Salvemos Montejurra-Salba dezagun

Salvemos Montejurra-Salba dezagun

Boletín Carlista de Madrid leer más

El Federal

El Federal

El Federal leer más

Montejurra 76

Montejurra 76

Montejurra 76 leer más

Conferencia de Javier Cubero. Montejurra 76

Conferencia de Javier Cubero. Montejurra 76

Conferencia de Javier Cubero. Montejurra 76 leer más

Ricardo, Aniano vuestra sangre es semilla de libertad

Ricardo, Aniano vuestra sangre es semilla de libertad

Ricardo, Aniano vuestra sangre es semilla de libertad leer más

40 años de los asesinatos de Montejurra

40 años de los asesinatos de Montejurra

40 años de los asesinatos de Montejurra leer más

Nueva web de nuestros compañeros catalanes

Nueva web de nuestros compañeros catalanes

Nueva web de nuestros compañeros catalanes leer más

8 de Mayo Montejurra. 1976-2016 40 años de los asesinatos. 40 años de impunidad

8 de Mayo Montejurra. 1976-2016 40 años de los asesinatos. 40 años de impunidad

8 de Mayo Montejurra. 1976-2016 40 años de los asesinatos. 40 años de impunidad leer más

 

Opinión

Triste y bochornosa realidad política española

Publicado en Diario de Noticias. 18/02/2011

VERGONZOSA, sin paliativos, la imagen que una vez más nos han dado desde el Congreso de los Diputados. Unos y otros, indistintamente, pareciera que no quede un solo referente político enteramente sano e ingenuo en este sistema bipartidista. Nadie responde de los graves delitos de que unos y otros se acusan en primera persona con todo tipo de detalles, ni obra en consecuencia, sino que siempre se contestan con el y tú más, y utilizando todos los resquicios de la Ley y/o los resortes del poder para burlarla.

Mientras el país, o mejor dicho los trabajadores, que a pesar de ser la mayoría no parecen ser lo mismo, siguen en precariedad o en paro y con un futuro más que incierto, sin que unos u otros estén haciendo algo efectivo para cambiarlo.

La magistratura política, además de administrar el poder con los criterios de la ideología y del programa porque fue votada, debiera ser ejemplo para la sociedad de estricto cumplimiento de las leyes, y también de ética y austeridad. Y da igual que se esté en el gobierno o en la oposición, la obligación como servidores públicos es la misma.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

El último Nadal, la guerrillera y el Maestrazgo carlista

GARA (Euskal Herria) 13/01/2011

Patxi Ventura, militante de EKA

Que se conozca es lo que importa, aunque sea por el camino no excesivamente ortodoxo de la historia novelada, que despierta el interés por el conocimiento de la verdad

El recién concedido premio Nadal ha recaído en una novela de la veterana Alicia Jiménez Bartiett que se ha apartado de su género de la novela negra y se adentra en el apasionante de la guerrilla que durante mas de una década campó por diversos territorios del Estado.

La historia es casi biográfica respecto a un personaje tan atractivo como fue el de La Pastora, una persona que sería inscrita como mujer, pero que realmente era un hombre con los órganos sexuales atrofiados, por lo que al final acabó siendo conocido con el nombre de guerra de «Fulgencio», aunque su verdadera anotación registral era la de Teresa Plà Meseguer, nacida en el «mas de la Pallissa», casa de pastores de Vallibona, cerca de Morella, territorio de amplia repercusión y protagonismo en las guerras carlistas. Se decía que su familia era carlista.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Trabajo, un bien escaso

La constitución que se nos hizo votar en 1978 dice que:

“Artículo 35.Todos los españoles tienen el deber de trabajar y el derecho al trabajo,( …..) y a una remuneración suficiente para satisfacer sus necesidades y las de su familia (…)

Hoy nos confirman que son 4.110.294 los parados registrados en el INEM y que 4 de cada 10 pertenecen a familias en las que todos están en esa deplorable situación dependiendo de la caridad.

Es indiscutible que además del origen internacional de la crisis, aquí también fue tenazmente trabajada y causada por la especulación y el enriquecimiento desmedido de muchos empresarios de la construcción, de las inmobiliarias y de la banca, que invitaban a endeudarse a quienes no estaban en condiciones de hacerlo, y que además fueron deslocalizando sus inmensos beneficios en mercados emergentes con altas expectativas de beneficio, o retirándolos de la actividad productiva y depositándolos en lingotes en alguna entidad financiera que se está haciendo a precios irrisorios con la flor y nata de la banca mundial, mientras que a nuestro tejido empresarial de pequeñas y medianas empresas se le ha privado de todas las fuentes de financiación.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Una entesa amb llibertat.

OSONA COMARCA (Vic, Catalunya) 05/08/2010

Jaume Campàs i Fornols

L’entesa entre els homes i pobles és possible si aquests són lliures.Així definia,a la manifestació del 10 de juliol la pancarta del Partit Carlí de Catalunya la possible convivència entre totes les nacions del actual marc polític de l’Estat espanyol,que avui no reconegudes com a tals nacions.A sota de l’enunciat escrivia els que els catalans sempre hem tingut clar: Catalunya sempre ha estat una nació.

Catalunya i la resta d’estats nació que foren en el passat ,avui no reconegudes,sempre perden,perquè hi ha una Constitució que avala la base d’una sola nació;tots els habitants d’Espanya passen a ser políticament espanyols.Quan a dins d’aquesta Carta Magna es parla d’igualtat és en l’elecció dels seus representats a Corts.

Quan no existeix aquesta igualtat? Doncs en les votacions.Quan una majoria prejutja a una minoria.sense raó de fer-ho sobre el dret de l’autodeterminació,que és un dret natural,es fa prevaldre sobre tot dret natural la llei del sufragi universal,perquè guanya la majoria en perjudici d’una minoria.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

El “valor” de los doce sin piedad

Con el presente escrito, la Agrupación Territorial Comarcas Centrales(ATCC) del Partit Carlí de Catalunya quiere manifestar su opinión o reflexión crítica ante la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto de Catalunya así como sobre las consecuencias de ella en el seno de la sociedad civil catalana, traducidas en la práctica en la convocatoria de la multitudinaria manifestación en defensa de Catalunya como Nación.

La sentencia sobre el estatuto cierra definitivamente el proceso de desarrollo de los gobiernos autónomos del Estado de las Autonomías nacido con la última Constitución, bien denominado y conocido también como el del “café para todos”. Este desarrollo ha consistido al fin en una pura descentralización del poder del Estado, poder que viene cedido graciosamente a las comunidades autónomas en un complejo entramado de competencias compartidas o exclusivas que se les atribuyen. A partir de este extremo, podemos preguntarnos: ¿qué tendría que decir el carlismo ante este sistema de descentralización del poder central?

El carlismo se ha singularizado desde sus inicios por la defensa de los fueros de los territorios históricos, entendiendo por fuero la ley propia de cada pueblo. La reivindicación de los fueros debería ser entonces uno de los signos distintivos de todos los carlistas. En el caso de Catalunya los fueros eran -y son- las “Constitucions i altres drets de Catalunya”, que es el cuerpo legal que recoge tanto el derecho público como el derecho privado de Catalunya desde tiempo inmemorial. Simplemente cabe recordar al respecto que la primera compilación de estos textos tuvo lugar por acuerdo de las Cortes de Barcelona en el año 1413.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Un rei que sí que ens defensava

JOSEP MARIA SOLÉ I SABATÉ

AVUI (Catalunya) 04/09/2010

Només he tractat un rei, Carles Hug de Borbó, el pretendent legítim a la Corona de les Espanyes per part dels carlins. Un home culte, educat i agraït. A la Fundació Francesc Ribalta de Solsona a mitjans dels 80 vam iniciar uns seminaris sobre història social i durant uns anys vam avançar en l’estudi del carlisme. Férem el que la universitat no s’atrevia a investigar, enlluernada pel marxisme de nois de casa bona franquista, empedreïts classistes, exjoves rebels que no havien entès res del Maig del 68 i de la crítica al poder burocràtic i al comunisme soviètic i que res justifica la privació de la llibertat i la dignitat cultural i nacional.

A l’Ateneu Barcelonès, fa uns 5 anys, va passar tota una tarda reconeixent de forma privada tots aquells que havíem impulsat conèixer la història dels carlins, el meu cas, o havien defensat el seu ideari. Ell s’havia instal·lat a l’Estat espanyol el 1957 i n’havia estat expulsat el 1968 pel seu activisme polític. Havia deixat de fer política l’any 1980. Darrere hi havia un continuat fracàs polític. Defensava els drets legítims dels pobles, les seves llibertats, l’autodeterminació, tot plegat la versió moderna dels furs. “Príncep autogestionari”, l’anomenaven pels seus plantejaments socials. Com molt bé deia en Jaume Campàs en una carta a l’Avui, el dret és anterior a tot Estat. Massa gent, amb total desconeixement innocent, o per desconeixement i ignorància culpable, no sap que en el passat de la seva pròpia família hi ha una munt de carlisme oblidat. És el que no volien recordar aquells esquerranosos de guateque i cubalibre seguidors de Marx, que ignoraven el que va dir, ara sí, tan lúcidament: “Els carlins són el poble sense idees, i els liberals, les idees sense poble”.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

El rei ha mort, visca el rei

JAUME CAMPÀS I FORNOLS

AVUI (Catalunya) 29/08/2010

Així acomiadaven els carlins el seu príncep, Carles Hug de Borbó, considerat pretendent legítim a la Corona de les Espanyes. Conegut com a defensor dels drets legítims dels pobles, de les seves llibertats, sobiranies, de l’autodeterminació, tot plegat versió moderna dels furs. Príncep autogestionari, com l’anomenaven d’altres, per la seva evolució social que va aportar al carlisme.

Avui els nostres països se sentiran més pobres per la mort d’aquest valedor dels drets històrics, de les antigues nacions sense estat i de la seva personalitat política, que ell avalava. Hauria pogut regir els destins dels pobles basant-se en el reconeixement del que és propi de cada poble, la seva identitat. Hauria pogut ser el garant de les llibertats.

L’estat no és font jurídica de poder, és tan sols instrument executiu de la voluntat popular. Per tant, el poder jurídic és el poble. El dret és anterior a tot estat. Així defensava ell la personalitat dels pobles.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Carlos Hugo, el príncipe intrépido

FERNANDO GARCÍA-ROMANILLOS

EL PAÍS 20/08/2010

Con el fallecimiento del príncipe Carlos Hugo de Borbón, el 18 de agosto, espero que no se repita la fea costumbre de llenar de ditirambos a quien en vida se le quiso rodear de silencio. Que los estudiosos coloquen en el lugar histórico que se merece al príncipe de los carlistas, que junto a sus defectos portaba reconocidas cualidades de sabio, inteligente, intrépido y, por encima de todo, honesto.

Le vi hace dos meses, en el rincón de la costa catalana donde vivió estos dos últimos años. Disimulando las huellas de su penosa enfermedad con la vitalidad que conservaba a los 80 años y olvidando recomendaciones dietéticas, hablamos más de lo humano que de lo divino alrededor de una fritura de pescado y unas cervezas, sabiendo que posiblemente sería nuestra última tertulia. Se explayó sobre lo que ahora estaba investigando y escribiendo: el gobierno de las finanzas globales, las políticas monetarias y el desarrollo de los pueblos.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

La sinceridad hay que agradecerla siempre

DIARIO DE NOTICIAS (Navarra)

23/08/2010

Es el caso de las declaraciones de nuestro presidente, don Miguel Sanz, y de su sucesora en UPN, la señora Yolanda Barcina, a cuento del ofrecido y de momento negado acuerdo, pacto o coalición con UPyD de cara a las próximas elecciones.

Ha dicho don Miguel o así ha sido recogido por la prensa que “existe una gran coincidencia de objetivos ideológicos y políticos (de UPyD) con UPN”. “Yo lo que les he dicho es que lo que tenían que hacer es integrarse en UPN”, mientras su ex socio, el señor Cervera, ahora ya en la nómina del PP, con toda la retranca, le hacía ver que “UPyD es un partido antiforalista, de izquierdas y centralista”, sabiendo como sabe el diputado que sus correligionarios y ex compañeros, el señor Sanz y la señora Barcina, son, por lo menos, tan centralistas como él mismo, y que aun perteneciendo a una derecha radical, llegado el caso, prefieren un Estado rosado que la reintegración foral plena y la autodeterminación democrática. La muestra la tenemos en el actual gobierno.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

De banderas e imposiciones

DIARIO DE NOTICIAS (Navarra)

19/08/2010

.

Cada vez que contemplo la obra de Sorolla Tipos del Concejo del Roncal me produce una sensación de doble asombro, una por la obra en sí, y otra por la presencia de auténticos magistrados del pueblo, los seis o siete navarros que aparecen, que con sus trajes negros y sus cuellos blancos, me hacen permanecer absorto en su admiración. Pero aún hay algo más: la soberana majestad del alcalde mayor y el abanderado que enarbola el pendón del concejo, un estandarte con la cruz de San Andrés a los cuatro ángulos sobre formas geométricas de diversos colores al modo de tantas otras de Euskal Herria.

Es la bandera, la verdadera y única bandera -una más de la de entre tantos concejos y valles vascos- de un pueblo que se manifiesta como entidad soberana, un símbolo único creado por él y venerado de generación en generación. Una enseña, entre otras muchas, con las que los euskaldunes todos se alzaron en 1833 en defensa de sus libertades en una guerra que ya casi nadie discute que fue una auténtica sublevación para preservar la soberanía vasca amenazada mediante la imposición del unitarismo constitucional español.

Las banderas de los varios pueblos peninsulares…, las banderas de las naciones que hasta 1714 mantuvieron una normal convivencia confederal, las banderas que movían a sus naturales a morir por su soberanía en peligro cierto de destrucción. Banderas, pendones, estandartes…, verdaderos lábaros que serían sañuda y conscientemente destruidos por los vencedores -como sucedió con las catalanas al concluir la guerra de Sucesión, mandadas quemar por el primer Borbón hasta el extremo de no conservarse ni una sola-, y ello al exclusivo objeto de aniquilar la conciencia popular colectiva de las comunidades que las tenían por su santo y seña identificador.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Carlos Hugo de Borbón Parma, in memoriam

CARLOS CARNICERO

Hace tres días falleció en Barcelona Su Alteza Real el príncipe Carlos Hugo de Borbón Parma. Mi amigo y compañero, el periodista Fernando García Romanillos, escribió un obituario intimista, brillante y riguroso en el diario El País, cuya lectura recomiendo encarecidamente. Yo por mi parte he recuperado la memoria de aquellos años en las líneas que he escrito y que transcribo a continuación.

Conocí al príncipe Carlos Hugo de Borbón Parma en los Sanfermines de 1.968, en casa de Miguel San Cristóbal. Era entonces el príncipe un joven bien parecido, formado en las mejores universidades europeas y cargaba con la responsabilidad -y probablemente con el estigma- de ser descendiente directo de los reyes carlistas y heredero legítimo de esa causa. Casado con la princesa Irene de Holanda, formaba un coctel explosivo para un régimen que daba sus primeras y definitivas muestras de agotamiento. Su presencia clandestina, picando carbón, durante tres meses en el fondo de la mina asturiana de El Sotón le hizo tomar contacto con una de las manifestaciones más duras de la clase trabajadora.

Quedé fascinado por la frescura de su pensamiento y por el atractivo intelectual de unas ideas sobre la democracia y la España moderna que tenían en primer lugar el objetivo ambicioso de convertir el carlismo -una fuerza política contradictoria con un pasado difícil de remontar por su participación en el bando nacional de la guerra civil y con sus tradiciones forales ancladas sólidamente en las comunidades históricas y precursoras de los nacionalismos periféricos- en un partido moderno, democrático y socialista.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Comuniones Tradicionalistas e integrismo seudocarlista

Me veo en la necesidad de escribir un articulo clarificador ante la gran confusión existente sobre el Carlismo actual, pues existen dos grupos que discuten al PC su carácter de continuador del movimiento carlista, son el partido CTC (Comunión Tradicionalista Carlista) y el grupúsculo adicto a Sixto de Borbón que usurpa el nombre de “Comunión Tradicionalista”.

Sin meternos en debates ideológicos veamos de donde procedemos nosotros y de donde vienen estos “tradicionalistas”.

Desde el siglo XIX el Carlismo siempre contó con una estructura organizativa permanente a pesar de mil y un persecuciones y de la ilegalidad sufrida durante los periodos dictatoriales. Esta organización fue cambiando de nombre a lo largo de la Historia; primero fue Partido Carlista; después de 1909, cuando D. Jaime III sucede a su padre D. Carlos VII al frente del Carlismo, paso a denominarse Partido Jaimista; y cuando en 1932, muerto ya D. Jaime III, las derechas integrista y praderista (mal llamada mellista) se integran en el Carlismo, paso a denominarse Comunión Tradicionalista (CT). Esta organización (salvo un grupo de caciques traidores que en la década de 1950 acabarían reconociendo a Don Juan de Borbón como Rey) rechazo frontalmente en 1937 el Decreto de Unificación del general Franco, y desde ese mismo momento paso a la ilegalidad (perdiendo todas sus propiedades que fueron expropiadas por el partido único franquista), siendo duramente perseguido por la dictadura franquista. Esta organización (que entre 1936 y 1975 estuvo lidera por Don Javier de Borbón Parma) durante las décadas siguientes mantuvo en la clandestinidad sus estructuras y tras una renovación ideológica que duro toda la década de 1960, en el Congreso de 1971 cambio su nombre oficial, abandonando “Comunión Tradicionalista” y volviendo al original de “Partido Carlista”. Y esta organización es el actual Partido Carlista, continuador directo del Partido Carlista del siglo XIX.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Carta al periódico La Rioja

VIVE, DEJA VIVIR Y, LLEGADO EL CASO, AYUDA A VIVIR

Pío García está “loco por incordiar”; así se lo pasa bien, parece. En una columna que firma en el periódico La Rioja, de la semana pasada, dice que los Fueros son una “cosa medieval y absurda”, unos “privilegios locales y extemporáneos”; también dice que no sabe “en qué pactos centenarios e hidalguías universales de sus tatarabuelos” se basan los Fueros. Desde el Partido Carlista le animamos a que se esfuerce  en salir de esa ignorancia para que sus palabras no suenen a eso, precisamente: a ignorancia y mala baba; y a que si tan bien se lo pasa incordiando, que incordie al PP, que gobierna en La Rioja, y ahí sostiene un criterio, y en Euskadi el contrario, en relación con el Concierto Económico. Seguro que en La Rioja sus ciudadanos tienen problemas, como los tenemos en Navarra, y aquí no nos metemos con La Rioja para distraer la atención de los ciudadanos de sus problemas diarios, como hacía el franquismo azuzando rivalidades entre los pueblos vecinos, y favoreciendo el aldeanismo, para que no se viese el problema principal.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Los separadores se apropian también del diccionario

Nos informa la prensa de que la RAE cambiará en su diccionario, a partir de su próxima edición, la actual voz aberzale, por su grafía navarra/euskara de abertzale a la que dan el siguiente significado: (Del vasco abertzale, patriota). Dicho de un movimiento político y social vasco y de sus seguidores. Partidario del nacionalismo radical.

Todos los que defendemos el Pueblo Vasco, Navarra/Euskal Herria, la nación, la patria vasca, somos abertzales, pero de ninguna forma ello significa radicalidad ni tendencia, pues existe la derecha abertzale, la izquierda abertzale, los soberanistas, los independentistas, etc. en todas sus gradaciones, del mismo modo que en Castilla, León, los Països Catalans, Canarias, Galiza, Andalucía, Aragón, etc. lo hacen quienes defienden sus propios derechos, cultura, tradiciones y autodeterminación, sin que ello implique necesariamente ni extremismo, ni violencia ni tan siquiera separatismo o voluntad de negar la convivencia, siempre que ésta fuere voluntaria y respetuosa.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Partidos y democracia

La teoría dice que los partidos políticos existen para ser una herramienta de la democracia, pero cuando degeneran y pasan a ser un instrumento en manos del sistema y de los políticos para burlar lo que los ciudadanos quieren o eligen en la forma oficialmente establecida, pierden su sentido y el derecho a la existencia.

Es muy grave y muy dura esa afirmación, pues está claro que sin partidos políticos se impone la siempre indeseable dictadura que tanto sufrimos y odiamos los de mi generación y tantos otros, pero no es menos cierto que cuando los partidos se constituyen en rentables y opacas empresas económicas y magníficos centros de colocación para sus dirigentes y afiliados a costa del tesoro público, y además, hacen trampas a sus electores con el fin de mantenerse en el poder y retener esos privilegios, están imponiendo una dictadura aún mucho más indigna y oprobiosa. Pues si a la militar estamos obligados por la amenaza de las armas, la de los partidos se enseñorea y abusa de nuestra libertad y dignidad gracias a la dejación que por activa y por pasiva hacemos los electores permitiendo o no sabiendo impedir que con nuestros votos se haga lo contrario a lo que se nos ofreció, y a lo que elegimos cuando votamos.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail