Nueva web de nuestros compañeros del Partido Carlista de Euskal Herria-E.K.A.

Nueva web de nuestros compañeros del Partido Carlista de Euskal Herria-E.K.A.

Nueva web de nuestros compañeros del Partido Carlista de Euskal Herria-E.K.A. leer más

EL FEDERAL

EL FEDERAL

EL FEDERAL leer más

STOP uranio

STOP uranio

STOP uranio leer más

Ricardo, Aniano vuestra sangre es semilla de libertad

Ricardo, Aniano vuestra sangre es semilla de libertad

Ricardo, Aniano vuestra sangre es semilla de libertad leer más

40 años de los asesinatos de Montejurra

40 años de los asesinatos de Montejurra

40 años de los asesinatos de Montejurra leer más

MONTEJURRA 2017 DISCURSOS

MONTEJURRA 2017 DISCURSOS

MONTEJURRA 2017 DISCURSOS leer más

8 de Mayo Montejurra. 1976-2016 40 años de los asesinatos. 40 años de impunidad

8 de Mayo Montejurra. 1976-2016 40 años de los asesinatos. 40 años de impunidad

8 de Mayo Montejurra. 1976-2016 40 años de los asesinatos. 40 años de impunidad leer más

Salvemos Montejurra-Salba dezagun

Salvemos Montejurra-Salba dezagun

Salvemos Montejurra-Salba dezagun leer más

Conferencia de Javier Cubero. Montejurra 76

Conferencia de Javier Cubero. Montejurra 76

Conferencia de Javier Cubero. Montejurra 76 leer más

 

Opinión

[Opinión] Los siniestros números de la represión

Artículo de Evarist Olcina publicado en www.naiz.eus 23/03/2017

Nuevamente opinan un pequeño grupo de personas –seis–, las mismas que abogan no ya por la renovación para exponer la verdad histórica consensuada científicamente de los fondos del denominado «Museo del Carlismo» sino proponiendo su total desmantelamiento y desaparición que fundamentan en la muy culta razón de que «quien quiera un museo que se lo pague», o sea el Partido Carlista, que es como si se solicitara que quien quiera un Archivo del Reino de Navarra que se lo pague (en este caso serian los investigadores y algún ocioso desocupado). O aún peor: propiciando, en definitiva, la destrucción de sus fondos, una actitud que me recuerda la del Daesh respecto al museo y ruinas de Palmira.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

[Opinión] Gracias a quienes participan sin odio

Artículo de Lázaro Ibáñez publicado en www.noticiasdenavarra.com 23/03/2017

Ante el debate acerca de la historia del carlismo que se ha suscitado en las páginas de este periódico, como secretario general del Partido Carlista de Navarra me veo obligado a intervenir. Después de cincuenta y cuatro años de militancia social, sindical y política (antifranquista y antifascista), de haber sido detenido (varias veces), multado y torturado, como miles de compañeros carlistas, en lucha contra la dictadura y a favor de una auténtica democracia, jamás pensé que unos hechos históricos pudieran llevar a semejante enfrentamiento.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

[Opinión] Desprecian cuanto ignoran (Aclaraciones a un artículo del Ateneo Basilio Lacort)

Artículo de Josep Miralles publicado en ww.naiz.eus 20/03/2017

Tras leer el artículo “Banalización, negación, tergiversación”, en Noticias de Navarra, así como otros artículos publicados en otros medios por el Ateneo Basilio Lacort, quisiera aportar mi personal opinión.

La razón histórica, así como la de cualquier hecho trágico de la vida, nunca está de un solo lado; todos tienen parte de razón y también todos tienen parte de culpa. Sin embargo no he visto o leído en los escritos de los miembros del Ateneo Basilio Lacort ningún atisbo de reconocimiento de responsabilidades por parte de los que ellos defienden. Parece que por estar del lado de los triunfadores de la Historia, todo está justificado. Por el contrario sí he podido ver en casi todos los escritos filo-carlistas reconocer esa parte de culpa que a estos les corresponde.
Analicemos algunas de las cuestiones tratadas en este artículo -u olvidadas- por los cazadores de carlistas.

¿Quién trajo la Segunda República?

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

[Opinión] Respecto al futuro del Museo del Carlismo

Artículo de Evarist Olcina y Patxi Ventura publicado en www.noticiasdenavarra.com 13/03/2017

Uno de los problemas del Museo del Carlismo de Estella/Lizarra es su concepción estrictamente navarrista. Y aunque es evidente la importancia substancial que el carlismo ha tenido en la defensa de los Fueros y la soberanía del Reino de Navarra/Euskal Herria, de igual forma lo ha sido en Catalunya, el Pais Valencià, Aragón, Galiza y casi todas las naciones ibéricas.

Sus fondos, aunque no lo parezca, contienen también materiales que proceden de otros territorios: Aragón, Castilla, Catalunya, País Valencià… y naturalmente de toda Navarra/Euskal Herria. No es coherente, pues, y menos justo, pretender que la exposición pública quede prácticamente circunscrita solo a Navarra, pues oculta la existencia de otros carlismos, así como que su interpretación política concluya en el periodo del gran error y la estafa sangrienta cometido y sufrida por el carlismo en 1936 y el subsiguiente intento destructivo de la unificación y el colaboracionismo, aunque ello suponga el no mostrar las culpas y los daños que sufrimos y pudimos incurrir por acción u omisión.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

[Opinión] Pena

Artículo de Fermín Martínez publicado en www.noticiasdenavarra.com 13/03/2017

Qué odio, cuánto rencor, cuánta inquina rezuman los últimos escritos de los autores y miembros del ateneo llamado Basilio Lacort publicados en éste y otros medios en relación al carlismo y al Museo de Estella-Lizarra.

Qué pena me da cuando leo y releo esos artículos llenos de ira, sabiendo que han sido escritos por personas de vasta cultura y conocimientos científicos que no tengo duda aplican a diario en sus quehaceres personales y profesionales. Ello nos haría pensar que no carecen de un mínimo de sensibilidad hacia los demás, de eso que todos conocemos como empatía; pero quia.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

[Opinión] El Carlismo y otras hierbas: los criminales siempre intentan justificarse

Artículo de Manel Moliner publicado en www.naiz.eus 07/03/2017

Se está produciendo en Navarra un debate en torno al carlismo y a la memoria histórica por parte de historiadores, entidades, ciudadanos, políticos, polemistas, etc.

A mi modo de ver, el meollo de la cuestión está en que unos acusan al carlismo, con múltiples argumentos, de ser un movimiento criminal, y otros se dedican a defenderse o defenderlo de esa acusación.

Todos los participantes en la polémica son parte interesada; son juez y parte. Yo también, pues nadie está exento de prejuicios.

A lo largo de la historia un sector de los defensores de cualquier ideología, formación política, nación, filosofía, etc. han cometido crímenes, desde los primeros pueblos primitivos, hasta los defensores de los más modernos y progresistas sistemas de organización política, aunque todos han tenido sus luces y sus sombras. Sin embargo todos han tratado de ocultar sus crímenes con mayor o menor eficacia.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

[Opinión] La obsesión anticarlista del ateneo Basilio Lacort

Artículo de Javier Cubero publicado en www.naiz.eus 06/03/2017

Quienes contra toda evidencia histórica y contra el criterio abrumadoramente mayoritario de los historiadores especializados en la materia, sostienen reiteradamente que los carlistas que se desmarcaron del franquismo, ya desde 1937, fueron «una minoría» no merecen más que descrédito por su permanente deshonestidad intelectual.

Los miembros del Ateneo Basilio Lacort no han sido capaces de responder a las múltiples deficiencias y trampas que se han señalado en su discurso histórico, pero en cambio pretenden seguir sentando cátedra con una alegría totalmente impúdica.

Se preguntan por la relación de Espartero con la Guerra Civil de 1936, «olvidando» que quienes precisamente se aprovecharon recientemente de aquella guerra para anatemizar toda la historia del carlismo desde 1833 hasta la actualidad «casualmente» fueron ellos… También muestran una incapacidad notoria para asimilar una noción básica de la «Historia social». Luego se quejarán de que se les llamé liberales o positivistas.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

[Opinión] Al fin todo claro

Artículo de Evarist Olcina publicado en www.naiz.eus 03/03/2017

En este mismo GARA que generosamente acoge nuestras opiniones, y en ocasión de inaugurarse en 2010 el Museo del Carlismo, se publicaba al día siguiente una crónica que denunciaba los muy parciales criterios de quienes habían sido diseñadores y responsables ideológicos de la muestra: «El Gobierno de UPN ha reproducido el carlismo de ‘valores religiosos’ y requetés, pero no el que defendió los fueros, se enfrentó a Franco y fue vetado en 1977».

Evidentemente así es, y ello, esa parcialidad denigratoria respecto al carlismo que debería agradar, o incluso refocilar, a los integrantes del ateneo Basilio Lacort, parece que tampoco consigue su beneplácito, ya que haciendo gala de un españolismo muy castizo los miembros firmantes en su, por ahora, última intervención del pasado día 27 abogan por el desmantelamiento del entero museo, algo que proponen, y así evidentemente ha de entenderse, desde su posicionamiento «liberal» a ultranza, posiblemente desconociendo el origen democrático de su creación a resultas de la aprobación unánime del Parlamento navarro tras vencerse las reiteradas negativas de la derechista UPN –partido en su origen con tantos antiguos franquistas, y también, como los miembros del ateneo, enemigos acérrimos del carlismo– que, al igual que ahora proponen los ateneístas, consideraban irrelevante, inútil o negativo conservar en las debidas condiciones un patrimonio que, se quiera o no, es fundamental para entender cerca de 200 años de la historia del pueblo navarro. Pero, por fin, y tras las vicisitudes que se exponen en un anterior excelente artículo de Javier Cubero, el 27 de abril de 2000 se firmó el decreto de su creación.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

[Opinión] Penoso no, lo siguiente

Artículo de J.M. Aragón publicado en www.naiz.eus  y www.noticiasdenavarra.com 2/03/2017

Víctor Moreno, en un escrito del 17 de febrero pasado, como si fuese portavoz del Ateneo Basilio Lacort, decía que los carlistas teníamos que estarle agradecidos al tal Ateneo porque «gracias a él, Navarra, y parte del mundo exterior, se han enterado de que aún hay aborígenes carlistas vivos y coleando en esta tierra». Y ahora voy yo y me lo creo, ¡ya ves tú!. El colmo no, lo siguiente. Aún estoy por leerle un comentario, no ya elogioso, sino ni siquiera mínimamente equilibrado, en torno al Carlismo.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

[Opinión] Hijo, los carlistas vuelven siempre

Artículo de Evarist Olcina Jiménez publicado en www.naiz.eus 27/02/2017

No ya política, sino sociológicamente es interesante observar la polémica desatada no solo en Navarra, también en Euskadi, con motivo del  propuesto –y necesario– vuelco al discurso expositivo en el denominado «Museo Carlista» de Estella-Lizarra. Abordar la necesaria revisión de ese ámbito cultural ha sido el pie forzado para igualmente adentrarse en el apasionante y siempre controvertido relato de lo que ha sido, y es, el carlismo.

Recientemente, el pasado día 17, se publicó en este GARA un artículo firmado por Víctor Moreno –«escritor y profesor», según se identifica– socio del Ateneo Basilio Lacort y de cuyos miembros ya han aparecido otras intervenciones, especialmente en Navarra, con reiterada atención a los excesos producidos por los actores implicados en el golpe militar de 1936. En el escrito a que ahora me refiero el foco queda algo disperso, y según el discurso que desarrolla más bien nos retrotrae a pleno siglo XIX con «liberales» progresistas, enciclopedistas, laicistas a ultranza y hasta con el pintoresco añadido de masones por una parte (la suya, de socios del ateneo), y de carlistas reaccionarios hundidos en la miseria de su caverna-sacristía por otra.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

[Opinión] Carlismo y música celestial

Artículo de Jose Mari Esparza Zabalegi publicado en www.noticiasdenavarra.com y www.naiz.eus 23/02/2017

He seguido el debate sobre el Museo de Lizarra y la actitud del carlismo en las matanzas del 36. No voy a repetir lo que venimos contando desde hace tres décadas. Fuimos pioneros en poner apellidos a cientos de matones. Sería pueril negar la responsabilidad de la dirección del carlismo navarro en la masacre de un territorio que dominaban, como tampoco puede negarse que en zonas de mayoría carlista fue donde menos fusilados hubo y que alcaldes de boina roja impidieron todo tipo de represalia.

Tampoco se puede negar el antifranquismo de las bases carlistas desde los primeros momentos. El trabajo, aún inédito, de Ricardo Urrizola en los archivos militares, muestra que en todos los pueblos se dieron enfrentamientos, a tiros incluso, de carlistas contra falangistas y militares. El que en 1951 se diera en Iruñea la primera huelga general de la dictadura solo se explica por ese malestar del carlismo que después de ganar una guerra en 100 años, se retiró a rumiar su decepción, su rabia y posiblemente, su remordimiento. La historia de EKA es hija de todo ello.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

[Opinión] La Guardia Civil (liberal) y el Pueblo insurrecto (carlo-republicano)

Artículo de Javier Cubero publicado en www.naiz.eus 21/02/2017

Víctor Moreno, miembro del Ateneo Basilio Lacort, ha vuelto a pronunciarse nuevamente sobre el carlismo, una temática que en su caso es cuando menos obsesiva. Cada cual es libre de tener las obsesiones personales que considere oportunas, pero lo mínimo exigible es la honestidad intelectual, en la cual ha demostrado ser algo deficitario.

En la apertura de su último artículo afirma que los posicionamientos de su Ateneo con el Monumento a los Caídos y con el Museo del Carlismo han motivado el enfado de los carlistas (se olvida en lo referente al Museo de otras gentes que no son carlistas, pero que si valoran la verdad histórica…). En el segundo caso lo que indica es una realidad evidente, pero en el primero… ¿Alguien conoce algún pronunciamiento público del Partido Carlista, o de sus militantes, en relación al Monumento? Pues resulta que no lo hay. Víctor Moreno al colocar, demagógicamente, ambos asuntos en un mismo saco, cuando no tienen nada que ver, demuestra que su finalidad no es la claridad ni la verdad, sino la confusión con el afán de arrastrar al público hacia el particular molino de sus obsesiones personales.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

[Opinión] Respecto al futuro del Museo del Carlismo

Artículo de Patxi Ventura y Evarist Olcina Jiménez publicado en www.naiz.eus 20/02/2017

Uno de los problemas del museo del carlismo de Estella/Lizarra, es su concepción estrictamente navarrista. Y aunque es evidente la importancia substancial que el carlismo ha tenido en la defensa de los Fueros y la Soberanía del Reino de Navarra/Euskal Herria, de igual forma lo ha sido en Catalunya, el Pais Valencià, Aragón, Galiza y casi todas las Naciones ibéricas.

Sus fondos, aunque no lo parezca, contienen también materiales que proceden de otros territorios: Aragón, Castilla, Catalunya, País Valencià… y naturalmente de toda Navarra/Euskal Herria. No es coherente, pues, y menos justo, pretender que la exposición pública quede prácticamente circunscrita solo a Navarra, pues oculta la existencia de  «otros» carlismos, así como que su interpretación política concluya en el periodo del gran error y la estafa sangrienta cometido y sufrida por el carlismo en 1936 y el subsiguiente intento destructivo de la Unificación y el colaboracionismo, aunque ello suponga el no mostrar las culpas y los daños que sufrimos y pudimos incurrir por acción u omisión.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

[Opinión] Consideraciones sobre el Museo del Carlismo

Artículo de Javier Cubero publicado en www.naiz.eus 15/02/2017

El Parlamento de Navarra ha aprobado una resolución instando al Gobierno de Navarra a presentar un plan de revisión de los contenidos del Museo del Carlismo. En relación a lo que fue hasta ahora ese triste Museo quisiera exponer varias cuestiones, algunas de las cuales han pasado totalmente desapercibidas en la reciente polémica, pues se corre el riesgo de que el árbol no nos deje ver el bosque:

1- En la década de 1990 una parte de los fondos históricos (banderas, cuadros, uniformes, etc.) del Partido Carlista se encontraban en depósito en el Museo Histórico Vasco de Bilbao. A pesar de la reivindicación del Partido Carlista sobre la articulación de un espacio museístico específico sobre esta materia, la clase política navarra no mostraba por entonces ningún entusiasmo hacia esta idea. Pero cuando se supo que el Gobierno de la CAV tenía interés en construir su propio Museo del Carlismo, y que el Partido Carlista estaba dispuesto a llegar a un acuerdo, en la CFN a más de uno le saltó alguna «alarma» y «casualmente» todo cambió… Así en 1997 el Parlamento de Navarra acordó por unanimidad solicitar al Gobierno de Navarra la creación de un Museo de Recuerdos Históricos del Carlismo.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

[Opinión] El instinto es el instinto

Artículo de Jesús María Aragón publicado en www.naiz.eus 10/02/2017

El Carlismo no tiene cura porque no es ninguna enfermedad. El Carlismo es el reconocimiento de que toda persona es capaz de organizar y de sacar adelante su vida, tanto en el aspecto personal como en el laboral, económico, político y social, acompañado de otras personas semejantes a ella; es el reconocimiento de que la cooperación es más beneficiosa que la competición y el deseo de acumular bienes, para el desarrollo de las propias capacidades del individuo así como para el desarrollo del grupo social en el que desenvuelve su vida, y para la convivencia social pacífica.

En su afán por denigrar al Carlismo, los miembros del Ateneo Basilio Lacort aducen, como «autoridad», el testimonio de Pío Baroja, que vivió, libre, unos años más, porque los requetés que iban en la columna militar que lo detuvo y apresó, por aldraguero, cerca de Santesteban, le dejaron ir. Espero que entiendan que la opinión que sobre el Carlismo exprese un sedicente liberal racista y filonazi carezca de valor y no merezca ninguna consideración.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail