Salvemos Montejurra-Salba dezagun

Salvemos Montejurra-Salba dezagun

Boletín Carlista de Madrid leer más

El Federal

El Federal

El Federal leer más

Montejurra 76

Montejurra 76

Montejurra 76 leer más

Conferencia de Javier Cubero. Montejurra 76

Conferencia de Javier Cubero. Montejurra 76

Conferencia de Javier Cubero. Montejurra 76 leer más

Ricardo, Aniano vuestra sangre es semilla de libertad

Ricardo, Aniano vuestra sangre es semilla de libertad

Ricardo, Aniano vuestra sangre es semilla de libertad leer más

40 años de los asesinatos de Montejurra

40 años de los asesinatos de Montejurra

40 años de los asesinatos de Montejurra leer más

Nueva web de nuestros compañeros catalanes

Nueva web de nuestros compañeros catalanes

Nueva web de nuestros compañeros catalanes leer más

8 de Mayo Montejurra. 1976-2016 40 años de los asesinatos. 40 años de impunidad

8 de Mayo Montejurra. 1976-2016 40 años de los asesinatos. 40 años de impunidad

8 de Mayo Montejurra. 1976-2016 40 años de los asesinatos. 40 años de impunidad leer más

 

Opinión

La crisis y la financiación de los partidos

La financiación de los partidos políticos y la de las campañas electorales vienen reguladas por las leyes pertinentes que el Congreso de los Diputados parece que está sopesando modificar. Son decenas o cientos los millones que éstas adjudican a los partidos en función de los resultados obtenidos. Además, los socios del sistema bipartidista y algunos otros cuentan también con sus propias fundaciones y ONG, por las que canalizan -donaciones altruistas- de quienes son o esperan ser -beneficiados- por la elección.

Resultando inimaginables los descomunales prestamos que a la vez, y al margen de ese cuerno de la fortuna, obtienen de cajas y bancos sin otra garantía de pago que el futuro trueque o compensación con moneda política. Más aún si cabe, sorprenden las sucesivas y -graciosas- cancelaciones por incobrables con que esos -complacientes- acreedores les obsequian periódicamente por sus saldos impagados, al contrario de lo que aquí y ahora está ocurriendo con las más de 300 familias que cada día están perdiendo su vivienda por falta de pago a los bancos.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

El ‘momentico’ de Navarra

Cualquier momento es bueno para la alegría en San Fermín, y mucho más en estos tiempos de crisis que nos toca vivir, por lo que nada más lejos de mi intención que plantear la renuncia a ninguno de ellos.

Sin embargo, el 7 de julio es un día muy largo en el que hay tiempo para todo y, si queremos, siempre podemos encontrar ese momentico junto a los Fueros para dejar una flor y rememorar los luctuosos hechos que para nuestra patria navarra y para los navarros de nación ocurrió en esa fecha hace 495 años, cuando fue entregada, como conquista militar, por Fernando El Católico (mejor llamado -el falsario- o -uñas largas-), a las Cortes castellanas reunidas en la casa del Cordón de Burgos para su anexión a Castilla, sin que en aquel oprobioso acto estuviera presente ni un navarro a pesar de los bulos que, sobre el regocijo general de los mismos por este hecho, hicieron circular los conquistadores. Extremo que quisieron fundamentar en las solicitudes de las sometidas y amañadas Cortes navarras de 1513 a las que sólo asistieron los cómplices beamonteses del conquistador.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

El papel de los sindicatos

Cuando a principios del siglo XIX surgen las primeras organizaciones obreras, los trabajadores, además de organizarse, persiguen luchar por sus reivindicaciones económicas y sociales de forma conjunta, con mas fuerza.

Desde el primer momento en el seno de los sindicatos se manifiestan dos tendencias. Una es meramente reivindicativa y se mueve en el ámbito de lo laboral. Cuando hay un problema trata de solucionarlo y cree en la negociación y en el dialogo entre las partes enfrentadas. La otra, suma a las reivindicaciones laborales la lucha política por transformar las estructuras injustas de la sociedad.

Esta tensión histórica se ha movido entre la sumisión, la pasividad y la burocratización, y las reivindicaciones radicales, la demagogia y el ejercicio de la violencia.

En la sociedad neoliberal en la que vivimos -nueva denominación del viejo, injusto y siniestro capitalismo de siempre- los sindicatos están jugando un papel secundario, a remolque siempre de las decisiones de los gobiernos de turno y de las organizaciones empresariales. Muy pocas veces toman la iniciativa, y transmiten la clara sensación de que, solamente, lo hacen cuando se sienten presionados por sus bases.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

De cucos y otras aves

El 4 de mayo pasado, en una carta publicada en DIARIO DE NOTICIAS, Gregorio Ojer se reclamaba de izquierdas y republicano, y, como tal, asumía “las buenas maneras del mirlo de la izquierda española”, pero utiliza el término “carlistones”; ¿cariñosamente, acaso? Por seguir con su lenguaje, creemos que de hacer penitencia no estamos libres nadie. Sin salir de su pueblo, puede comprobar cómo en esas situaciones extremas, ocasión para la manifestación de lo mejor y de lo peor del ser humano, un paisano suyo, “el requeté” (abuelo de Floren Aoiz), y “carlistón” según su lenguaje, rechazaba públicamente la realización de esos actos inhumanos. Afortunadamente, no era el único.

No hay que irse a Siberia, ni al bosque de Katyn para comprobar que la sombra de Stalin también es alargada. Paracuellos no está tan lejos, incluso más cerca, entre nosotros, aún queda gente viva que recuerda los gritos y eslóganes de los mítines comunistas, las amenazas verbales y físicas, incluso, y hasta la muerte de algún familiar por el simple hecho de ser religioso. Otra cosa más, en el lema que él pone, falta la palabra Fueros, ya que el lema completo es “Dios, Patria, Rey, Fueros”.

Los carlistas no olvidamos, ni antes ni ahora, los Fueros, aunque utilicemos un lenguaje actualizado para explicar nuestra ideología, hoy día. Los carlistas estamos por la aclaración de los hechos del pasado y asumimos la parte que nos corresponde en los actos inhumanos cometidos; no tenemos miedo a ello, y creemos que todos deberíamos esforzarnos por evitar que esos actos inhumanos se repitan, ahora y en el futuro, e intentar lograr la recuperación perdonándonos; ganaríamos en salud.

Jesús María Aragón Samanes y Feliciano Vélez Medrano

Publicado en Noticias de Navarra 19/05/2010

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

El Partido Carlista y el 1 de Mayo

La gran crisis económica de la globalización ha dejado fuera de juego a Gobiernos, organismos internacionales, partidos políticos, patronales y sindicatos.

Nadie ni nada ha servido para controlar un sistema financiero, corruptor y corrompido, que campa por sus respetos y que obliga a Gobiernos y organismos internacionales a acudir en su ayuda, y que representa a la economía especulativa, aquella que hunde a particulares, familias, empresas y países. Un conjunto de especuladores financieros que, refugiados en paraísos fiscales, parasitan a la economía real, la de producción y servicios, la de empresarios, técnicos y trabajadores.

Crisis económica, crisis política y crisis institucional, que es consecuencia de la profunda crisis moral que atenaza nuestra sociedad, en la que aquellos sindicatos, financiados y espléndidamente subvencionados por el régimen de la ceja, son dirigidos por Cándido Méndez (UGT) e Ignacio Fernández Toxo (CCOO), que dictan la política económica de un gobierno, y de sus correspondientes gobiernos territoriales, con mucho simbolismo, poco realismo y ninguna solución concreta.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Contestando al señor Nagore

CONTRA EL INSULTO, DIGNIDAD

(Diario de Noticias, Navarra, 2 de abril)

La libertad de expresión y comunicación es un valor que los Carlistas asumimos y defendemos. El Sr. Nagore tiene la suerte de estar amparado por ella y de cobrar por ejercitarla.

No nos ocurre lo mismo a la mayoría de las personas. Viene esto a cuento de su columna del día 24-III-2010, titulada Kasparov.

No le gusta un Museo del Carlismo ni lo que puedan contar los objetos que en él se expongan, pero eso no le da derecho a insultar a nadie, a los Carlistas en este caso. Eso no es libertad de expresión; es falta de respeto, insulto, desprecio a la dignidad ajena.

Yo sí creo que se puede extraer alguna enseñanza positiva de la Historia, aunque no sea más que la de hacer más difícil la repetición futura de los errores cometidos en el pasado.

Con motivo de la inauguración del Museo, también, el periódico El Mundo citaba al pensador británico Edmund Burke según el cual “ las gentes que nunca se ocupan por sus antepasados, jamás mirarán a la posteridad”.

Es lo que hace el capitalismo, el liberalismo económico y Nagore con ellos: “después de mí el diluvio”; algo muy moderno y revolucionario al parecer, integrado en su ideario, según se expresa, repartiendo carnets de modernidad y de autenticidad.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Cuestión de talla

Con la pasada reunión sobre el cambio climático en Copenhague, la COP-15, Dinamarca se cubrió de gloria al dejar escapar sin frutos una oportunidad de oro para mostrar su mejor imagen ante el mundo entero; no lo pudo hacer peor el Gobierno de Dinamarca: demasiado avión, demasiada limusina y demasiada palabrería entre los representantes de los Gobiernos allí reunidos, y muy poco compromiso para una acción decidida y común a favor del asunto que allí les reunió el pasado mes de diciembre: el clima y los problemas que nos acarrea su cambio acelerado.

Si a esto le añadimos la mucha policía que se dedicó a detener preventivamente (¿!) a más de 2000 ecologistas festivos y nada agresivos (¡en un país que se supone culto y democrático del norte de la Europa democrática!), y que repartió borra a manta y sin ton ni son, el cuadro está completo.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Hipocresía y violencia

En la sociedad mundial actual, dominada por el imperialismo capitalista neoliberal globalizado, (liderado por los EEUU y apoyado por sus aliados subalternos, U.E. y Japón) una gran parte de la población se considera superflua y es desplazada, excluida, porque no tiene ninguna función en la creación de beneficios y pasa a formar parte de ese gran ejército de inmigrantes que son concentrados en los suburbios de las grandes ciudades.Una especie de campos de concentración, masificados, con falta de servicios, ni perspectiva de futuro.

Esta situación contribuye a crear en estas comunidades una sensación de desesperanza, con el consiguiente consumo de drogas (que da una sensación de alivio momentáneo a una vida intolerable) y a una conducta antisocial: el delito. Un tipo de violencia interna que consiste básicamente en la explotación mutua entre los pobres. Los ricos están protegidos en sus urbanizaciones elitistas con sistemas de seguridad, guardaespaldas, policía privada etc.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

La Falacia Neoliberal

A diario se nos bombardea desde los medios de comunicación masivos con opiniones y declaraciones de académicos, empresarios, políticos de derecha, pero también de PSEudO izquierda, en defensa del modelo neoliberal capitalista.

Es como “Una música constante”, la superpasad de moda de Milton Friedman y los Chicago boys;  la estrenó Pinochet en Chile, después Margaret Thatcher, Ronald Reagan, y el resto de la elite mundial sigue cantando la misma canción.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

¡Salvar a Navarra!

NAVARRADifícilmente podrá encontrarse territorio mas deseado que Navarra. Desde el escudo de armas de los reyes de Francia, partido en dos: campo de azur flordelisado y campo de gules con las cadenas del viejo reino, hasta las, ¿interesadas?, confusiones de los mapas que incluyen a Navarra en la Corona de Aragón junto con Catalunya, les Illes, Valencia, el Roselló y, naturalmente, el propio Aragón.

Oscuro pájaro del deseo, podríamos calificar a esas nobilísimas tierras, las más europeas tal vez de toda la peninsula mediante el continuo cordón umbilical del camino de Santiago, la duradera vinculación a Francia, y su innato sentido de la Libertad y de la Dignidad.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Rompe y avanza

rompeCuando se acercan unas elecciones, y especialmente si son generales,  se produce como una carrera para ofrecer paraísos varios por cada uno de los partidos con representación parlamentaria que pugnan bien  para revalidar su dominio, bien para al menos no perder su presencia parlamentaria y, si pueden, verla incrementada. Una práctica que ha sido siempre la habitual.

Pero ahora, ante la convocatoria de marzo la competición ha alcanzado características desconocidas por bochornosas. Estamos presenciando un indecente subasteo de propuestas  u ofertas como autentica puja de promesas imposibles de cumplir en situación normal, mas aún en la presente  con el inquietante declive de una economía malherida en un país de industria casi única, la inmobiliaria, y la muy relacionada de servicios, complementarias ambas de la gran madre de casi todos los dineros: el turismo.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Ante esta globalización: ¡Autogestión!

Últimamente se ha agudizado mucho en nuestra sociedad  el debate sobre lo que hoy conocemos como “globalización”.

Los términos global y “globalización” empezaron a ser usados en las facultades económicas de Harvard, Columbia, Stanford y otras universidades de EEUU a principios de los años 80.

Numerosas obras publicadas en estos centros, y la prensa económica y financiera anglosajona fue el vehículo utilizado para dar a conocer masivamente estas palabras. Existe una cierta confusión por el uso indistinto de las expresiones  “globalización” y “mundialización”, realidades que son distintas una de la otra.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Los 40 de Artajona

Dicen de ellos que cuando entraron en Donostia en 1936, el mayor número de bajas que tuvieron fue en las puertas giratorias de la Diputación, por querer entrar todos a la vez. Que se llevaron las máquinas de escribir pensando que eran acordeones.
Que quisieron rebautizar la Concha llamándola Playa de Artajona. “Navarro ni de barro”, se decía en Vascongadas, recordando aquella avalancha requetés aldeanos, diablos de boina roja. En cuántas cenas no hemos cantado, hartos de vino y de guasa, aquello de «Cantad valientes hijos de Artajona, cantad a la Virgen de Jerusalén…»
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Carlismo, una fuerza ecologista

El origen del Carlismo radica, como es sabido, en la sublevación, en 1833, del campesinado de los pueblos hispanos, (entonces sector mayoritario de la población, contra la imposición del liberalismo que, de un plumazo, aniquilaba la organización socio­económica de aquellas comunidades, sus expresiones ideológicas y culturales, de las que la religión era columna vertebral, y sus libertades forales, allá donde hubieran podido ser conservadas.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

175 años

Partido CarlistaDuro, pero muy hermoso aniversario este del Carlismo. A celebrar tan solo por el Pueblo, así con mayúscula, que es su único protagonista.

Es una tremenda historia de enormes e innumerables sacrificios, acotados y mancillados por traiciones, olvidos y deserciones hasta el mismo día de hoy.

Difícilmente puede hallarse un ejemplo de vitalidad tan prolongada en un proyecto humano que siempre fue vencido mediante la represión armada de los ejércitos oficiales garantes de la usurpación, o perseguido ininterrumpidamente por los cuerpos represivos al servicio del poder y que en un principio fueron creados precisamente para alcanzar tal aniquilamiento.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail