Ante las elecciones generales del 20-XII-2015

ELECCIONES GENERALES DEL 20 – XII – 2015

El día 20 de diciembre próximo es una oportunidad para parar, desmontar y revertir las políticas llevadas a cabo por el Gobierno del PP estos 4 años atrás que, de la crisis aguda, nos han instalado en la crisis crónica y permanente.

Por una parte, ha aumentado el número de pobres, y, por otra, también lo ha hecho el número de los muy ricos, así que está claro que también ha aumentado la desigualdad social; y la disminución en la participación del porcentaje en la “Renta nacional” por parte de la mayoría social trabajadora ha ido en favor de la minoría rica que vive de las rentas del capital que posee.

Según el último barómetro del CIS el PP sacaría el mayor número de escaños, seguido por el PSOE, Ciudadanos, y Podemos; o sea que el bipartidismo “puro” desaparecería, pero se podría recomponer. Aunque el fin de las encuestas es explorar y reflejar la realidad social, o una tendencia, también se pueden manipular influyendo en favor de la tendencia hacia una determinada opción electoral, reduciendo el “campo visual de las opciones”. Puede ser el caso, porque el PP lo tiene muy mal en Andalucía, Catalunya, y Euskadi; el PSOE lo tiene mal en Catalunya, Euskadi, y Navarra; a Ciudadanos lo llevan en volandas los Medios de Comunicación, en manos del gran capital en un 95% y que es sabido que manipulan la información (los Medios de comunicación españoles son los que merecen menor credibilidad de todos los de la Unión Europea, y son los segundos a nivel mundial, después de los de USA), y Podemos está siendo el centro de ataque de todos los anteriores, sin Medios a su servicio, que, por contra, no hacen sino deformar y airear sus menores incoherencias,  salvo Internet, y el boca a boca.

En el análisis no pueden quedar en el olvido Izquierda Unida con sus alianzas, los partidos nacionalistas en Catalunya y Euskadi, ni las “confluencias” de izquierda que han conseguido firmar un acuerdo de candidatura electoral, a última hora. También estaría la coalición electoral “Recortes Cero” con la que mantuvimos contactos en las elecciones europeas del año pasado.

El resultado final puede ser catastrófico y sumirnos en la desilusión e impotencia durante otros 40 años más.

A un lado está el PP, y al otro, Podemos; en medio están PSOE y Ciudadanos, a la espera de la opción más favorable para sus intereses partidistas. Por un lado, PSOE podría unir sus votos a los de Podemos, y Ciudadanos a los del PP; también podrían unir sus votos PSOE y Ciudadanos, y pudiera suceder la “gran coalición” entre PSOE y PP, a la que podría unirse Ciudadanos en una situación que ellos mismos calificarían de “emergencia nacional”. Las diversas “confluencias” de izquierdas unirían sus votos a los de Podemos. ¿Hacia qué lado se inclinarán los nacionalistas?.

Digamos que aunque la “derecha” va desunida, lo hace para no perder, sino aumentar, su espacio electoral. La “izquierda”, en cambio, ve dividido su espacio electoral natural, y mayoritario, por el afán de supervivencia y visibilidad de las diversas organizaciones sociales y políticas en que se divide; en las negociaciones de las alianzas no ha primado el sacrificio particular, en beneficio de la sociedad en general, de la mayoría social que nos ganamos el pan con nuestro esfuerzo personal, ni de los empobrecidos por la estafa del capital financiero y especulador.

El Partido Carlista no va a imitar esta falta de ejemplaridad. No estamos en condiciones de presentar candidatura, y hemos sido objeto de ninguneo desde…, pero no vamos a caer en el desánimo, y,  con nuestro voto, vamos a apoyar nuestra opción, la que defiende la redistribución de la riqueza generada con el trabajo de la economía real del día a día, la que valora más el Trabajo que el Capital, la que antepone la participación preeminente del ciudadano en los asuntos públicos que le afectan a cualquier nivel (subsidiariedad) frente a leyes que, por definición, son variables y al servicio del ciudadano, y no al revés, en los distintos ámbitos  en los que su vida se desarrolla (autogestión, autodeterminación).

Y concretando más, no daremos el voto a ningún Partido inmerso en la corrupción política (aprovechamiento de los recursos públicos en beneficio privado), PP, PSOE, CDC, ni a ningún Partido o alianza de partidos que esté a favor del TTIP (PP, PSOE, Ciudadanos, CDC ), ni que niegue o dificulte un referéndum en Catalunya, ni en cualquier Autonomía, Región, o Comarca, o Municipio.

El Partido Carlista antepone el servicio a la Sociedad sobre el propio Partido; tal vez esta tendencia  haya contribuido a vernos en la situación en la que estamos como organización, pero no vamos a renunciar a nuestra razón de ser y existir.

Pamplona, 13 de noviembre de 2015

Jesús Mª Aragón Samanes.   SGF

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

One Response to Ante las elecciones generales del 20-XII-2015

  1. Albar dice:

    Pues me parece muy bien. No os desanimeis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *