, buenos días, compañeros/as.

Habría tantas cosas negativas que remarcar en un acto político como éste, por parte de un Partido político como el nuestro, el Partido Carlista de las Españas… Y si siquiera sirviera de desahogo…; pero ni eso. Me voy a atrever a resumir esta situación descuadrada con una palabra, o dos: asco, náusea. Esa es la reacción que provocan las decisiones y explicaciones de este Gobierno del Partido Popular que padecemos, y que no nos merecemos.

Por la calle, al comentar las explicaciones que da este Gobierno de las decisiones que toma en la actual situación económica, se oye la expresión: “nos toman por tontos”. Pero los tontos son ellos, los que dicen semejantes estupideces. Viven en otra onda; en la onda del que tiene la vida resuelta y vive a costa del sudor del de enfrente

Pero en la vida social, un cierto sentido del ridículo es necesario. Entre ellos, en sus cócteles que digan las tonterías que quieran y que se rían sus gracias, si quieren; pero en público, al hacer uso de la tribuna de la que disponen, tienen que moderarse, porque la situación social no está para “echar cohetes”. Vivimos en un mundo de límites, y ellos también tienen que atenerse a esos límites; y si no los ven, tenemos que hacérselos ver.

La estupidez humana también tiene límites, a pesar de las dudas de Einstein (y de las mías).

No se puede decir “que se jodan”, hablando de quitar un subsidio a los parados.

No se puede decir que de las entradas de dinero, y de las libretas de los bancos, o de las Cajas, se ocupa el marido, o la esposa, y que en cuestión de coches no sabe distinguir entre un Ibiza y un Jaguar.

No se puede decir que el PP es un Partido que crea empleo, y que, es más, en el primer año de Gobierno crearían 3 millones de puestos de trabajo. Llevan año y medio en el Gobierno y lo que han creado ha sido millón y medio más de parados.

No se puede decir que la reforma laboral hecha por el PP frena en 400 diarios la destrucción de puestos de trabajo, cuando vemos que la cifra del paro no cesa de subir y ya hemos sobrepasado los 6 millones 200.000.

No se puede hablar de “movilidad exterior”, hablando de la emigración, porque sabemos que a lo que significa esa palabra se acerca más la definición surgida en el ambiente del movimiento “15-M” y “Democracia ya”: “toda carrera terminada en España tiene 3 salidas: por tierra, por mar, o por aire”.

No se puede decir que los votantes del PP sí pagan la hipoteca, y que los que no la pagan es porque son unos  vagos.

No se puede llamar nazis, ni terroristas, a los que participan en los llamados “escraches”, porque no hacen sino expresar su desesperación, y pedir ayuda, una salida a su terrible situación. Los escraches son el dedo que apunta a la Luna de los desahucios de la vivienda habitual, y  que son el problema real y verdadero, que niegan el derecho constitucional a un techo, a una vivienda digna, a la intimidad, que truncan proyectos de futuro, que siegan vidas humanas. Porque han hecho tan hondo el pozo, que hasta de día podemos ver las estrellas desde el fondo de ese pozo; nos están dejando a la intemperie.

Y conste que desde el Partido Carlista no priorizamos los escraches porque son ocasión para que se puedan infiltrar los indeseables.

No se pueden aplicar las mismas medidas educativas en una España con el 30% de abandono escolar que en otra España con el 12%,  porque en la más optimista de las hipótesis, se quedaría en el 21%, y todo lo que pase del 8%, es excesivo fracaso escolar.

No se puede decir que las parejas del mismo sexo no pueden disfrutar de los mismos derechos que las heterosexuales al no contribuir al futuro biológico y demográfico de la Humanidad. Si decir eso no es nazi, se le acerca mucho. Y no se puede fiar al paso del tiempo, como hacía Franco, la buena resolución de algo que, en principio, podemos considerar como positivo, en este maremagnum de negatividad: ETA ya no acosa, ya no extorsiona, ya n secuestra, ya no mata, y está dispuesta a entregar las armas y disolverse. Me gustaría añadir, con algún fundamento, claro, que también está dispuesta a pedir perdón y a ofrecer algún tipo de reparación. Porque es mentira, una más, que el tiempo lo arregle todo. El tiempo es un elemento más de los varios que son necesarios para que la herida sane, cicatrice, y quede una marca más o menos visible. No podemos renunciar al común, a lo que compartimos las personas; no podemos renunciar a pensar, al don de la palabra. Es preferible que hablemos las personas, aunque nos parezca que hablamos lenguajes distintos, que no nos vamos a entender, y que vamos a necesitar intermediarios, o intérpretes, a dejar un resquicio por el que se pongan a hablar su lenguaje de odio y de muerte, los puños, las porras, las pelotas de goma maciza, las pistolas, las bombas.

No se puede decir que la muerte de una persona es un accidente, porque es una tragedia; causada por un accidente, tal vez, pero aún así, el daño causado hay que repararlo. La actuación de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado también ha de sujetarse a unos límites.

No se puede decir que porque hace 5 años, un alicatador, “metiendo más horas que el perro de Imenasa”, ganase al mes 5.000 €, haya que ver como algo normal que ella los recibiese por dos  medias  horas de sesiones consecutivas de un cuarto de hora cada una; ni que ella entiende que hoy puede llamar la atención ese hecho, si es que el alicatador está en paro…, que ella es muy capaz de comprender…y tal y tal.

No se pueden decir esas estupideces en público; no se  puede.                                                                                                                                                                                                                                                         Los ciudadanos nos merecemos un respeto, algo básico en la convivencia social.

Pero, ¿qué podemos esperar de un conjunto de incapaces?, pues un Gobierno incapaz. Y no lo digo por faltar, o por decir algo llamativo, sino porque no han conseguido el objetivo que se propusieron de reducir el déficit público, el leit-motiv de su actuación de Gobierno, a pesar de que la “troika”se lo relajó en 2 puntos del Producto Interior Bruto, ni a pesar de los alocados recortes en el común, en lo que podemos considerar como bienes comunales reales: recortes en Sanidad que es la que nos permite disfrutar de la vida cada día, con los que tenemos cerca; recortes en Educación que es la que nos posibilita una igualdad de oportunidades para desarrollarnos en la vida; recortes en Cultura, que es la vida en disfrute, la vida disfrutada.

Y por eso tiene que presentar la dimisión este Gobierno incapaz del PP y convocar elecciones generales, o un referéndum confirmatorio, o reprobatorio.

Y es que no son demócratas. Han accedido al Gobierno en unas circunstancias concretas, mediante engaños, a través de la propaganda de unos poderosos Medios de Comunicación, y de una Ley electoral sesgada, injusta. Imponen recortes y sacrificios a los ciudadanos normales, los que no tenemos medios de fortuna y tenemos que ganarnos el pan de cada día con el sudor de nuestra frente, mientras ellos se siguen enriqueciendo; y además lo justifican diciendo que todos haríamos lo mismo, puestos en la ocasión y teniendo oportunidad de hacerlo, ya que, quién más quién menos, todos estamos dispuestos a no pagar el IVA, a detraer impuestos… Y así generalizando su tendencia a la corrupción hacen leyes y reglamentos en su propio beneficio particular, familiar, o de grupo social (como ejemplo, el clan Rajoy-Gallardón en lo que se refiere a los asuntos de Notarías, Registros de la propiedad, y acceso a la Justicia). Afirmaciones de ese tipo sólo indican, con certeza, que el que las hace ya está dentro de la dinámica “corruptor-corrupto”.

Por otro lado, tanto en la calle como en la prensa, se puede ver el estupor de la gente ante tanto caso de corrupción entre los políticos, sobre todo del entorno del PP, porque aquí, a diferencia de lo que pasa en otros países de nuestro entorno europeo, no suelen dimitir, ni devolver lo ilícitamente adquirido, ni van a la cárcel…, con lo cual también la Justicia, los jueces, quedan en entredicho.

Nadie da lo que no tiene. Franco no era demócrata y no se podía esperar que de su mano llegase la Democracia a las Españas, a través de la persona que nos impuso en la Jefatura del Estado para sucederle a él. Así, todos asistimos al triste espectáculo que nos ofrece la familia que ha formado en torno suyo: el marido de caza en Botsuana, la mujer de pesca en Londres, el yerno pillando lo que puede por aquí y por allí, en compañía de la segunda de las hijas, la hija mayor divorciada, y el que llaman heredero se deja bendecir su matrimonio con una divorciada, por alguien que amenaza con la excomunión a los divorciados, y que no contento con esa contradicción está dispuesto a bautizar a todo vástago que surja en tan extraña familia. ¡Triste espectáculo el que nos ofrece la familia que nos legó el Dictador Franco!.                                                                                                                                                                                                            La corrupción mancha todo lo que toca.

Y mientras tanto, el, en teoría, director de esta orquesta del Gobierno del Estado, nos pide paciencia mientras él está ensimismado esperando a ver qué pide por esa “boquita de piñón” su niña bonita, presentada 4 años después de su anuncio. ¡En mala hora!. Es alemana, y se llama Angela, y Rajoy está dispuesto a todo, y más, por ella; al parecer le gusta mucho el papel de colores y unas cosas redondas metálicas; se pasa el día jugando con ellas, en compañía de unos connacionales suyos, sin percatarse del peligro de incendio que están generando al no dejar jugar a los demás en las mismas condiciones.

Por eso es necesario que la Etica sea la guía en la acción política, en las decisiones que se toman, en las explicaciones que se dan, y es lo que tienen que percibir en nuestro comportamiento público los que no son Carlistas.                                                                                            La “piedra de toque” de una postura democrática es el comportamiento ético.                                                                                                        Etica sin caer en el moralismo. El político no tiene por qué ser la mejor persona del país, como no tiene por qué ser el más inteligente, o el que más sabe de todo, pero sí tiene que estar por encima del nivel medio exigido en la vida social; tiene que ser honrado, y parecerlo, en los signos externos de su conducta.

Un político no puede “irse de rositas”, ni sentirse con las espaldas seguras de que los hechos escandalosos, porque no superan el nivel ético medio, (y por eso mismo son ilícitos), han sido hechos legalmente, porque antes se habían fabricado unas leyes o normas que les permitían hacer esos hechos.                                                                                                                                                                                                                  No se puede absolutizar la Ley, ni la norma, ya que la Ley, para ser tal, tiene que ser justa, tiene que ir dirigida al Bien Común de la mayoría, tiene que dar las mismas oportunidades a todos, y no sólo a unos pocos “elegidos”.

Los Carlistas, en política, no absolutizamos nada, ni siquiera el Partido, y nuestro guía es el ser humano, el respeto básico a su dignidad intrínseca, que se traduce en un comportamiento público bajo el norte de la Etica; andando así es como vamos haciendo camino.

Por todo esto sigue siendo necesario tener presente lo que dijo el Rey Carlos VII: “si el País es pobre, vivan pobremente el Rey y sus Ministros”.

¡Animo y adelante, compañeras/os..

¡VIVA EL PARTIDO CARLISTA!  

Montejurra, 5 de mayo de 2013

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Montejurra´13: rueda de prensa

 

 

 

 

Sr Director:

 

En la rueda de prensa que el Partido Carlista ha ofrecido esta mañana a los Medios de Comunicación, ante la cita anual de la fiesta del Montejurra 2013 el próximo Domingo 5 de mayo ha dado a conocer los actos que se van a llevar a cabo con ese motivo, invitando a todos/as,  carlistas, simpatizantes y amigos, así como a todo aquel que se sienta desengañado por el bipartidismo dominante, y por los otros Partidos que no ofrecen soluciones tal vez porque son parte del problema.

Al mismo tiempo denunciamos el acto vandálico que recientemente ha sufrido la 1ª estación del vía crucis cuya estela, dedicada a Don Javier deBorbón-Parma ha desaparecido, siendo vistas unas 12 personas, mayores de edad, dejando incluso una tarjeta de visita y pintadas tipo “Arriba España”, con las flechas.

En el acto político central hablaremos sobre la situación política navarra, estatal e internacional, a la 1 del mediodía.

Os agradeceríamos dieseis difusión a estos actos en vuestro Medio de Comunicación.

Saludos. 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

4 de mayo: Montejurra 2014.

EL_federal_45_contraportada.jpg

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

El FEDERAL Nº 45

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

El valor de la Etica

 

Sin ética no hay democracia

por guillermo múgica – Domingo, 10 de Marzo de 2013

Hace aproximadamente un mes, concretamente el 13 de febrero, en un editorial a propósito de la admisión a trámite en el Congreso de una Iniciativa Legislativa Popular en pro de la paralización de los desahucios y la promoción del alquiler social, este periódico concluía con la siguiente afirmación: “Es una exigencia ética mínima para la regeneración democrática”. Bien mirada, esta afirmación va mucho más allá del simple reconocimiento de la conexión indispensable entre ética y política. Establece la necesidad de unos mínimos éticos para que podamos hablar en verdad de democracia. Dicho de otro modo, la ética es reconocida como elemento sustantivo de una configuración democrática.

El punto es tan de raíz y de tan largo alcance que vale la pena fundamentarlo siquiera someramente. Traigo a colación para ello a quien, en forma clara y sencilla -y no por ello menos rigurosa- ya lo hizo hace tiempo. Me refiero a la reconocida catedrática Adela Cortina. Ella distinguía en la democracia dos dimensiones o vertientes inseparables. Y afirmaba en consecuencia que la democracia es, simultáneamente, “técnica” y “valor”. Lo primero, por lo que tiene de procedimental, normativo, institucional, formal. Lo segundo, por la inspiración y los contenidos éticos que la impregnan y sostienen: como el valor y la dignidad de la persona, fin y no medio; los derechos humanos fundamentales, cuya raíz moral reconocía explícitamente el constitucionalista Peces Barba; la búsqueda del bien común y la imprescindible renuncia creativa; etcétera. Si reconocemos, pues, en la democracia lo técnico y lo ético, el debilitamiento o la desaparición de cualquiera de ambas vertientes harán que la democracia se desvirtúe, se prostituya o desaparezca.

Antes de seguir adelante, me gustaría hacer dos precisiones que considero relevantes. Ambas se refieren a la ética como vertiente de la democracia. La primera, más conocida, tiene que ver con Max Weber. Es obvio que, con él, estoy apelando a una ética política, una ética de la práctica, una ética cuya guía no reside meramente en la “convicción”, sino en la “responsabilidad”; esto es, que no se ciñe simplemente a valores y fines abstractos y absolutos, sino que toma en consideración, muy especialmente, la realidad, las consecuencias de la acción, los medios a emplear. La segunda precisión la tomo del experto en ética y filosofía política Enrique Dussel. Evocando la distinción que suele ser bastante habitual entre ética y moral, y a la que los entendidos suelen dar muy diversas interpretaciones, Dussel llama moral al sistema valorativo y normativo “establecido”; denomina en cambio ética al sistema valorativo y normativo “por establecer”. Me apunto a esta posición, porque introduce en el aspecto más formal e institucional de la democracia un impulso permanente de utopía, que la empuja a una renovación constante, a una crítica y superación de lo ya dado.

Todo lo anterior viene a cuento de la escandalosa ausencia de ética política en gran parte de nuestros gobernantes. Y no estoy pensando ante todo en los graves problemas de corrupción. Tengo presentes principalmente las políticas económicas y sociales que se vienen implementando como respuesta a la crisis que padecemos. Que la salud de los bancos esté por encima de la de las personas, que la vida del pueblo valga menos que la satisfacción de la deuda, que el dinero venga a ser el valor supremo que determine la política, que muchos derechos básicos se conviertan en pura retórica vacía…, todo esto y muchas otras cosas no solo evidencian un gran vacío ético, sino una progresiva desaparición de la democracia. Puede que permanezca la técnica. Pero ella, desprovista del valor, nada tendrá ya que ver con la democracia. Y considero que éste es uno de nuestros problemas: no estamos tan solo ante un grave déficit moral, sino ante una apremiante urgencia de la democracia misma. Es sintomático que quienes apuestan por políticas que cercenan o niegan derechos básicos, sigan proclamando a menudo sin pudor ni rubor: “Nosotros, los demócratas…”.

Ahora no se trata de pasar facturas ni de cobrar viejas cuentas. Pero hay que tener memoria y recordar cómo, aun dentro de la autodenominada izquierda, que siempre presumió de una más alta sensibilidad ética, se tildó a menudo con displicencia de moralismos a los intentos de vincular ética y política. Y tampoco conviene olvidar cómo con frecuencia se practicó y se impuso un pragmatismo chato, no solo por carecer de horizontes sino, ante todo, de genuinos valores humanos y sociales. Nos hallamos ante la oportunidad histórica de iniciar un camino nuevo.

No estamos tan solo ante un grave déficit moral, sino ante una apremiante urgencia de la democracia misma

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail